Loading...
Invitado



Sábado 12 de febrero de 2011

Portada Principal




Sábado 12 de febrero de 2011
ver hoy
CONTENIDO
Pág 2 
EDITORIAL
Pág 2 
Cinco ideas para dormir mejor
Pág 3 
El psicólogo responde
Pág 3 
Pildoritas para el Espíritu
Pág 3 
TIPS
Pág 3 
Daniel Deglane: La música “es un desahogo y una forma de liberar mi espíritu”
Pág 4 
Música de la A a la Z
Pág 4 
HORÓSCOPO
Pág 5 
PORTAL DE LA SABIDURÍA
Generosidad y Amor
Pág 5 
Encantos de mi tierra
El Poncho un lugar místico y pleno de energía
Pág 6 
Karol Paiva, glamour y belleza
Pág 7 
La depilación
Pág 8 
Interesante - Insólito - Increíble
Los precios de los alimentos tocan su nivel más alto en 20 años
Pág 8 
Interesante - Insólito - Increíble
¿Golpeará Apophis a la Tierra en 2036?
Pág 8 
El orden ante todo
Pág 8 
Canasteras y vestidos coloridos, moda en las próximas ferias y romerías
Pág 8 
Una tierna etiqueta para cuaderno
Pág 9 
Remedios caseros contra el mal aliento (II)
Pág 10 
Ejercicios para contrarrestar el estrés
Pág 10 
Sexo
De besos
Pág 10 
Menú típico de pérdida de peso III
Pág 10 
HUMOR
Pág 11 
Revista Tu Espacio

Sexo

De besos

12 feb 2011

Fuente: enplenitud

Por: Francisco Pardave

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Hay tantos besos como intenciones. Cada persona puede armar su propia clasificación. Durante mucho tiempo los que llegaban a inquietarme eran los que aparecían en el cine.

Se dice que los hay apasionados, manipuladores, seductores, amistosos, traidores, entregados, tristes, resignados y divertidos. Podían querer decir hola o adiós, ya veremos, o para siempre. Son besos generosos y exigentes, dependientes y autónomos, abren negociaciones o cierran tratos.

Los únicos besos que son fáciles de identificar son los primeros. Son los besos que nos dan la bienvenida a un mundo hostil y maravilloso. Son los besos inocentes, fraternales. Los besos de mamá cuando íbamos al frío y a la escuela.

Los besos de papá, pocos pero sinceros. Los besos familiares. Los besos entre amigos, esos besos del afecto. Besos que se dan dos personas que no saben si van a volver a encontrarse.

Y hay besos espantosos. Una caricia no querida nos produce el disgusto de un beso que abruma. Existen besos que son insoportables. Los niños lo saben y rechazan los besos de niñas, tías y extraños.

El primer beso en la boca es un sello indeleble. Puede ser amargo, dulce, inocente, procaz, apasionado o fugaz. Ese beso permite descubrir que la lengua no tiene como único destino agitar las palabras.

Siempre hay alguien en la vida que te enseña a besar. El resto se aprende con el tiempo y por añadidura. Pero la primera vez siempre es complicada.

Cómo elegir el beso preciso, el más precioso.

He aquí la cuestión ¿lengua o labio? Están también los besos que no nos atrevimos a dar. Los besos que perdimos por pudor o falta de coraje. Esos gestos que no sabremos a qué sitio del amor podrían habernos conducido.

Nunca hay que anunciar un beso. Hay cosas que se dicen y cosas que se hacen. En la desafortunada frase tengo ganas de besarte se puede perder la partida.

Durante mucho tiempo, utilicé unos versos para llegar a los labios de algunas damas sensibles: “Boca que arrastra mi boca/ boca que me has arrastrado/ boca que vienes de lejos/ a iluminarme de rayos./ Alba que das a mis noches un resplandor rojo y blanco/ boca poblada de bocas/ pájaro lleno de pájaros”.

No hay peor ayuno que la falta de besos. Los labios se agrietan, el alma se encoge y la muerte encuentra campo propicio para sus soplidos siniestros.

Hay que besarse mientras quede aliento. Pero cuidado: Nunca digas esta boca es mía.

Fuente: enplenitud
Para tus amigos: