Loading...
Invitado


Sábado 23 de noviembre de 2019

Portada Principal
Revista Tu Espacio

¿Los batidos y licuados son buenos para mi hijo?

23 nov 2019

Fuente: Fuente:healthychildren.org

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Los batidos y licuados son una tendencia popular tanto con los padres como con los hijos. Son rápidos y simples, pueden ayudar a los padres a darle a un niño alimentos que de otro modo no comería. A diferencia de los jugos, las frutas y verduras licuadas en un batido mantienen todo el alimento, lo que deja la fibra intacta. Los niños pueden recibir vitaminas, minerales, proteínas y fibra de un batido.

Los padres pueden "esconder" espinaca en un batido, cosas que un niño quizá no comería de otro modo. No obstante, los batidos y licuados pueden contener demasiada azúcar si se agregan muchas frutas al batido. Como los niños no tienen que masticar y dedicar tiempo para comerlos, no tienen la misma biorretroalimentación para regular cuánto están comiendo. Por lo tanto, es importante elegir los alimentos correctos para licuar, preferentemente una combinación de verduras, una cantidad limitada de frutas y lácteos.

CONSEJOS PARA LOS PADRES:

Los batidos y licuados pueden considerarse para un niño que no come debido a la supresión del apetito (como con algunos medicamentos para el TDAH), un niño que necesita nutrientes adicionales, un niño que se rehúsa a comer determinados alimentos, o un niño que está apurado (por ejemplo, un adolescente con prisa en la mañana). Pero recuerden, de todas formas es necesario ofrecerles a los niños frutas y verduras enteras, especialmente a los más pequeños que están aprendiendo a comer y desarrollando las preferencias alimentarias.

Los batidos y licuados pueden considerarse para un niño que no come debido a la supresión del apetito (como con algunos medicamentos para el TDAH), un niño que necesita nutrientes adicionales, un niño que se rehúsa a comer determinados alimentos, o un niño que está apurado (por ejemplo, un adolescente con prisa en la mañana). Pero recuerden, de todas formas es necesario ofrecerles a los niños frutas y verduras enteras, especialmente a los más pequeños que están aprendiendo a comer y desarrollando las preferencias alimentarias.

Tenga cuidado con la cantidad de azúcar que hay en el batido. Beber un batido es más rápido que comer otro alimento, por lo tanto, puede provocar un aumento rápido de la insulina. No agregue demasiada fruta y no agregue azúcar adicional. Intente limitar la cantidad de alimentos en el batido a lo que normalmente su hijo podría comer si lo comiera entero en lugar de licuado. En otras palabras, no ponga más alimentos en un batido de lo típico (por ejemplo, no ponga dos bananas, dos manzanas, arándanos y fresas, eso es demasiado). Consulte Ingestión de calorías (energía): cantidades de alimentos y bebidas recomendadas para los niños.

Si bien los padres a menudo agregan proteínas y otros polvos a sus propios batidos, no hay que agregarlos a los batidos de los niños.

Fuente: Fuente:healthychildren.org
Para tus amigos: