Loading...
Obsequio por cuarentena



Sábado 19 de marzo de 2011

Portada Principal




Sábado 19 de marzo de 2011
ver hoy
CONTENIDO
Pág 2 
EDITORIAL
Pág 2 
¿Qué está aprendiendo mi bebé?
Pág 3 
El psicólogo responde
Pág 3 
Pildoritas para el Espíritu
Pág 3 
TIPS
Pág 3 
Semblanza
Carlos Martínez: “La música es la forma en que el alma se puede expresar a plenitud extrema”
Pág 4 
Música de la A a la Z
Pág 4 
HORÓSCOPO
Pág 5 
PORTAL DE LA SABIDURÍA
Padre Universal
Pág 5 
LA PATRIA, 92 años al servicio de Bolivia
Pág 6 
Michaela Jiménez, divertida y atractiva
Pág 7 
Tratamientos Capilares
Pág 8 
Interesante - Insólito - Increíble
Un niño de 3 años, el alcohólico más joven del Reino Unido
Pág 8 
Cinco razones para no renunciar al café
Pág 8 
Las recopilaciones de videojuegos y su adaptación a nuevas consolas
Pág 8 
Remodelar no es demoler
Pág 8 
Una linda tarjeta para el Día del Padre
Pág 9 
Usos en Odontología
Pág 10 
¿Cómo reducir la celulitis?
Pág 10 
¿Se debe confesar la infidelidad?
Pág 10 
Dieta mediterránea, ejemplo de nutrición preventiva
Pág 10 
HUMOR
Pág 11 
Revista Tu Espacio

¿Qué está aprendiendo mi bebé?

19 mar 2011

Fuente: kidshealth.org

El juego es la principal manera por la que los bebés aprenden a moverse, comunicarse, relacionarse con los demás y entender su entorno. Y durante el primer mes de vida, su bebé aprenderá a interactuar con usted.

Una de las primeras cosas que su bebé aprenderá es a asociar la sensación del contacto con usted, el sonido de su voz y su cara con la satisfacción de sus necesidades de cariño y comida. Puede alentar a su recién nacido a que aprenda estimulando sus sentidos de manera positiva: Con sonrisas, sonidos relajantes y caricias suaves.

A un recién nacido le encanta mirar las caras, sobre todo la de su mamá. Igualmente, en los primeros días y semanas de vida, los recién nacidos pueden reconocer la voz de su madre. Su hijo responderá a su voz (o a otros sonidos interesantes) dando la impresión de ponerse alerta y reduciendo su actividad. El bebé puede intentar averiguar de dónde proviene el sonido mirando a su alrededor y girando la cabeza.

Cuando usted sonríe y habla con su hijo, su cara y el sonido de su voz se convierten en signos familiares para calmarlo y consolarlo, y su hijito aprenderá a asociarla a usted con la nutrición, el calor y el contacto tranquilizador.

Los bebés nacen con reflejos o respuestas programadas a ciertos estímulos, como el contacto. Estos reflejos ayudan a garantizar la supervivencia. Pero también ofrecen al bebé la oportunidad de interactuar con el mundo. Por ejemplo, el reflejo de succión se provoca acariciando suavemente las mejillas de un recién nacido. La respuesta del lactante consiste en girar la cabeza y la boca hacia ese lado, dispuesto a comer. A las 3 semanas de edad, los bebés se vuelven hacia el pecho o hacia el biberón no sólo como un reflejo, sino también porque han aprendido de dónde viene el alimento.

Durante el primer mes de vida, su recién nacido dedicará mucho tiempo durante el día a dormir o a estar adormilado. En las siguientes semanas o meses, su bebé madurará y estará más despierto o alerta durante períodos más largos. Es importante que reconozca cuándo su bebé está alerta y preparado para aprender y jugar y cuándo prefiere que no se le moleste. Un bebé que está tranquilo y alerta podrá prestar atención y responder e interesarse por lo que sucede a su alrededor.

Si el bebé está despierto pero activo (retorciéndose, agitando los brazos o pateando) o inquieto, es menos probable que centre su atención en usted. Es posible que se agite o empiece a llorar cuando intente llamar su atención. Éstos son signos que pueden indicar que su bebé puede estar excesivamente estimulado.

Las siguientes ideas pueden servir para estimular a su hijo a jugar y aprender:

Ponga música relajante, coja a su bebé en brazos y mézalo suavemente con la melodía.

Escoja una canción relajante o una nana y cántesela dulcemente con frecuencia a su bebé. Las palabras y sonido conocidos tendrán un efecto relajante, sobre todo cuando esté inquieto.

Sonría, saque la lengua y haga otras muecas que su pequeño pueda estudiar, aprender e imitar.

Utilice un juguete favorito del bebé para que centre su atención en él y lo siga, o agite un sonajero para que su bebé lo localice.

Deje que su bebé pase ratos en los que esté despierto descansando sobre su barriguita para ayudarle a fortalecer el cuello y los hombros. Vigile siempre al bebé mientras esté boca abajo, y ayúdele si se cansa o se frustra de estar en esa posición. Nunca acueste a su hijo boca abajo; los bebés deben dormir sobre la espalda, para reducir el riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita de los lactantes.

Tenga en cuenta que los bebés se desarrollan a diferentes velocidades, y que existen una gran cantidad de posibilidades dentro del desarrollo normal. Si le preocupa algo sobre la habilidad para ver y oír de su bebé, o si le parece que su bebé no se está desarrollando en algún otro aspecto, hable con su pediatra.

Fuente: kidshealth.org
Para tus amigos: