Loading...
Invitado



Sábado 21 de julio de 2012

Portada Principal




Sábado 21 de julio de 2012
ver hoy
EDITORIAL
Pág 2 
Poesía
Pág 2 
LA PORTADA
Pág 2 
Adicción al sexo – hipersexualidad
Pág 3 
El psicólogo responde
Pág 3 
Pildoritas para el espíritu
Pág 3 
Tips
Pág 3 
EL ARTISTA DE LA SEMANA
Los Gutiérrez
Pág 4 
TU LIBRO
Formas periodísticas
Pág 4 
LA MÚSICA DE LA PATRIA
Pág 4 
PORTAL DE LA SABIDURÍA
Gratitud creadora
Pág 5 
HORÓSCOPO
Pág 5 
Gastronomía boliviana una exquisitez para el paladar
Pág 6 
Daniela Alexandra Leytón Lunda
Pág 7 
Uñas acrílicas
Pág 8 
El sorprendente Hombre Araña, el estreno game de la semana
Pág 8 
Interesante - Insólito - Increíble
Agutíes ladrones salvaron a grandes plantas tropicales de la extinción
Pág 8 
La guerra de las galaxias
Pág 8 
CARAS DE LA TV
Pág 8 
Proteínas
Pág 10 
ANEMIA
Pág 10 
LOS TERCEROS MOLARES O MUELAS DEL JUICIO
Pág 10 
SEXO
ADAPTACIÓN FÍSICA EMOCIONAL SEXUAL DURANTE EL EMBARAZO
Pág 10 
HUMOR
Pág 11 
Revista Tu Espacio

PORTAL DE LA SABIDURÍA

Gratitud creadora

21 jul 2012

Fuente: LA PATRIA

Por: El Alquimista

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

En estos tiempos de suprema tecnología y veloz comunicación global, cada vez es más difícil encontrar personas sinceramente agradecidas, desde lo más profundo de su ser, por el don de la vida, por el aire vital que respiran, por las cosas simples y cotidianas que les dan a sus existencias el verdadero sentido. Nos hemos acostumbrado a tener y recibir todo por sentado, sin agradecerlo, como si fuese obligación del Universo darnos todo lo que necesitamos sin tener que retribuirle por lo menos con un sentimiento de gratitud consciente que nazca de nuestro corazón en base a la comprensión de que somos criaturas privilegiadas, que tenemos a nuestro alcance, en abundancia, todo lo necesario para vivir. Esa falta de gratitud por las bendiciones y dones que recibimos cotidianamente en forma silenciosa y oculta, por parte del universo que nos rodea, que nos cobija, que nos nutre y alimenta, que nos energiza, es una de las consecuencias por las cuales la humanidad ha perdido el sentido de conexión con la fuente verdadera de vida, de plenitud y de felicidad.

Nos consideramos autosuficientes y pensamos que podemos lograr todo lo que nos proponemos sólo con nuestro esfuerzo, sin darnos cuenta que todos estamos conectados, energética y espiritualmente y que todos dependemos de todos y que todo viene a nosotros gracias al amor infinito de la Madre Naturaleza y del Padre Cósmico. Somos como gotas de agua del gran océano de vida. Somos células de un gran órgano vital del planeta, la humanidad. No existe dentro ni afuera, somos todos miembros de una gran familia planetaria de seres que deberíamos vivir en perfecta armonía, agradeciendo cada instante por el aire que respiramos, por el alimento que consumimos, por el sustento que recibimos.

La gratitud es el sentimiento que nos conecta con el éxito. La gratitud es la sensación que nos brinda la oportunidad de experimentar la plenitud. La gratitud es el camino para experimentar el amor verdadero.

Las personas malagradecidas son infelices y se van quedando solas y olvidadas, por el contrario, las personas agradecidas siempre están rodeadas de otras personas que expresan gratitud y amor.

Para sentir gratitud, sólo es necesario tomar conciencia de la ubicación en la que nos encontramos en el rayo de la creación y comprender como el universo que nos rodea, nos brinda todo lo que necesitamos para vivir en abundancia y discernir que lo importante para recibir todo lo que necesitamos es nuestra actitud interna; si expresamos gratitud sincera, consciente, se nos abren las puertas a la abundancia y plenitud, por el contrario si tenemos una actitud egoísta y desagradecida, nos cerramos las puertas a la felicidad.

Aprendamos a vivir felices y agradecidos, de instante en instante, buscando expresar el reino de los cielos en nuestro interior, que todo lo demás se nos dará por añadidura. Esta es una de las enseñanzas más importantes del Maestro de Maestros que es indispensable aplicar en nuestras vidas de momento en momento sin olvidarnos de ir expresando profundo agradecimiento por el don de la vida y por el don del libre albedrío que nos dan la oportunidad de experimentar el amor y la sabiduría del universo cada instante de nuestras existencias.

Como dice una de las canciones más bellas que interpretaba la inolvidable Mercedes Sosa: “Gracias a la vida que me ha dado tanto…”, debemos elevar nuestras odas de agradecimiento cotidianamente al Padre Eterno, expresando alegría, paz y plenitud en gratitud por esta hermosa vida que nos toca vivir.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: