Loading...
Invitado


Miercoles 06 de octubre de 2010

Portada Principal


Miercoles 06 de octubre de 2010
ver hoy
200 años Homenaje al Bicentenario de la revolución de Oruro
Pág 1 
Tomás barrón en la hora del destino
Pág 2 
El aporte minero de Oruro bajo el periodo de 1810
Pág 4 
Los habitantes de la Villa de Oruro en 1810
Pág 4 
6 DE OCTUBRE DE 1810 Y ALGUNOS DE SUS PROTAGONISTAS
Pág 6 
Antes, durante y después del levantamiento
Los indígenas, gracias a la Iglesia se instruyeron para dejar de ser vasallos
Pág 9 
Inédito documento del pasado
“El Correo del Comercio” y la primera descripción periodística de la Villa de Oruro, 19 de mayo de 1810
Pág 10 
Oruro y su economía en 200 años
Pág 11 
“6 de Octubre” no sólo es el nombre de una calle sino es una fecha histórica para Oruro
Pág 12 
Oruro: 200 años de generar riqueza sin beneficio
Pág 12 
Un aporte a la Independencia de Bolivia
Bicentenario de la Revolución de Oruro, 6 de Octubre de 1810
Pág 13 
Más allá de juegos pirotécnicos y celebraciones
Recordemos el Bicentenario desde una perspectiva crítica y analítica
Pág 14 
“Oruro siempre ha empujado las ansias de libertad de los pueblos”
Pág 15 
ANÁLISIS CONTEXTUAL DEL PROCESO DE INDEPENDENCIA
Pág 16 
Partes del proceso educativo en el departamento de Oruro
Pág 18 
¿Cómo debemos celebrar?
Pág 19 
Del 6 de Octubre al 14 de Noviembre de 1810
Pág 20 
Bicentenario de la Independencia
Parodias y sátiras del carnaval en el proceso de la Independencia
Pág 21 
Patrimonio arquitectónico, testigo silencioso del desarrollo de Oruro
Pág 22 
Cueca del Bicentenario
Pág 23 
UN DIA
Pág 23 
Separata Bicentenario

“Oruro siempre ha empujado las ansias de libertad de los pueblos”

06 oct 2010

Fuente: LA PATRIA

Por: Patricia Barriga Flores - Periodista

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Celebrar el Bicentenario en muchos departamentos ha significado una serie de actos y obras para su región, y hoy para los orureños debe ser también un día de regocijo, aunque no se hayan entregado obras de magnitud.

No quiero que esta nota suene como un lamento, simplemente quiero recordar a las autoridades todo lo que Oruro ha dado y sigue dando para el progreso de Bolivia, siendo el cuarto departamento, luego del eje central, en importancia económica.

Oruro, por su ubicación geográfica y geopolítica, se ha constituido en el lugar de donde se irradió el espíritu luchador.

Y aunque existen diferentes versiones sobre lo ocurrido, hay quienes defienden la posición de que el levantamiento del 6 de Octubre de 1810 fue la segunda manifestación libertaria contra el yugo español, siguiendo una corriente que se había inspirado en 1809 en Sucre, La Paz y luego en Cochabamba.

Una de las personas que defienden esa postura es precisamente el orureño, Alfredo Camacho, empresario y presidente de la Cámara de Despachantes de Aduana de Oruro, y afirma que el primer movimiento emancipador en Latinoamérica fue el 10 de febrero de 1781, liderado por Sebastián Pagador, los hermanos Rodríguez, los Caro, entre otros.

Y es quien además asegura que “Oruro nunca ha olvidado ser siempre el que ha empujado las ansias de libertad de los pueblos y sigue en ese esquema”.

En la entrevista, Camacho hace referencia a las diferentes oportunidades en las que Oruro, renació de las cenizas cual Ave Fénix.

Entonces, luego del 10 de febrero de 1781 y luego el 6 de octubre de 1810, Oruro ha sido siempre el paladín de muchas revoluciones principales. Recordamos por ejemplo en 1952 cuando Oruro fue el que dio el triunfo a un partido político para que liberara a este país del manejo que hacían los terratenientes.

Pero también fue un movimiento no reconocido, porque a partir de ese año precisamente del 52, de ser Oruro la principal ciudad económica de Bolivia comenzó a decaer, porque con el sistema centralista todo el movimiento económico que había se trasladó a La Paz, prueba de ello la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), que se fundó con la Revolución del 52 y fue instalada en La Paz, y de ahí se han seguido haciendo las compras para todo el Estado de minero de Bolivia.

Consiguientemente, la economía orureña decayó; sin embargo, siguió produciendo las riquezas mineras, siguió contribuyendo con la extracción de sus minerales de todo tipo, principalmente del estaño y de ello recibía pocas regalías lamentablemente y, eso fue así hasta que llegamos al año 85 donde se produce la relocalización de los mineros, entonces Oruro entra en un desfase económico porque las minas ya no daban nada, por tanto la Comibol optó por cerrar y fue el mismo partido político que había instaurado dicha corporación que también hizo que se cierren las minas y treinta mil mineros sean echados a las calles.

Pero como Oruro fue creado con un espíritu de lucha basado en el sentimiento espiritual universal, en su escudo había colocado en su parte superior el Ave Fénix que significa el renacer de las cenizas, y eso es lo que le pasó a Oruro, renació nuevamente, los mineros se dedicaron a actividades comerciales, unos se volvieron transportistas, otros importadores de mercaderías de la zona Franca de Iquique y los demás a la venta de esos productos.

Esa fue la única fuente económica que nuevamente permitió que Oruro reviva en su economía y desarrollo -por lo menos en la parte humana-, el pueblo de Oruro resurgió con el comercio, y no tenía más que eso, aparentemente… cuando el año 80 se había hablado de hacer de este país un Estado Federal, ciudadanos del eje central dijeron que si se daba el federalismo se declararía la muerte de Oruro y Potosí, porque estos dos departamentos no tenían nada, pero está demostrado que tal afirmación es una falacia porque vemos actualmente que ambos departamentos tienen riquezas suficientes aún inexplotadas.

“De ahí que luego del comercio, que le dio vida a Oruro, hemos comenzado a exigir la vertebración caminera del departamento, y no ahora sino desde el siglo pasado, pero ningún gobierno se preocupó de eso, entonces tuvimos que hacer esfuerzos valerosos para que por lo menos nos construyan un camino internacional, que era el Camino Oruro-Pisiga-Iquique, que lamentablemente fue saboteado por diferentes gobiernos y, sigue siendo saboteado, no pueden terminar de construir 228 kilómetros. Creo que este camino cuando termine de construirse si es que se termina, entrará justamente al Record Guinness como el camino que más tiempo tardó en construirse”, manifiesta Camacho.

Entonces, la economía orureña se ha debido al esfuerzo de los propios orureños y los bolivianos radicados en este departamento. Y de esto ha comenzado a darse cuenta el país, de que el comercio exterior era parte de su actividad porque en el siglo pasado hasta 1960 ó 1970 Bolivia importaba todo, la mantequilla llegaba de Dinamarca, por decir un ejemplo, entonces ahí es cuando se comienzan a hacer las pequeñas industrias de la leche por ejemplo, y ahora ya tenemos muchas otras.

Entonces el comercio exterior funcionaba con las importaciones, que eran tan fabulosas que incluso las recaudaciones de esas épocas eran de millones y millones de dólares, además han servido para sostener la economía nacional durante muchas décadas, especialmente por los años 20 hasta los 60.

Oruro ha seguido dando su esfuerzo porque otra vez las minas comenzaron a recobrar sus actividades, ante la subida en las cotizaciones internacionales y ahora, Oruro también está dando nuevamente mucha riqueza al gobierno central, porque lo que gana la empresa minera Huanuni, todo se va al Tesoro General de la Nación, y tan sólo se queda en Oruro una pequeña parte de las regalías.

“Es decir, que seguimos siendo discriminados, pero ese título de lucha de los orureños no ha permitido que nos olviden los gobiernos de turno y los pueblos en sí, porque una cosa debo decir, lamentablemente este país tiene 9 bolivias, y cada Bolivia lucha por su región, solamente la de Oruro es una región boliviana 100 por ciento, que sigue ayudando a todo el país y ni eso es reconocido, el sabotaje sigue siendo permanente”, sostiene Camacho.

Cuantas veces han querido quitarnos el Carnaval de Oruro, han hecho esfuerzos por querer imitar esta fastuosa fiesta, pero no lo van a conseguir porque el Carnaval de Oruro ya es algo tangible, que nunca más va a desaparecer, pero hay que seguir luchando para defenderlo.

Y digo luchar, porque hasta para instaurar su bandera ha tenido que hacerlo en su propia tierra con sus propios concejales, que no eran orureños sino foráneos que se oponían a que se reconozca la Bandera Carmesí, bandera de la fundación de la Villa de San Felipe de Austria.

En fin, hablar de Oruro es largo, pero reitero que si vamos a festejar el Bicentenario hagámoslo con un deseo de que el actual gobierno le dé la suficiente importancia a este departamento que aunque no quieran, es el cuarto en importancia económica, luego del eje, por lo tanto, esa importancia que tiene también por su posición geográfica y geopolítica. No obstante, tiene también muchas necesidades como la conclusión del camino Oruro - Pisiga, la construcción de un nuevo complejo aduanero, y la construcción de un Aeropuerto Internacional, “no aeródromo”, que son fundamentales para que la economía de este departamento crezca.

Este es el sentimiento de un orureño que se ha establecido en esta tierra, depositando la confianza en su gente y apostando a su desarrollo y progreso, pese a todas las limitaciones existentes.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: