Loading...
Invitado

Warning: include(cache_paginas/11_2018/periodico_04_4_3.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/lapatri2/public_html/impresa/index.php on line 640

Warning: include(cache_paginas/11_2018/periodico_04_4_3.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/lapatri2/public_html/impresa/index.php on line 640

Warning: include(): Failed opening 'cache_paginas/11_2018/periodico_04_4_3.php' for inclusion (include_path='.:/opt/cpanel/ea-php72/root/usr/share/pear') in /home/lapatri2/public_html/impresa/index.php on line 640
Revista Dominical

ECONOMÍA DE BOLSILLO

Oruro y su desarrollo

04 nov 2018

Por: Joshua Bellott Sáenz - M. Sc.

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

En el presente artículo se presentan algunas propuestas para el desarrollo del sector productivo y de servicios del departamento de Oruro.

Es importante primero mencionar la importancia de la infraestructura productiva y la legislación, como base para ejecutar políticas de incentivo al sector productivo, de acuerdo a las potencialidades de la región. Entre estas podemos citar:

Una Zona Industrial equipada con todos los servicios, que debería ser ofertada a empresas de manera gratuita.

Contar con una Ley Municipal de Apoyo al Sector Productivo que defina los mecanismos y las acciones del Municipio en beneficio de los productores y emprendedores, especialmente los micro y pequeños (mi persona presentó hace más de 5 años un Proyecto de Ley, no hay interés político para tratarlo).

Reglamentar y aplicar la Ley Nro. 2809, promulgada por Carlos Mesa, que decreta la liberación de impuestos nacionales, departamentales y municipales, con excepción de la renta personal, por un lapso de 10 años a toda empresa manufacturera que se instale en el departamento de Oruro con un capital mayor a los 100 mil dólares americanos.

Un Puerto Seco con toda la infraestructura y equipamiento acorde a la modernidad de cualquier puerto en la actualidad. Debe contar con una zona logística, y por ejemplo, la zona de transbordo de minerales debería ser parte del Puerto Seco y no encontrarse en otro lugar. Esta infraestructura debe estar conectada virtualmente con los Puertos de Arica, Iquique, Antofagasta e Ilo, reconociendo a Oruro como el centro del comercio internacional de Bolivia, debido a sus características geofísicas, y su cercanía al Pacífico.

Se deben concluir todos los caminos más directos y cortos hacia el océano Pacífico, incluido un camino directo de Oruro a Tacna, superando la cordillera. Además de concluir la doble vía a Cochabamba, se debería construir un camino directo a Santa Cruz (Oruro - Santa Cruz).

Por otro lado, mencionamos también algunas recomendaciones para el desarrollo:

Contar con Centros de capacitación especializados para Oruro en los principales rubros de producción y según las potencialidades del departamento: quinua, camélidos, metal mecánica, confecciones y textiles, y carpintería, logística, mecánica, turismo, etc.

Apoyo financiero y de capital semilla a los mejores proyectos de emprendedores, contemplados en una Ley de Apoyo a los emprendimientos productivos.

Se deben promover las alianzas entre pequeños y grandes emprendimientos, así como una alianza entre los pequeños empresarios y los gobiernos subnacionales.

Se deben dirigir los mayores esfuerzos a los sectores potenciales de la economía sin descuidar los demás sectores (minería, quinua, transporte, comercio, construcción, turismo).

Se debe incentivar los pequeños emprendimientos, capacitándolos, articulándolos y aumentado su tamaño.

Se debe dejar de priorizar el extractivismo, sin que esta producción primaria no sea transformada, ya que eso acrecienta la dependencia de esta industria a los precios internacionales que pueden ser muy cíclicos. Además, con nuestra industria concentrada solamente en la explotación de materias primas, no se crea valor agregado y empleo, en la medida que se requiere, se descuidan los demás sectores productivos, y por lo tanto, nuestra economía no será sostenible.

Coadyuvar en la conformación de una verdadera ciudadanía económica que otorgue el protagonismo principal al ciudadano económico, al emprendedor, al productor campesino, al empresario y al industrioso.

Algunas propuestas sectoriales, son las siguientes:

Turismo

Ley nacional y departamental que provoque el plan de ordenamiento turístico y sistematización de los recursos turísticos. Se debe reglamentar también, la ley de Carlos Mesa para asignarle recursos económicos extraordinarios al turismo, y así potenciar la organización, salvaguardar el patrimonio y promocionar internacionalmente los atractivos turísticos de nuestro departamento.

Declarar área turística patrimonial andina todo el occidente de Oruro, para preservar las áreas y zonas turísticas del departamento.

Gestionar ante la Unesco la declaratoria como patrimonio a la nación milenaria de Uru Chipaya.

Contar con un Plan de Desarrollo del Carnaval de Oruro por lo menos a mediano plazo.

Minería

Vinto, Huanuni, Totoral y todas las empresas asentadas en el departamento deben pasar a la administración del Departamento de Oruro. Los beneficios de estas empresas, si es que los tienen, son de los orureños y no deberían ir al Tesoro General de la Nación.

Una Ley que promueva la inversión para transformación e industrialización de la materia prima minera.

Destinar recursos a la exploración, ya que en muchos años no se hizo ningún trabajo de prospección y exploración. Asimismo, deberá cambiarse la Ley minera para viabilizar o facilitar la exploración de nuevos parajes mineros.

Camélidos

Crear una ley nacional y departamental para industrialización de la ganadería camélida.

Implementar un centro de industrialización de la carne y sus derivados en cada municipio productor.

Contar con un Centro de Investigación en esta área.

Quinua

Construir e implementar Plantas de Industrialización de la quinua en el municipio de Oruro, para acopiar la producción del departamento.

Implementar un laboratorio para el sector quinuero. El mismo permitirá respaldar la producción de quinua para la exportación. Este laboratorio debería depender del municipio.

Ampliar la frontera agrícola. Oruro cuenta con 346 mil hectáreas arables y 3 millones de hectáreas no arables, que pueden ser mejoradas en un 20%, con lo que alcanzaríamos a 500 mil Hectáreas disponibles. Se tiene el dato que en la actualidad se utilizan 60 mil has, para la quinua. Si aumentamos 10 veces la frontera agrícola, podríamos producir como departamento 300 mil toneladas año, monto que si multiplicamos por el precio de la quinua hace un año (2 mil dólares, el 2014), obtendríamos un valor de exportación de 750 millones de dólares anuales. Por supuesto este programa debe estar acompañado con un programa agresivo de recuperación de tierras.

412 años de vida y parece que más de 4 siglos no fueron suficientes para que los orureños pensemos seriamente en nuestro desarrollo. Somos una región con una economía pequeña, extremadamente dependiente al precio internacional de los minerales y los comodities, lo cual repercute en un crecimiento volátil que sin duda demuestra que nuestra economía no trabaja con toda su capacidad instalada y por lo tanto, no es competitiva. En la economía orureña casi no existen empresas privadas y son extremadamente pequeñas, y esto debido también, a que el Estado o los gobiernos subnacionales de Oruro nunca han incentivado el sector productivo que es el primer oferente de empleo, por lo que la mayoría de los orureños; por lo menos 100 mil ciudadanos, viven de la actividad informal. Por lo tanto, nuestra economía no es sostenible.

No es posible que ni siquiera en los sectores potenciales de nuestra economía no contemos con planes de desarrollo, infraestructura, incentivos y una legislación que promueva el desarrollo de la empresa, micro y mediana. Es importante contar con un diagnóstico completo de los productos que se están importando en la actualidad para poder emprender un programa de sustitución de importaciones, incentivando a que las familias y productores orureños coadyuven a la seguridad alimentaria del departamento para producir y consumir lo nuestro.

Por último, quiero instar a los orureños a que respeten las leyes, planifiquemos nuestro futuro, hagamos respetar nuestra tierra, luchemos por nuestras reivindicaciones y trabajemos duro por el futuro de nuestros hijos y las nuevas generaciones. Por un futuro con mayor desarrollo�¡viva Oruro!

Para tus amigos: