Loading...
Invitado


Sábado 14 de agosto de 2010

Portada Principal


Sábado 14 de agosto de 2010
ver hoy
CONTENIDO
Pág 2 
EDITORIAL
Pág 2 
La motivación y la fuerza de voluntad (III)
Pág 3 
El psicólogo responde
Pág 3 
PILDORITAS PARA EL ESPÍRITU
Pág 3 
TIPS
Pág 3 
Javier Loayza: La música “es la vida misma…es la presencia de Dios mismo”
Pág 4 
El trasero de Jennifer López, votado como el mejor del mundo
Pág 4 
Música de la A a la Z
Pág 4 
HORÓSCOPO
Pág 5 
Portal de la sabiduría
Cristalización Objetiva
Pág 5 
RINCONES DE MI TIERRA
Edificio de la aduana nacional, el rincón que se sumió en ceniza
Pág 6 
Pamela Iriarte, bella y encantadora
Pág 7 
Rayitos ó reflejos
Pág 8 
Interesante - Insólito - Increíble
Todo en exceso mata, hasta el sexo
Pág 8 
Los animales pueden sentir antes los terremotos
Pág 8 
¿Qué es un parche en los videojuegos?
Pág 8 
Arquitectura de invierno...
Pág 8 
Una kantuta para el día de la Bandera
Pág 9 
Dientes chuecos
Pág 10 
El baile: una terapia divertida
Pág 10 
Beneficios de la actividad sexual
Pág 10 
Enfermedades Cardiovasculares: Obesidad (OBS)
Pág 10 
HUMOR
Pág 11 
Revista Tu Espacio

El baile: una terapia divertida

14 ago 2010

Fuente: enplenitud.com

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

El cielo celeste, las nubes, el sol brillante que no encandila... están bailando y no parece. Quien puede quitarles esa sensación, se sienten libres y lo son. No importa su edad ni su físico... bailando recuerdan, bailando viven...

Muchas personas mayores practican esta actividad, como forma de volver a sentir algunas sensaciones olvidadas o que simplemente nunca habían experimentado. La mente se relaja y el cuerpo olvida sus enfermedades y preocupaciones.

Al bailar, nos relajamos y la actitud corporal mejora. Se conocen nuevas formas de movimiento, y uno puede relacionarse con otras personas en un clima de fiesta, diversión y alegría. La persona mayor disfruta del momento por ser único, el ambiente agudiza sus sentidos más profundos y aliviana las preocupaciones momentáneamente.

El ánimo mejora incluso la relación personal y la forma de convivir consigo mismo. Aumenta el incentivo para la creatividad, ayuda a tomar decisiones, a ser más espontáneos, más autónomos y a alejarse de la depresión, frustración y soledad.

Tomar clases de baile alimenta el interés por iniciar un nuevo camino de aprendizaje. De tener nuevos incentivos, nuevos intereses, de aprender a comunicarse de otra forma, a estudiar como en épocas pasadas, de volver a creer en uno mismo y ponerse a prueba, de volver a conocerse.

También es una forma de emplear el cuerpo como medio de expresión que involucra necesariamente la relación con otras personas. Riéndose, jugando, empleando los sentidos.

Las personas mayores que practican esta actividad, consiguen relajarse y recuperar la alegría perdida y tener una regularidad que le permite olvidar las consecuencias del envejecimiento y sentirse joven nuevamente.

Todo aquel que tenga la posibilidad de moverse, puede bailar, y hacerlo le permitirá mejorar su estado, físico y mental.

Fuente: enplenitud.com
Para tus amigos: