Loading...
Obsequio por cuarentena



Jueves 02 de julio de 2015

Portada Principal
Ecológico Kiswara

Editorial

El valor de la tierra

02 jul 2015

Fuente: LA PATRIA

Con la idea de que la tierra ensucia nos hemos dedicado a eliminar todo vestigio de ella, creando selvas de cemento, en las que casi no se distingue vegetación y por poco perdimos contacto con la naturaleza.

Por esta razón, cada lugar en el que no intervino la mano del hombre es un tesoro para quienes habitamos este planeta, pues se puede estar en contacto con la naturaleza, con los cuatro elementos que ella posee, tierra, aire, fuego y agua, porque le hacen bien a todo ser vivo.

Sin ir lejos, para descargar todas las emociones y el estrés que daña el cuerpo humano, lo más recomendable es ponerse en contacto con la naturaleza, los practicantes de yoga y otras terapias alternativas recomiendan quitarse los zapatos y medias, a pie desnudo pisar la tierra o el pasto, además de respirar el aire puro.

Los niños que no conocieron el cemento eran muy saludables, porque estaban en contacto con el medio ambiente, es cierto que llegaban a casa, a decir de sus madres, "como ratones de molino", cubiertos de tierra y a veces hasta de barro, pero eran felices y sanos por ese contacto con su hábitat natural.

Los sitios que tienen tierra deben ser preservados y más aún si están cubiertos de vegetación, pues las plantas hacen las veces de pulmones del planeta y mantienen las condiciones óptimas para la vida en este lugar.

Los ciudadanos tenemos la obligación y el deber civil de cuidar las áreas verdes y espacios en los que todavía se pueda tener contacto con la naturaleza, en colaboración hacia las autoridades que son las principales llamadas a preservar esos sitios. Pero a nivel macro, son los gobernantes quienes deben crear políticas y respetar las leyes establecidas para no dañar el medio ambiente, menos aún si se trata de áreas protegidas como los parques naturales, selvas vírgenes, bosques y humedales.

Bolivia posee una inmensa riqueza natural, por eso es visitada y apreciada por extranjeros que perdieron el contacto con la naturaleza, claro que viven en el primer mundo, con adelantos tecnológicos sorprendentes, reales urbes llenas construcciones que cubren el sol, destrozan el paisaje y nublan la vista de quien quiere ver más allá, por eso lo que ellos desean es volver a sus raíces, recuperando el contacto con la naturaleza y llenarse de la energía que brindan la tierra, el astro rey y todo lo circundante a nuestro planeta.

Por tanto, quienes tenemos el privilegio de disfrutar esos prodigios que tenemos al alcance de la mano, debemos aprovechar y ser agradecidos por tan valiosa oportunidad.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: