Loading...
Invitado



Sábado 23 de junio de 2018

Portada Principal




Mundo - Internacional

Obispo Báez agradece a CIDH y llama "cínico" al Gobierno de Nicaragua

23 jun 2018

Fuente: Managua, 22 (EFE)

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

El obispo nicaragüense Silvio Báez agradeció hoy (Ayer) a la CIDH por la presentación ante el Consejo Permanente de la OEA del informe final sobre la crisis de Nicaragua, que ha cobrado 212 vidas en 66 días, y tildó de "cínico" el discurso del Gobierno del país emitido por el canciller Denis Moncada.

"¡Gracias a la CIDH por mostrar la verdad del genocidio perpetrado contra el pueblo de Nicaragua de parte del Gobierno!", publicó el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua en sus redes sociales.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) responsabilizó al Gobierno de Nicaragua de graves violaciones a los derechos humanos en su informe de 97 páginas, en el que eleva a 212 el número de muertos hasta el 19 de junio y concluye que el Estado "violó los derechos a la vida, integridad personal, salud, libertad personal, reunión, libertad de expresión y acceso a la justicia".

En respuesta, Moncada tachó de "parcial" y "subjetivo" el informe presentado en Washington por la CIDH, dijo que "no es política de Estado la represión de las fuerzas sociales y menos el uso arbitrario de la fuerza", y rechazó "las recurrentes e infundadas afirmaciones sobre denuncias hechas contra el Estado de Nicaragua y, en particular, de la Policía Nacional, a la que alude el informe".

"Es vergonzoso el discurso cínico. El cinismo funciona como una droga para no afrontar la realidad, como un sedante para soportar la vergüenza por el mal cometido y como un estimulante para dar apariencia de fortaleza. Al final el cínico acaba intoxicado", resaltó el Báez.

El obispo agregó que "no hay ninguna justificación" para la "violencia represiva desatada por el Gobierno de Nicaragua contra un pueblo pacífico, armado sólo con su anhelo de libertad y democracia".

La notoriedad de Báez, un conocido crítico del Gobierno de Ortega, aumentó durante la crisis debido a sus gestiones ante las autoridades para evitar la muerte de estudiantes universitarios y otros manifestantes, a manos de las "fuerzas combinadas" estatales, entre las que están policías, antimotines, "parapolicías", paramilitares" y grupos oficialistas, armados con fusiles de guerra.

Desde el 18 de abril pasado Nicaragua lleva sumergida en la crisis sociopolítica más sangrienta desde los años de 1980, con Ortega también como presidente.

Fuente: Managua, 22 (EFE)
Para tus amigos: