Loading...
Invitado



Sábado 05 de febrero de 2011

Portada Principal
Sábado 05 de febrero de 2011
ver hoy
CONTENIDO
Pág 2 
EDITORIAL
Pág 2 
Afrontar el cáncer
Pág 3 
El psicólogo responde
Pág 3 
Pildoritas para el Espíritu
Pág 3 
TIPS
Pág 3 
ODAS, creatividad y pasión por la música
Pág 4 
Demi Moore y su hija ¿Quién es quién?
Pág 4 
Música de la A a la Z
Pág 5 
HORÓSCOPO
Pág 5 
PORTAL DE LA SABIDURÍA
Nuestra Morada Planetaria
Pág 5 
Minicalvario, manifestación popular en honor a la Virgen del Socavón
Pág 6 
Ángela Guzmán en Tu espacio
Pág 7 
Maquillaje de fantasía
Pág 8 
Interesante - Insólito - Increíble
Cuanto más grande es tu cintura, más pequeño tu cerebro
Pág 8 
Interesante - Insólito - Increíble
Presentada en Brasil “la mayor orquídea del mundo”, con 2,5 metros de altura
Pág 8 
El videojuego como movimiento urbano
Pág 8 
La nanotecnología en la ropa
Pág 8 
Una elegante servilleta
Pág 9 
Remedios caseros para combatir el mal aliento
Pág 10 
Régimen de ejercicios
Pág 10 
Sexo
Sexo y felicidad
Pág 10 
Grasas que ayudan a nuestra salud
Pág 10 
HUMOR
Pág 11 
Revista Tu Espacio

Sexo

Sexo y felicidad

05 feb 2011

Fuente: enplenitud.com

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

La gente a menudo cuando experimenta placer tiende a estar más feliz y suele ser más agradable. El sexo es una de las maneras más sanas y más hermosas de experimentar placer. Por eso muchas de las personas que tienen una relación a largo plazo obtienen una legitimidad sexual a partir de la confianza y la seguridad que le brinda su pareja.

En materia sexual existen muchas disciplinas que ayudan a lograr una espiritualidad al hacerlo, como por ejemplo el sexo Tántrico o el Taoísta. Estas prácticas posibilitan la unión del cielo y la tierra (sexo y espíritu). De esta forma es posible liberar el alma y poder celebrar su propio cuerpo más que negarlo.

El placer entonces se convierte en algo universal, en una elevación y una experiencia curativa que hace que uno esté más cerca del otro, y no anhelar la individualidad o la impulsión a un profundo egoísmo. De hecho, según estas prácticas la ausencia de placer es lo que trae sufrimiento.

La privación del placer corporal tiene un impacto directo en la cantidad de violencia e ira que contiene una persona. La relación recíproca entre el placer y la violencia es tal que una inhibe a la otra; cuando el placer físico es alto, la violencia física es baja. Y cuando la violencia es alta significa que ese individuo no encontró placer físico todavía.

Esta premisa básica nos provee las herramientas necesarias para formar un mundo de individuos pacíficos, cariñosos, cooperativos. La sexualidad sagrada es una de esas herramientas. Retomando a estas dos motivaciones -sexo y espíritu- nos permitirá curar el daño que su separación ha causado.

Pocas cosas podrían ser tan importantes para su felicidad como una relación satisfactoria, y la sexualidad apasionada y sana es una de las llaves más importantes para abrir la puerta del éxito de esa relación.

Igualmente importante, la responsabilidad en una relación a largo plazo es esencial para crear una legitimidad moral para lograr tener sexo apasionado. La receta es (aunque no necesariamente es fácil): Relación responsable + sexo apasionado = felicidad inacabable.

Sin embargo, incluso mientras que el sexo ahora se exhibe más abiertamente, es más libremente accesible y es examinado casi obsesivamente, en una escala social permanece como separado el corazón del alma, efímero y esencialmente físico.

Mientras que en realidad el sexo puede ser una expresión de amor genuino, como un medio para ganar energía, una herramienta que estipula el valor de cada persona, un desprendimiento de la tensión y estrés rutinario, o un escape hedonístico.

El sexo puede hacer que uno se sienta bien, pero aún para muchas personas sigue siendo malo, al igual que la mayoría de los placeres. Aunque la búsqueda del placer es parte del sueño cotidiano de cada persona, en realidad es una caza de culpabilidad, filtrada con la noción de satisfacción corporal o que el cuerpo está en contra del alma.

La gente está casi obligada a elegir entre uno o lo otro, donde sólo el placer es importante y todas las otras formas de placer decaen o niegan el placer espiritual.

Fuente: enplenitud.com
Para tus amigos: