Loading...
Invitado


Domingo 30 de agosto de 2015

Portada Principal


Cultural El Duende

BARAJA DE TINTA

Amalia Villa de la Tapia, primera aviadora boliviana

30 ago 2015

La Teniente Coronel Amalia Villa de la Tapia nació en Potosí el 22 de junio de 1893 y falleció a los 101 años el 4 de marzo de 1994 en Cochabamba. Hija de Eduardo Villa Díaz y  Ernestina de la Tapia, vivió su infancia en Bolivia y residió gran parte de su vida en Perú y países de Europa. A pesar de ser maestra de primaria, estudió en la Escuela Civil de Aviación de Bellavista en Lima, graduándose como piloto el 15 de marzo de 1922. A continuación tres cartas que forman parte de la biografía novelada "Amalia. Desde el espejo del tiempo" de la académica de la lengua Gaby Vallejo Canedo

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

De Maurice Nott, Director de la Escuela Civil de Aviación Bella Vista (Perú) a José Nogales, Alcalde de Potosí (Bolivia) solicitando apoyo económico para la compra de un avión a beneficio de la aviadora Amalia Villa de la Tapia. La nota nunca recibió respuesta.

Lima, julio 12 de 1921

Al Señor

Alcalde de la ciudad de Potosí

José N. Nogales

Señor Alcalde:

Me es honroso comunicarle que la alumna potosina señorita Amalia Villa de la Tapia, que estudia en la Escuela Civil de Aviación de Bella Vista, de mi dirección, ya se halla en condiciones para poder presentarse al último examen de esta carrera.

Los profesores de la última sesión de perfeccionamiento en que se encuentra manifiestan que su inteligente compatriota ha demostrado en todos los estudios teóricos y prácticos a los que se le ha sometido, las más señaladas pruebas de aprovechamiento. En consecuencia ya se halla expedita para poder brevetearse dentro de tres meses. Ante el mérito de estos informes viene el que opino que esta alumna es acreedora de toda efectiva ayuda. Su aplicación influye grandemente de la circunstancia de pertenecer al bello sexo, para que merezca la más franca protección al haber tenido la abnegación suprema de dedicarse a una profesión de perenne peligro y tan seguro y útil para la patria.

De conformidad con el reglamento exterior de esta Escuela de Aviación, cumplo, Señor Alcalde, con manifestar a Ud., esta indudable grata noticia. Estatuye también el reglamento exterior de este Instituto el que, los vuelos finales de examen de grado, sean ejecutados en aeroplanos de propiedad del candidato.

Aprovecho esta circunstancia para felicitar a Ud. Señor, idénticamente a todo el concejo y en su nombre a todo el pueblo de Potosí, al haber dado una hija de tanto valor y patriotismo.

Sírvase Ud. igualmente, señor, recibir las seguridades de mi consideración más distinguida.

Dios guarde a Ud.

Capitán Civil Maurice A. Nott.

Director de la Escuela de Aviación de Bella Vista

De Amalia Villa de la Tapia a los Parlamentarios de Bolivia agradeciendo la propuesta del Proyecto de Ley para subvenir estudios de perfeccionamiento en aviación. La piloto no obtuvo los recursos ni el avión

Lima, enero 25 de 1922

Señores

J. M. Balcázar. Pedro Gutiérrez.

P.N. López

La Paz

Muy distinguidos señores:

Es en mi poder y en mi conocimiento la acción nobilísima que han tenido Uds. Para conmigo al haber presentado al Congreso Nacional un proyecto de ley pidiendo se consigne en el Presupuesto de 1922 la suma de tres mil bolivianos para subvenir los gastos que demanden mis estudios de perfeccionamiento en la enseñanza de la carrera de aviación.

Quédoles señores diputados inmensamente agradecida y lleno mi espíritu de fe en la plegaria del más puro y grande patriotismo, prometo corresponder debidamente a la gracia de que se me hace acreedora.

(�) De lo más íntimo y vivificante de la cultura americana, tradúcese claramente, el que ya en Bolivia han surgido ideas de salvadoras y necesarias renovaciones� ante este elocuente y singular adelanto que se ha operado visiblemente en todo su territorio, no era natural se excluyera a la aviación. Justo era recordarla y devolverla dentro de su amplio concepto patriótico, sin limitaciones ni restricciones, en su cabal integridad�

Acepten señores diputados, mi más profunda estimación y mi cordial amistad.

Amalia Villa de la Tapia

De Amalia Villa de la Tapia a un pariente en Potosí, luego de enterarse que la Cámara Legislativa del Perú proyectaba para ella un premio de 1.000 libras esterlinas, y que el Municipio de Lima diseñaría una medalla con su imagen como "Primera aviadora del Perú"

(...) El entusiasmo indescriptible que hay en Lima a mi favor, ha tenido su más bella expresión con las iniciativas germinadas en las Cámaras. Se ha puesto un premio de 1.000 libras a mi favor por haber sido la primera aviadora PERUANA. Mas, antes de poner en mesa este proyecto se nombró una comisión de dos diputados para que se apersonen a la dirección de la escuela a averiguar a qué nacionalidad pertenecía. Previamente se hizo ese trámite en atención de que corría el rumor de que yo era boliviana. Y sobre la marcha, el proyecto quedó retirado. Por otra parte, en el Concejo Provincial de esta, hubo igualmente favorables iniciativas. Se propuso se me obsequiara una medalla de oro, con mi busto, en mérito a ser la primera peruana que vuela sola y también por ser la primera sudamericana que realiza este hecho.

Todas estas halagadoras perspectivas pasan ante mí como un sueño. Nada puedo aceptar. Todo tengo que rechazarlo. Mi patriotismo está por encima de mis propias conveniencias. Y aunque mis conciudadanos me abandonen a mis propios esfuerzos ¿qué aliento, qué esperanzas podré tener ante la señalada indiferencia de la Municipalidad de Potosí? ¿Ante silencio injusto a no haber siquiera contestado, por cortesía, la nota que la dirección de la escuela le envió?

A pesar de todo, olvidando la dejadez, la indiferencia de mi pueblo, la poca fe que hay en Bolivia respecto a mi persona, prosigo siendo optimista.

Amalia

Para tus amigos: