Loading...
Invitado


Viernes 26 de julio de 2019

Portada Principal


Perspectiva Minera

Procesos de formación de yacimientos metalíferos de Bolivia

26 jul 2019

Osvaldo R. Arce-Burgoa*

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

INTRODUCCI?N

Bolivia ocupa una superficie algo superior a 1 millón de km2 y es conocida como una de las regiones metalíferas más ricas del mundo. Varios yacimientos fueron explotados desde hace más de 3.000 años; cuando civilizaciones como la incaica y otras anteriores extrajeron plata, oro, cobre y estaño.

Poco después de la conquista de "Alto Perú" por los españoles en los años 1530, el descubrimiento de la excepcional riqueza del Cerro Rico de Potosí, convirtió a Bolivia en el mayor productor mundial de plata durante más de dos siglos. A principios de los años 1900, se descubrieron los grandes depósitos de estaño, metal que reemplazó a la plata como el metal más valioso para la economía del país, lo que continuó hasta el colapso del mercado del estaño en 1985.

Durante el siglo XX, la minería fue la industria más importante del país, produciendo gran parte de antimonio, bismuto, plomo, plata, estaño, wólfram y zinc del mundo. Bolivia está actualmente clasificado como el tercer mayor productor mundial de antimonio, cuarto en estaño y zinc, y el sexto en wólfram. Adicionalmente, se estima que los salares del Altiplano Sur contienen> 50% de los recursos de litio del mundo. Por último, Bolivia tiene grandes recursos de oro, platino, paladio, tantalio, cromo, níquel, cadmio, indio, bismuto, potasio, boro, hierro, gas natural y petróleo. Estos recursos poco explorados y subdesarrollados en Bolivia constituyen actualmente en uno de los objetivos más favorables para un grupo excepcionalmente amplio de minerales (Arce-Burgoa, 2007, 2009).

Durante el siglo XX, la minería fue la industria más importante del país, produciendo gran parte de antimonio, bismuto, plomo, plata, estaño, wólfram y zinc del mundo. Bolivia está actualmente clasificado como el tercer mayor productor mundial de antimonio, cuarto en estaño y zinc, y el sexto en wólfram. Adicionalmente, se estima que los salares del Altiplano Sur contienen> 50% de los recursos de litio del mundo. Por último, Bolivia tiene grandes recursos de oro, platino, paladio, tantalio, cromo, níquel, cadmio, indio, bismuto, potasio, boro, hierro, gas natural y petróleo. Estos recursos poco explorados y subdesarrollados en Bolivia constituyen actualmente en uno de los objetivos más favorables para un grupo excepcionalmente amplio de minerales (Arce-Burgoa, 2007, 2009).

Diversos tipos de depósitos minerales metálicos fueron reconocidos en ambientes geológicamente variados y metalogénicamente favorables. El Cratón de "Guaporé," está representado por el Escudo Precámbrico de Bolivia, subyace en la parte oriental del país, donde el potencial de los recursos es muy poco conocido. La parte mejor dotada del país se encuentra en las provincias fisiográficas centro-andinas del occidente de Bolivia, donde los inventarios de recursos dominan los yacimientos polimetálicos vetiformes enriquecidos en estaño y en metales de base.

Bolivia, sin embargo, es también favorable para depósitos importantes económicamente como los epitermales de metales preciosos, oro orogénico en fajas de pizarra, metales del grupo del platino (PGM) y níquel en intrusiones máficas y ultramáficas, metales de base en sulfuros masivos volcanogénicos (VMS) y depósitos exhalativos sedimentarios (SEDEX), y hierro en formaciones de hierro bandeado (BIF).

La minería en Bolivia ha sido tradicionalmente llevada a cabo en operaciones subterráneas. Sin embargo, a partir de 1983 se inicia en el país la minería a cielo abierto, con la explotación del yacimiento aurífero de Kori Kollo en el Departamento de Oruro. Posteriormente, con otras minas como: Toldos, Puquio Norte, Don Mario, Kori Chaca (Iroco) y San Cristóbal.

PhD., Dr. Ing. Geólogo.

Para tus amigos: