Loading...
Invitado


Viernes 16 de septiembre de 2011

Portada Principal


Perspectiva Minera

El oro dejará de brillar en las bóvedas del BCB

16 sep 2011

Fuente: LA PATRIA

Se convertirá en respaldo físico de las reservas financieras de Bolivia • Por otra parte la normativa aumentará las reservas del metal precioso • Lo que interesa es comprar el oro en lingotes, un proceso que nos falta

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

El brillo del oro que deslumbra a sus productores y tienta a muchos de sus compradores bajará su intensidad mientras esté acumulado en las bóvedas del Banco Central de Bolivia, Instituto Emisor del país que con respaldo de una Ley comprará el oro a las cooperativas auríferas nacionales, con una ventaja adicional para los productores que no tendrán que pagar el impuesto de la transacción.

Según el vicepresidente Álvaro García Linera la normativa que se aprobará rápidamente en la Asamblea Plurinacional permitirá al Banco Central proteger las reservas de Bolivia que a la fecha habrían alcanzado un valor global de once mil millones de dólares, buena parte de las mismas se hallan guardadas en dólares, de ahí el peligro y la preocupación oficial en torno a la fluctuación de la moneda norteamericana que al bajar produciría igual efecto en nuestras reservas.

Otro factor importante que conlleva la medida de compra del oro que producen en el país, pocas empresas mineras y muchas cooperativas, es evitar que el metal precioso se desvíe hacia países vecinos como el Perú, Brasil y Argentina por la vía ilegal del contrabando, dejando un vacío comercial de ese importante producto en nuestro mercado, pero de manera estratégica en el organismo financiero nacional como reserva de alto valor frente a cualquier crisis que ponga en riesgo nuestra economía.

LO DEL IMPUESTO

Si bien la disposición aún no ha sido aprobada oficialmente, se sabe que la Empresa Boliviana del Oro, (EBO) está extremando todos sus recursos materiales y humanos para “rescatar” la mayor cantidad de oro que producen los cooperativistas en varias partes del país y bajo diferentes condiciones y sistemas de explotación, por lo que deberá efectuar una fuerte inversión que si bien estará bajo respaldo gubernamental conlleva otra alternativa y es que el Banco Central pagará los impuestos que hasta el presente asumían los vendedores.

Es un cambio que indudablemente favorecerá de algún modo a los productores cooperativistas, que seguramente optarán por ahorrar el pago del impuesto y entregar su producción a la EBO para que la misma la transfiera luego al Banco Central.

De momento la oferta está abierta a los cooperativistas auríferos y según los expertos deberían ampliarse a otros sectores, como el mediano y la minería chica, donde también se produce oro, aunque sin el riesgo en estos últimos casos de que el mineral sea vendido de contrabando. Los incentivos deben ser aplicados de manera ecuánime, pues se trata de “recuperar” la mayor cantidad del metal precioso para fines de resguardo financiero, bajo la lógica de que el oro o mejor su precio puede tener altibajos, pero en ningún caso tendrá un descenso con pérdida que afecte la economía en general.

En la actualidad y debido a la crisis que agobia a las grandes potencias varios gobiernos han optado por respaldar sus ahorros con el oro, de ahí que esa operación multiplicada ha generado la elevación en el precio del metal precioso abriendo paralelamente la gran ocasión de hacer negocios “dorados” poniendo a buen recaudo la mayor cantidad de su producción, como respaldo físico y tangible, frente a la desvalorización de las monedas.

En el caso del nuestro “ente emisor” se sabe que recientemente adquirió nada menos que siete toneladas de oro, por un valor superior a los 400 millones de dólares, los que actualmente suman un total de 2 mil 561 millones de dólares que en buenas cuentas significa tener en “metálico dorado” más del 20 por ciento de las reservas internacionales que según los datos del ministerio de finanzas suman 11mil 659 millones de dólares. El dato que falta es señalar que hasta la primera semana de septiembre el BCB tenía prácticamente 40 toneladas de oro…en lingotes.

Muy a propósito del tema la política gubernamental de disponer de una ley expresa para que el BCB compre el oro a la mayor cantidad de cooperativas sin que los productores paguen impuestos, significará una ayuda excepcional para que los mineros del oro elijan entre sacar el oro de contrabando, venderlo con un pago impositivo o entregarlo a la EBO sin impuesto…pero como materia prima y sin valor agregado.

Alguien dijo, “hasta la pregunta es ociosa, pues quien rescate oro en su estado natural, deberá necesariamente correr con los gastos que significa darle valor agregado al oro bruto, proceso que además no se realiza en el país y que importa un costo especial para convertirlo en lingote, responsabilidad que ni duda cabe deberá ser cubierta por la EBO o directamente por el Gobierno, pero que alguien debe correr con esa responsabilidad, es obvio que se incluya en la ley pertinente”.

PROYECTOS

Si bien el oro está de moda, increíblemente su alto precio por Onza Troy (O.T.) que llegó a más de 1.800 dólares, ocasiona un bajón increíble en el negocio de las joyerías del país, pues el precio de las joyas han subido y su comercio ha bajado a límites extremos, como lo confirman los artesanos orfebres que están viendo la opción de trabajar el periodo próximo con plata labrada, otro metal precioso que también se explota en el país.

Por lo demás los grandes proyectos auríferos han quedado en statu quo, por lo menos en lo que corresponde al emprendimiento de Inti Raymi, que agotó el oro en el yacimiento de Kori Kollo y amplió su proyecto a Kori Chaka, donde también se estarían cumpliendo muy pocas actividades, aunque no faltan empresarios internacionales que están a la busca de otros yacimientos.

En el oriente el proyecto Don Mario está en suspenso, mientras que un intento de explotar oro, con tecnología moderna y fuerte inversión, en Challapata está propiamente “congelado” por la resistencia generada por ambientalistas que de momento han cumplido sus propósitos de oponerse a la actividad minera en esa localidad. El caso de La Joya, donde se supone que todavía existe oro en otro imponente cerro, atraviesa por problemas internos entre comunarios y cooperativistas.

El oro brilla en el mercado mundial y en nuestro país quedará limitado a las luces artificiales de la bóveda del BCB, mientras se activen otros proyectos que no sean sólo del rescate del metal precioso en las cooperativas. (Agencia Uru – apoyo medios)

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: