Loading...
Invitado



Lunes 21 de septiembre de 2015

Portada Principal




Lunes 21 de septiembre de 2015
ver hoy
Oruro 2015
Referendo
P√°g 1 
El reto de consultar al soberano:
Largo proceso para descentralizar el Estado respetando leyes sin vulnerar la democracia
P√°g 2 
Felipe Martínez
Socialización de la Carta Orgánica de Huanuni no se cumplió en su totalidad
P√°g 3 
Ni√Īos disfrutaron del referendo compartiendo con su familia
P√°g 3 
Referendo no impidió feria por el "21 de Septiembre"
P√°g 3 
Por segunda vez masistas desarman tarima de festejo
P√°g 3 
Ciudadanía acudió a votar sin conocer el Estatuto
P√°g 4 
Autoridades oficialistas empezaron la jornada instando a la votación
P√°g 4 
El PP planteará sugerencias para un nuevo estatuto autonómico
P√°g 4 
Gobernador expresó preocupación por poca afluencia de votantes
P√°g 4 
Analistas: No se esperaba el resultado del "No" ganador
P√°g 5 
Autoridades ediles coinciden que referendo fortaleció la democracia
P√°g 5 
Oruro vivió una tranquila jornada democrática
P√°g 5 
Se√Īorita Oruro: Falt√≥ inter√©s para conocer el Estatuto Auton√≥mico
P√°g 6 
Miss Oruro: Leer el Estatuto Autonómico era primordial
P√°g 6 
Autoridad municipal de Cultura cumplió con el deber de votar
P√°g 6 
Secretario de Cultura espera que un nuevo ciclo se inicie
P√°g 6 
Observadores ponderaron proceso democrático para autonomías indígenas
P√°g 7 
Rector UTO, Carlos Antezana
Los referendos que decidan documentos deben ser voluntarios
P√°g 7 
Otro √°ngulo de la jornada electoral
P√°g 8 
Informe Especial

El reto de consultar al soberano:

Largo proceso para descentralizar el Estado respetando leyes sin vulnerar la democracia

21 sep 2015

Fuente: LA PATRIA

Jorge Lazzo Quinteros - Columnista de La Patria

¬ŅFotos en alta resoluci√≥n?, c√°mbiate a Premium...

En nuestro pa√≠s, en el que las consultas ciudadanas se producen con cierta frecuencia dadas las condiciones de inseguridad colectiva sobre el desarrollo de algunas actividades, pr√≥ximas al hecho pol√≠tico y/o los deberes y derechos c√≠vicos de la poblaci√≥n, la convocatoria p√ļblica se institucionaliza y de ah√≠ que plebiscitos o referendos buscan la mayor participaci√≥n de un electorado que todav√≠a tiene algunas dudas sobre la independencia del √≥rgano que propicia estos eventos en busca de establecer y valorar el criterio ciudadano en un marco de respeto a sus derechos y opciones conferidas por la Carta Magna y por supuesto para justificar las inversiones que implica cualquier proceso de consulta ciudadana.

Parece complejo el asunto, empero es parte de un sistema en el que se introduce el modelo de preguntarle al pueblo lo que se quiere definir con tinte de abierta democracia, para alcanzar objetivos que no son precisamente los que están en el ideario mayoritario, pero sí en el imaginario partidario.

Hay que recordar que desde hace un quinquenio est√° vigente la Ley Marco de Autonom√≠as y Descentralizaci√≥n "Andr√©s Ib√°√Īez" que abri√≥ el camino para la redacci√≥n de los documentos regionales en pos de autonom√≠a, una norma que despu√©s de muchas confrontaciones se "adopt√≥" como modelo de todo un proceso descentralizador de la administraci√≥n estatal y dio sus primeros pasos en la zona del oriente, a√ļn antes de establecerse la nueva Constituci√≥n Pol√≠tica del Estado, CPE el 2009, sucedi√≥ en Santa Cruz, Pando y Beni y m√°s adelante dio un salto a Tarija en el extremo sur del pa√≠s.

Sin embargo y por esas cosas del orden político, ciertas suspicacias en el TSE, justamente los estatutos autonómicos de Santa Cruz están pendientes de aprobación, sólo Pando se ajustó a la adecuación exigida, mientras que Beni y Tarija adelantaron sus gestiones. Pasados los referendos de este domingo, se sabrá oficialmente cuántos de los nueve departamentos de Bolivia podrán pasar al ejercicio práctico de sus autonomías en pleno derecho de sus competencias frente al Estado boliviano.

La Constitución Departamental

El objetivo directo de tener Estatutos Autonómicos aprobados, es que este conjunto de reglas "primarias", permitan a los gobiernos departamentales elaborar sus propias normativas en función de sus necesidades, uso de recursos naturales y una administración directa de sus ingresos, de modo que sean satisfechas todas las expectativas ciudadanas pendientes del planteamiento de proyectos y la ejecución de los mismos, con resultados de calidad y seguridad para mejorar las condiciones de vida, en todos los estratos sociales de su población.

Se trata de entender el estatuto como la Constitución Departamental en un marco jurídico cuyas competencias no limiten de modo alguno la elaboración y aprobación de nuevas leyes, induciendo su aplicación al desarrollo departamental.

En pos de más recursos económicos

La idea central del proceso de aplicación de los estatutos autónomos tiene que ver con el deseo generalizado de las sub administraciones departamentales, gobernaciones y alcaldías de contar con un mayor flujo de recursos económicos, sin depender de condicionamientos del poder central, para utilizar esos ingresos en planes que sean priorizados por la colectividad a través de sus representantes y no en función a definiciones centralistas, que tienen mayormente fines de claro sentido proselitista y sectario partidario.

La responsabilidad es muy seria para las autoridades que manejan la "cosa p√ļblica" en el √°mbito sub nacional, sean los Asamble√≠stas y el Gobernador o en la otra instancia los Concejales y el Alcalde, que deber√°n dise√Īar leyes operativas para ejecutar planes de uso y beneficio colectivo, pero esencialmente tendr√°n la gran responsabilidad de estudiar la mejor manera de incrementar los ingresos departamentales, de eso se trata, con m√°s recursos m√°s desarrollo.

La expectativa generalizada est√° cifrada en los resultados de la √ļltima consulta ciudadana en cinco departamentos, si los mismos convalidan la vigencia de los estatutos cada gobierno departamental tendr√° que establecer su propio modelo de gesti√≥n, priorizando la obtenci√≥n de m√°s recursos, con el fin de cortar por fin la dependencia del centralismo gubernamental, lo que significar√° evidentemente el inicio de la marcha de una autonom√≠a plena.

Tarea difícil hacia adelante

Pero no todo ser√° tan sencillo como marca la teor√≠a, si bien la nueva CPE vigente desde febrero del 2009 ya estableci√≥ el sistema de las autonom√≠as fijando ciertas responsabilidades a los nueve gobiernos departamentales, por ejemplo la misi√≥n de redactar y aprobar sus estatutos y en el caso de los municipios sus cartas org√°nicas, ha transcurrido m√°s de cinco a√Īos para llegar a la instancia presente, que como observamos a√ļn no est√° completa.

Seg√ļn analistas y especialistas en materia estatutaria, a√ļn d√°ndose la aprobaci√≥n con el referendo, correr√° un largo periodo para adecuar los t√©rminos normativos, complementarlos con nuevas leyes y avanzar de manera pr√°ctica hacia la descentralizaci√≥n objetiva, con instrumentos que jur√≠dicamente viables corten los v√≠nculos del centralismo administrativo, sin que eso quiera decir que el Estado se desvincule totalmente de sus responsabilidades de atenci√≥n, uso, distribuci√≥n equitativa de los beneficios que seguir√°n generando las utilidades por la explotaci√≥n directa de los recursos naturales, especialmente las materias primas, como hidrocarburos y minerales, adem√°s de los factores de diversificaci√≥n que vayan incentivando en cada departamento.

Seriedad y respeto constitucional

Cerraremos la consideraci√≥n de este delicado, pero al mismo tiempo intrincado problema, coincidiendo con algunos expertos autonomistas, cuando se se√Īala que los resultados del referendo en cinco distritos y los otros que se regularicen m√°s adelante, excepto Pando, son de simple formalidad operacional, pues lo que se olvida es que desde que rige la nueva CPE y la Ley 031, los gobiernos departamentales y los municipales, ya ten√≠an v√≠a libre para aplicar sus autonom√≠as, l√≥gicamente no las ten√≠an, por lo mismo no las ejercen a√ļn y quiz√° podr√°n hacerlo con el resultado del referendo.

La responsabilidad inmediata corresponder√° a los gobiernos departamentales, para que como se√Īala la Carta Magna, desarrollen sus competencias exclusivas de autonom√≠a, planificando y promoviendo el desarrollo humano en su jurisdicci√≥n, promoci√≥n del empleo y mejora de las condiciones laborales, elaboraci√≥n de proyectos de generaci√≥n de recursos, atenci√≥n en la dotaci√≥n de servicios b√°sicos y mejoramiento constante de las condiciones de salud y educaci√≥n, transporte y actividades culturales.

Un proceso sumamente complejo, de cumplimiento estricto con seriedad y responsabilidad.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: