Loading...
Invitado


Sábado 02 de octubre de 2010

Portada Principal


Sábado 02 de octubre de 2010
ver hoy
CONTENIDO
Pág 2 
EDITORIAL
Pág 2 
La Muerte y el Duelo (II)
Pág 3 
El psicólogo responde
Pág 3 
Pildoritas para el Espíritu
Pág 3 
TIPS
Pág 3 
Semblanza
Santiago Blanco, una muestra de que “Querer es poder”
Pág 4 
Mensaje
Pág 4 
Música de la A a la Z
Pág 4 
HORÓSCOPO
Pág 5 
PORTAL DE LA SABIDURÍA
El Mensaje Final de Jesús
Pág 5 
Rincones de Mi Tierra
Mina de Todos Santos, ahora mina de Santa Rita, “el esplendor del pasado invita a comenzar de nuevo”
Pág 6 
Ana Belén Galleguillos es Miss 15 Años 2010
Pág 7 
Cortes de cabello desflecados o desfilados
Pág 8 
Interesante - Insólito - Increíble
Las mujeres panameñas son igual o más infieles que los hombres
Pág 8 
Interesante - Insólito - Increíble
Un estadounidense dona 8 millones de dólares a los wombats
Pág 8 
Consolas video jugadoras portátiles, muy aceptadas en Bolivia
Pág 8 
Algo más que hacer en la cocina
Pág 8 
Tarjeta Dulce Princesa
Pág 9 
¿Qué causa el mal aliento?
Pág 10 
¿Qué otros ejercicios tengo como alternativa a las caminatas?
Pág 10 
Sexo
La narrativa erótica
Pág 10 
Prevención de las enfermedades renales
Pág 10 
HUMOR
Pág 11 
Revista Tu Espacio

Prevención de las enfermedades renales

02 oct 2010

Fuente: kidneyurology.org

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Nuestros riñones son los órganos responsables de eliminar los desechos de nuestro cuerpo. Los productos de desecho provienen del normal metabolismo de los alimentos que ingerimos.

Los riñones también son responsables de eliminar los subproductos de los medicamentos que tomamos, evitando así que se acumulen en la sangre. Además de estas funciones, los riñones también regulan la cantidad de sal que se excreta con la orina.

Al fin, los riñones también producen varias hormonas importantes para la salud, como la vitamina D y la eritropoietina, que es la hormona que controla la producción de glóbulos rojos en la médula ósea.

Las enfermedades renales tienen muchas causas, pero se las pueden agrupar bajo algunas categorías:

* Aguda o crónica

* Adquirida o hereditaria

* Primaria (que no resulta de una enfermedad generalizada)

* Secundaria (que resulta del curso de ciertas enfermedades generalizadas)

La enfermedad renal aguda corresponde a la aparición repentina de anormalidades renales en una persona sana. Algunos ejemplos de enfermedad renal adquirida aguda son la detención del flujo de orina a causa de una enfermedad infecciosa de la sangre, una pérdida masiva de sangre, lesiones por accidentes de automóvil o construcción, y reacciones alérgicas graves a ciertos medicamentos.

Muchas infecciones bacterianas o virales de la garganta, la piel o las válvulas cardíacas pueden causar enfermedades renales adquiridas agudas o crónicas. El daño renal no es causado por la infección en sí, sino por los anticuerpos que produce el cuerpo en respuesta a la infección. En casi todas las enfermedades renales causadas por infecciones los riñones se recuperan en algunas semanas o meses.

Las enfermedades renales agudas suelen causar síntomas bastante evidentes, como sangre en la orina, hinchazón de cara, pies y piernas, subida de la presión arterial y respiración dificultosa. Estos síntomas son más comunes en niños que en adultos porque la enfermedad renal aguda es más común en los niños. Sin embargo, los adultos pueden experimentar los mismos síntomas. Si usted presenta una combinación de estos síntomas no debe demorarse en pedir atención médica.

Otras causas pueden ocasionar síntomas similares, pero un simple análisis de orina puede determinar si los síntomas son causados por una enfermedad renal o no. Generalmente, si hay enfermedad renal la orina contiene albúmina y pequeñas cantidades de sangre.

La diabetes y la hipertensión arterial son las dos causas más comunes de enfermedad renal. Si usted padece uno de estos problemas médicos, debería estar bajo cuidado médico porque un control cuidadoso de la presión arterial y la concentración sanguínea de azúcar, una dieta baja en proteínas y una reducción del peso corporal pueden disminuir notablemente o inclusive prevenir el desarrollo de la enfermedad renal crónica. En el caso de enfermedad renal aguda, también es importante recibir atención médica rápidamente para iniciar pronto una terapia eficaz. El tratamiento para algunas de estas enfermedades puede incluir antibióticos o medicamentos afines a la cortisona. Tratar la enfermedad renal aguda con rapidez puede prevenir el daño permanente, mientras que un retraso en el diagnóstico y tratamiento pueden resultar en insuficiencia renal permanente.

Sin embargo, incluso en el caso de insuficiencia renal irreversible, la medicación moderna y el tratamiento permiten prolongar la salud y la vida por muchos años. La diálisis y los trasplantes han progresado mucho en estos últimos años, permitiendo que los pacientes con insuficiencia renal en fase terminal tengan una vida activa.

Fuente: kidneyurology.org
Para tus amigos: