Loading...
Invitado



Jueves 14 de marzo de 2013

Portada Principal




Ecológico Kiswara

Descubren restos fósiles de “camellos gigantes de las nieves”

14 mar 2013

Fuente: Apuntes de Naturaleza.-

Por José de Toledo

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Cuando pensamos en los camellos, siempre los imaginamos sobre un paisaje desértico. Rodeados de dunas, en zonas con mucho calor, y generalmente siendo utilizados como medio de transporte. Y sin embargo, esto no ha sido siempre así. Al menos, eso es lo que demuestra el hallazgo de restos fósiles de animales de este grupo en el norte de Canadá, bien pasado el Círculo Polar Ártico.

Al explicar su descubrimiento, los investigadores han hecho mucho hincapié en explicar las condiciones ambientales de esa zona del planeta en el momento en que vivió el animal. Hace 3,5 millones de años la Tierra vivía un periodo de calentamiento. Por lo tanto, las condiciones en el Ártico no eran iguales a la de hoy día. Y sin embargo, este animal habitaba bosques boreales, zonas similares a donde hoy encontraríamos renos, caribúes o zorros árticos.

De hecho, las adaptaciones que permiten a los camélidos actuales tener tanto éxito en los desiertos cálidos son las mismas que incrementarían su esperanza de vida en una zona tan fría. Por ejemplo, las patas anchas y planas sirven tanto para andar por las dunas como para marchar sobre la nieve.

Y aunque el motivo por el que resulta complicado conseguir agua – la falta de ella en el desierto, el hecho de estar congelada en el Ártico – la solución pasa por generar un mecanismo para disponer de ella, como serían las jorobas. El que la forma de acumularla sea como grasa, que por medio del metabolismo se convierte en agua, ayuda a afianzar la explicación de un origen boreal.

Con los resultados de su estudio, los científicos han podido confirmar dos teorías que ya existían. La primera, que los camélidos aparecieron por primera vez en Norteamérica. Los fósiles encontrados en Canadá son los más antiguos de cualquier miembro de este grupo, y son también los que presentan características más basales, más sencillas y primitivas.

La segunda es que el área natural de distribución, las zonas del planeta donde se podrían encontrar estos animales de manera natural, es mucho más amplia de lo que se pensaba. Con estos restos se ha ampliado esa zona en más de 1.200 kilómetros. Ahora falta por saber qué llevó a la extinción a estos camélidos boreales.

Fuente: Apuntes de Naturaleza.-
Para tus amigos: