Loading...
Invitado



Miercoles 26 de mayo de 2010

Portada Principal




Suplemento Policial

Proviene de una familia humilde y numerosa de 12 hermanos

Un adolescente cayó en las redes de los narcotraficantes

26 may 2010

Fuente: LA PATRIA

Fue reclutado al salir del colegio donde estudiaba en la ciudad de El Alto • Lo conquistaron, porque quería ser parte de la banda de músicos del colegio • Tenía ansiedad de ganar “honestamente” unos pesos para ayudar a su madre

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Un adolescente de 17 años, que en realidad es un niño de 15 años, proveniente de una familia humilde y numerosa, compuesta por doce hijos, cayó en las redes de los narcotraficantes, que sin escrúpulo alguno y tocando las fibras íntimas del menor, lo reclutaron a la salida de su colegio la semana pasada, para convertirlo ahora en un reo más de la Cárcel Pública “San Pedro” de ésta ciudad, donde fue recluido al haberse descubierto que estaba en poder de siete bolsas nylon con contenido de siete kilos de sulfato base de cocaína, en un bolsón de mano.

Animado por la ganancia que iba a lograr, Bs. 200.00, miserables para el transporte de 7 kilogramos de cocaína, cuyo costo en el mercado local es de $us. 4.000, el niño sin dar aviso a sus padres y en forma clandestina, aceptó la oferta de transportar el bolsón hasta Oruro y entregar a una persona X en la terminal de buses, la que no apareció, ni llamó al celular que le entregaron y que ello, movió sus fibras íntimas que lo inquietaron y lo pusieron sumamente nervioso, que levantó sospechas en los efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), que en forma permanente realizan tareas de inteligencia en la interdicción de drogas, que al revisar el bolsón de mano, hallaron la mercancía.

Los mismos funcionarios policiales, presumen que el niño fue utilizado “como carne de cañón” y que al ser visto al lado de personas desconocidas (los policías) él o los en cargados del recojo de la droga, ya no lo hicieron, dejando a su suerte al menor, que fue conducido a dependencias de la Felcn, donde el Fiscal de Materia, adscrito al organismo policial, Rubén Arciénega Llanos, constató que se trataba de un niño en poder del bolsón de mano con 7 bolsas nylon de sulfato base de cocaína, que sometido a prueba de campo dio positivo con un peso de 7 kilogramos.

INOCENTE

El niño cayó en forma inocente en las garras de los narcotraficantes, que sin saber incluso qué era lo que transportaba para ganarse los 200 bolivianos prometidos, que estaban destinados a la compra de un tambor para integrar la banda de músicos del colegio donde estudiaba en la ciudad El Alto, al igual que sus compañeros de estudio y con el dinero restante ayudar a su madre en sus necesidades, porque tiene doce hermanos, se sorprendió cuando los policías de civil lo aprehendieron y luego de hacerle conocer sus derechos constitucionales, que tampoco entendió, se puso a llorar amargamente reclamando la presencia de su madre, cuando se enteró que estaba detenido.

El menor tenía en mente retornar a la ciudad de El Alto, a las 8:30 ó 9 de la mañana del viernes 21 en que fue aprehendido, luego de cumplir el encargo y aparecer en su domicilio, “como si nada hubiera pasado”, ya que el viaje había emprendido a ésta ciudad a las 4:30 de la madrugada llegando a las 8 horas, para retornar “sin que nadie se dé cuenta” de su ausencia.

SUEÑOS FRUSTRADOS

El comprarse un tambor y ser integrante de la banda de músicos del colegio donde estudiaba junto con sus compañeros de barrio y de curso, así como favorecer con el regalo de una suma de dinero a su madre, que se dedica a tareas de lavar ropa para mantener a sus doce hermanos, son los sueños del niño de 15 años que quedaron frustrados, porque tendrá que pasar varios años para recuperar su libertad de la cárcel, “de no ser que ocurra algún milagro y recupere pronto su libertad, porque no entiende aún, por qué tiene que estar en la cárcel recluido, si sólo estaba cumpliendo un encargo, el de entregar el bolsón de mano, que no efectivizó porque no aparecieron los encargados”.

Informada la madre del hecho, llegó a ésta ciudad compungida y en la esperanza de recoger a su niño, pensando que se había perdido, quedó descorazonada al enterarse de las circunstancias en que fue aprehendido, con un bolsón de mano en poder de 7 kilogramos de cocaína, que le había entregado una persona desconocida en la terminal de buses de El Alto y momentos antes de partir con destino a Oruro.

Desfallecida por el dolor que le causó el informe de que será recluido en el penal orureño, la madre del niño explicó que, JC, que es el hijo del medio de 12 que viven, “este año va a cumplir 15 años en noviembre, por ayudarle le he falsificado el certificado de nacimiento para que pueda ser admitido en el kínder; es mi hijo inteligente y vivaracho, no tiene 17 años; será por eso que lo conquistaron esos malditos narcos”, dijo en medio de un mar de lágrimas, que era incontenibles.

La madre del niño en medio de sollozos tuvo que retirarse de las dependencias de la Felcn y retornar a su residencia, con una enorme carga en la espalda, el de explicar en su hogar, lo que pasó con su hijo.

OPERATIVO

Según el informe oficial proporcionado por el Comandante Departamental de la Felcn de Oruro, Tcnl. DEAP Juan Luis Torrelio Padilla, el viernes 21 del presente mes a las 8:45 horas personal de inteligencia de esa repartición policial realizaba tareas rutinarias en la terminal de buses, habiendo observado la presencia de una persona de sexo masculino que vestía un deportivo de color negro combinado con naranja, portando un bolsón de mano de color plomo, que se encontraba muy nervioso ya que su mirada dirigía con toda dirección, además de observar insistentemente un celular.

Los policías de civil se aproximaron al menor y luego de formularle algunas preguntas, se puso aún más nervioso, lo que hizo que se proceda a la revisión del bolsón, hallando siete bolsas nylon con una substancia amarillenta, que sometida a prueba de campo dio positivo para cocaína. Inmediatamente el menor fue conducido a las dependencias policiales para ser interrogado, explicando simplemente, que cumplía un mandato solicitado por un “caballero” porque le prometieron pagar la suma de Bs. 200 a su retorno a El Alto y que solo le entregaron una mínima suma de dinero para los pasajes.

MEDIDA CAUTELAR

El caso fue derivado al Juzgado Cautelar Nº 3, cuyo titular atendiendo la imputación del Fiscal de Materia adscrito a la Felcn, Rubén Arciénega Llanos, determinó la detención preventiva del menor 17 años, según el carnet de identidad, en la Cárcel Pública “San Pedro” de nuestra ciudad, mientras se sustancie el juzgamiento legal.

JC, como lo llama su señora madre, sin saber leer ni escribir, fue remitido al penal local, en medio de lágrimas, sin poder explicarse el delito cometido.

DESTRUCCIÓN

Cumpliendo con normas vigentes en materia de secuestro e incautación de sustancias controladas, el lunes en horas de la mañana se procedió a la destrucción y quema de los siete kilos de sulfato base de cocaína, previa la prueba de campo y el pesaje correspondiente.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: