Loading...
Invitado


Jueves 03 de noviembre de 2011

Portada Principal


Ecológico Kiswara

Editorial

Crecimiento e inseguridad alimentaria

03 nov 2011

Fuente: LA PATRIA

Los precios elevados de los alimentos continuarán y es probable que se incrementen haciendo que los consumidores especialmente de los países pobres sean vulnerables a la inseguridad alimentaria.

Los países pequeños fuertemente dependientes de las importaciones son lo más afectados por este fenómeno que expone a su población al hambre y dificulta cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) como es el de reducir a la mitad la proporción de las personas que sufren hambre en el planeta, hasta 2015.

Pese a los esfuerzos desplegados hasta ahora por los gobiernos se prevé que incluso de cumplirse con los objetivos del Milenio en ese año (2015), aún existirán unos 600 millones de hambrientos en el mundo.

Los datos fríos, corresponden a un informe sobre el hambre dado a conocer por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que insta a la comunidad internacional a actuar de una manera enérgica para erradicar la inseguridad alimentaria en el planeta.

A los gobiernos llama a asegurarse de contar con un entorno normativo transparente, que promueva la inversión privada y favorezca el aumento de la producción agrícola. Asimismo, llama a evitar el despilfarro de comida en los países desarrollados.

En nuestro medio parece que no se adoptan las medidas necesarias para evitar la inseguridad alimentaria que podría reflejarse en los próximos años debido a los fenómenos que el cambio climático produce.

Pero a este fenómeno que no se puede controlar debido a que surge por la depredación del ambiente provocado por la acción humana, se suma la destrucción de nuestros bosques por la acción perversa del narcotráfico.

Los cocaleros, base social principal del presidente Evo Morales expanden su frontera agrícola cada vez más. Son varias regiones de Bolivia donde aparecen sembradíos de la hoja de coca, materia prima para la elaboración de cocaína.

El reciente conflicto aún no solucionado totalmente del territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro-Sécure, tiene como motivo central, aparte del trazo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, los territorios que los llamados colonizadores (que en realidad son cocaleros) quieren ocupar para sembrar el arbusto que produce la coca.

Si el gobierno accede a las reflexiones y llamados de la FAO, debería dedicar sus esfuerzos para ampliar la frontera agrícola pero para producir alimentos y no coca. Así estaríamos asegurando alimento para nuestras próximas generaciones.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: