Loading...
Obsequio por cuarentena


Domingo 04 de enero de 2015

Portada Principal
Cultural El Duende

El pensamiento libre y la recurrencia en el tema epistolar

04 ene 2015

Reafirmando su vocación plural, el suplemento literario El Duende, desde esta edición, tendrá robustecido su contenido con la incorporación de un notable pensador como columnista y la presencia inagotable de las notas epistolares que hacen historia.

En el primer nivel, el Suplemento quincenal contará con la invaluable colaboración del filósofo y Académico de la Lengua Dr. Hugo Celso Felipe Mansilla, para abordar en cada entrega cuestiones de su amplia erudición.

En cuanto a las cartas, en los años 2004 y 2005 El Duende publicó en su sección “El dulce vicio de escribir” una constelación de 54 cartas para mostrar cómo mediante la correspondencia, la intimidad entre dos personas distantes puede ser contada a través de misivas y diarios con solo la voluntad de comunicarse y, rastreando, constituirse en parte de la historia de la humanidad. Por ello nos proponemos que las cartas sigan redivivas en las páginas de El Duende no solo por las circunstancias de quienes escribieron y de sus receptores, sino también mostrar el aura literario de su contenido.

En este 2015, tras el cierre del ciclo de “El músico que llevamos dentro”, El Duende retoma el material epistolar sustentado por un puñado de cartas heterogéneas como aporte a la comprensión de ciertos períodos históricos propiciando un acercamiento a la vida y obra de los escritores. El hito hemos denominado “Baraja de tinta”.

Al mismo propósito, será bueno repetir aquí lo que decía la escritora orureña Hilda Mundy, publicada en 1936:

“Cuando se contempla de cómo un hombre, teje la trama epistolar a pluma y tinta, hay una reminiscencia del gusano de seda emprendiendo la maravilla de su obra. Y la vista de tres, cuatro, cinco cartas virtuosamente cerradas, de súbito despliegan el abanico de la suposición…

Abrirlas, siendo ajenas, es un goce inefable, multipligustado, bendito, imponderable. En ésta quién sabe existe el arrebol de un pecadillo… en aquella: la escala cromática de unos celos… en otras: desafíos trágicos… disparos en proyecto… suicidios en estado embrionario… etc… etc… Sin límite: la carta es un pensamiento ensombrado y viajero que encierra un mundo de sugerencias…”

Sean los lectores bienvenidos a estas secciones remozadas.

Luis Urquieta Molleda

Para tus amigos: