Loading...
Invitado


Domingo 15 de mayo de 2011

Portada Principal


Cultural El Duende

EL MUSICO QUE LLEVAMOS DENTRO

¿A las cosas por su nombre?

15 may 2011

Fuente: LA PATRIA

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Como las personas, las cosas también son nombradas caprichosamente. En música, se llama sonata o sinfonía a cuatro géneros diferentes. La inercia conserva nombres inapropiados, como el del corno inglés, que no es corno y mucho menos inglés, sino un oboe más grave al cual no se le supo dar el nombre adecuado.

No hace falta explicar qué es una ópera, aunque la llamada Ópera de Pekín por los chinos nada tiene de similar con las europeas, pero lo de ópera cómica es complicado. Para un italiano o un español, será la de argumento reidero. El italiano preferirá llamarla buffa. En Francia, opéra comique a las obras que se representaban en la feria de Saint-Germain en 1715, parodias o sátiras de las verdaderas que presentaba la Académie de Musique. Lo principal en ellas era el diálogo hablado, que terminó por ser el rasgo preponderante de la opéra comique francesa. El actual edificio de la Opéra Comique en París presenta muchas obras sin diálogo, y el nombre termina por ser equívoco.

El equivalente español de la ópera cómica es la zarzuela, también el sainete. Para el alemán es el singspiel, ni más ni menos que una opereta, pero La flauta mágica de Mozart, El tirador de Weber, y Fidelio de Beethoven, son también singspiel sin ser operetas. Una derivación es la revista musical, arraigada en Inglaterra y Estados Unidos, donde se habla, se canta y baila.

En su origen, la ópera cómica está en la línea de los espectáculos divertidos y poco solemnes. Su principal antecedente data del año 1265 con El juego de Robin y Marion del trovador francés Adam de la Halle. Las églogas del español Juan del Encina, hacia 1510, también lo son. Hacia 1700, este género es atacado y hasta se llega a prohibir que se cante en las óperas cómicas francesas. Entonces se inventa la ópera muda y otra con letreros y canciones que todo el mundo conoce y corea… sin embargo, las prohibiciones no prosperan.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: