Loading...
Invitado



Miercoles 05 de febrero de 2014

Portada Principal




Suplemento Policial

En el municipio de Toledo

Un rayo mata a una madre y sus dos hijas

05 feb 2014

Fuente: LA PATRIA

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Esta es una historia de esas trágicas que cuesta contarlas por el modo que ocurrió. En esta ocasión es atribuible a la naturaleza que desencadenó su ira sobre tres personas inocentes, al descargar la potencia de un rayo sobre una madre y sus dos hijas.

Era el sábado 1 de febrero, los familiares de las tres víctimas se comunicaron por última vez vía celular en horas de la mañana; para la tarde ya no había rastro de ninguna de ellas.

Al día siguiente, 2 de febrero, un “tractorista” fue por la morada de las tres mujeres, sin embargo, no las encontró y como si presintiera algo, las fue a buscar por el campo; grande fue su sorpresa al verlas botadas en el piso. El temor se apoderó de su ser e inmediatamente retornó para comunicar lo que había visto.

Los cuerpos recién fueron recogidos el lunes 3 de febrero y llevados en primera instancia hasta la posta de salud de Toledo, en la ambulancia del centro médico. Más tarde velaron los cuerpos y ayer se les dio cristiana sepultura a las tres, una al lado de la otra, en el cementerio de Toledo.

HERMANO

El hermano doliente, Honorato Choque dijo que falleció su hermana y sus dos sobrinas, presumiblemente el sábado por la tarde, debido a la caída del rayo.

“Me enteré el domingo, porque ese día recién encontraron sus cuerpos. Ellas estaban en el campo, en la pampa, se dedicaban al pastoreo de ovejas. Una de ellas (Laura) iba a cumplir 13 años, la menor iba a cumplir cuatro años el 10 de abril; mi hermana (Sonia Choque) tenía 27 años”, afirmó al indicar que la última vez que hablaron fue a mediados de enero y su hermana se notaba triste.

Por su parte, el director del establecimiento educativo “Anselmo Nieto”, Zenón Acapa manifestó que de un tiempo a esta parte hay un cambio climatológico, ya que en su niñez, se podía advertir las cuatro estaciones del año, pero ahora no ocurre eso.

“Esto es algo patético, ya que nos cuentan los familiares de la difunta que el sábado se comunicaron por celular, por la tarde ya no. Pero, el día domingo en horas de la mañana un probable conviviente de la difunta, es tractorista, y lamentablemente en la casa no había indicios de estar habitada, solo sus ovejitas estaban por ahí pastando, consumiendo los papales, quinuales, era algo raro”, contó.

Argumentó que más adelante el tractorista buscó y se percató de la existencia de los cuerpos. Indicó que el domingo no se pudo recoger los cuerpos, porque la ambulancia no estaba disponible y que recién trabajaron el lunes.

“Ahí nos anoticiamos que la niña Laura estaba el año pasado en sexto de primaria y era nuestra alumna, quien falleció junto a su madre y hermanita, nos enteramos a eso de las 12:00 horas y con ayuda de la ambulancia y personeros del hospital de Toledo, fueron al lugar del hecho y las velamos en el salón de actos de nuestra unidad educativa”, manifestó.

Señaló que hicieron una cuota para comprar un ataúd para la niña. Asimismo, lamentó la pérdida de su alumna porque era una de las mejores estudiantes.

Uno de los testigos del levantamiento de los cuerpos, fue el chofer de la ambulancia, Lucio Orocondo, quien señaló que se descubrieron entre los objetos que portaban un radio receptor marca Sony y un celular, que posiblemente hayan sido las pertenencias que atrajeron el rayo.

MÉDICO

El médico de turno del Centro de Salud “Hospital Toledo”, David Flores dijo que el lunes 3 de febrero se registró a tres personas que fueron recogidas a 11 kilómetros al Noroeste de Toledo. “De acuerdo a lo que se tiene registrado, el médico acompañado del personal de turno, se dirigieron del centro de salud al rancho de Jiwaya. Sucedió aparentemente un accidente, por las intensas lluvias que se tiene, aparentemente cayó un rayo y produjo el deceso de tres personas”, explicó.

Afirmó que en el lugar se encontraron a las tres personas, con ropas húmedas, con una rigidez cadavérica de más de doce horas. La persona de 27 años estaba en una posición de cúbito dorsal, presentando una herida en la región occipital por la cual fluía sangre. En la parte anterior, presentaba una especie de escoriación desde la parte torácica anterior hasta la parte occipital.

La niña de 12 años estaba en posición de cúbito ventral, le salía sangre por la nariz y la segunda niña de tres años, estaba en posición de cúbito ventral y no presentaba ningún signo de violencia.

“Esos son los datos que tenemos y que fueron dotados por el personal que participó del levantamiento de los cadáveres. Por las características en que se encontraban los cuerpos recibieron una descarga eléctrica que ocasionó un paro cardiaco”, añadió.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: