Loading...
Invitado



Miercoles 23 de mayo de 2012

Portada Principal




Suplemento Policial

Hipótesis policial

Esposo de mujer decapitada fue presentado como su presunto asesino

23 may 2012

Fuente: LA PATRIA

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

El esposo de la mujer de 21 años que fue decapitada el sábado 28 de abril, es el principal implicado en el asesinato de la muchacha identificada como Miriam Marlene Adrian Marze, debido a que en su domicilio se encontró el arma que presuntamente fue utilizada para el asesinato, por lo que ayer, fue presentado como el principal autor del hecho macabro.

Aunque el implicado negó su participación en el asesinato y descabezamiento de la mujer, los indicios que recolectó la Policía mediante los investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), conllevan a sospechar que Víctor Y.C. sea el autor del asesinato.

Ayer, junto al arma punzo cortante, las medias con sangre y el maniquí del rostro de la mujer, se presentó la fotografía del presunto autor, en conferencia de prensa, realizada por el subdirector de la Felcc, Cnl. Rubén Zegada Portugal.

Después de hacer una cronología del arduo trabajo que realizaron los uniformados, tanto de la División Homicidios, Escena del Crimen y Laboratorio, para, en principio, encontrar la cabeza de la mujer asesinada y posteriormente dar con el autor, el Cnl. Zegada sostuvo que el principal sospechoso, en la actualidad está encerrado en la cárcel de San Pedro.

La autoridad policial hizo referencia a todo el proceso que se siguió, empezando desde el hallazgo de la mujer sin cabeza, en un terreno baldío de la Urbanización San Isidro, el sábado 28 de abril.

Posteriormente la historia continuó debido a que la investigación de tan horrendo crimen no quedó ahí, en vista que cuatro días después, se encontró la cabeza a un kilómetro aproximadamente de donde habían abandonado el cuerpo decapitado.

Este hallazgo fue realizado por deportistas que encontraron la extremidad humana cuando practicaban fútbol en la calle Junín y Circunvalación, zona Este de la ciudad, lo que dio más indicios para que la búsqueda del autor continúe.

El hallazgo del cuerpo, la cabeza y dos trozos de piel con grasa en un perímetro de cuatro kilómetros aproximadamente, hicieron que las sospechas de que el autor estaba cerca se hagan más fuertes.

Uno de los trozos de tejido humano, fue abandonado en una senda que casualmente daba a la Urbanización San Isidro, por lo que se elaboró un plan de rastreo que se estableció en cuatro partes, rastreo que se hizo durante cuatro días por la presunción de que la persona que victimó a la mujer estaba por el sector.

El cuarto día del rastrillaje, es decir el miércoles 4 de mayo, apareció la cabeza, la que se presume fue abandonada en la calle mencionada debido a que la presencia policial se hacía más fuerte en la Urbanización San Isidro y el autor del asesinato ya no podía tener la cabeza en su poder, por lo que decidió deshacerse de ella.

“Cuando tuvimos la cabeza de la víctima, nuestro personal de Laboratorio hizo un trabajo de Antropometría forense para hacer la reconstrucción facial, es ahí donde interviene la prensa, ya que si bien la reconstrucción no fue exacta a las características faciales que tenía la víctima tenía una cierta proximidad, lo que resaltamos es que el hecho de que la vestimenta que rescatamos ayudó a reconstruir la forma como estaba vestida”, afirmó el Cnl. Zegada.

Los lugares donde fueron abandonados la cabeza y el cuerpo hicieron un nuevo perímetro que estableció la Policía como un círculo donde se podría encontrar al delincuente, ya que se estableció que no se utilizó un vehículo para abandonar el cuerpo y la cabeza.

Con la mujer identificada y con la fotografía de la misma, las investigaciones continuaron en torno a la familia y las amistades de la víctima. Es así que se realizó una requisa en el domicilio de la muchacha, donde vivía con su marido, ahí se encontró evidencias como manchas de sangre que fueron lavadas, un cuchillo con manchas de sangre y medias totalmente empapadas de sangre, escondidas en la ventana donde existe una planta enredadera.

“Encontramos una serie de evidencias que apuntaban sobre un principal sospechoso que es el esposo de la víctima, quien tiene el nombre de Víctor, pero que en las entrevistas que se le realizó niega haber sido el autor, sin embargo entró en muchas contradicciones que nos hacen entender que es el principal sospechoso de este crimen”, añadió.

Asimismo, las llamadas telefónicas que se realizaron del teléfono celular del principal sospechoso al celular de la víctima fue otro aspecto que aumentó la sospecha contra Víctor Y.C.

Aunque se tiene a un principal detenido, no se descarta la participación de otras personas en el cruel asesinato de la muchacha de 21 años.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: