Loading...
Invitado


Viernes 26 de julio de 2019

Portada Principal
Perspectiva Minera

Nuestra reserva de litio es importante pero su industrialización es compleja

26 jul 2019

El objetivo es industrializar el litio y exportarlo como baterías ? La fabricación de baterías de litio enfrenta retos tecnológicos

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

En el último tiempo muchas son las informaciones, comentarios y análisis que se publican con relación al macro proyecto nacional de la explotación y la industrialización del litio, coincidiendo en la mayoría de los casos en un hecho considerado como fundamental y que ratifica a Bolivia el más importante reservorio de litio en el triángulo sudamericano integrado además por Chile y la Argentina.

Pero también se establece y en niveles técnicos muy importantes que "no es suficiente tener litio", complicando más el panorama se revela que "la fabricación de baterías de litio enfrenta una serie de retos" cuya solución está en juego y es parte de "una traba" que complica a los tres miembros del triángulo sur del litio, Bolivia, Chile y Argentina.

Cuando se menciona esa dificultad, la fluida información de los vecinos muestra que a través de alianzas estratégicas, financieras y tecnológicas la Argentina y Chile han optado por concretar "sociedades mixtas" que de manera concreta enfrentarán el complicado proceso de industrializar su litio y transformarlo en baterías, el producto de alta demanda en un mercado mundial en crecimiento y de momento satisfaciendo sus necesidades con lo poco que puede ofrecer Australia.

Cuando se menciona esa dificultad, la fluida información de los vecinos muestra que a través de alianzas estratégicas, financieras y tecnológicas la Argentina y Chile han optado por concretar "sociedades mixtas" que de manera concreta enfrentarán el complicado proceso de industrializar su litio y transformarlo en baterías, el producto de alta demanda en un mercado mundial en crecimiento y de momento satisfaciendo sus necesidades con lo poco que puede ofrecer Australia.

Complejos retos tecnológicos

La industrialización del litio, desde su extracción en las salmueras, hasta llegar a la fabricación de baterías implica un largo proceso, realmente se trata de un complejo reto tecnológico, que no se puede salvar con "improvisaciones" o la búsqueda de alternativas experimentales, mientras la competencia acude a los expertos de la materia para avanzar, eliminando las dificultades y asegurando el buen uso de su materia prima.

Otros observadores muestran las dificultades, menores algunas, mayores en la mayoría de los casos y que tienen que ver específicamente con especialización tecnológica, la ubicación - geográfica - de los yacimientos y los posibles centros productivos de las baterías, el traslado de la materia prima y materiales complementarios, además de las condiciones en que cada país definirá una estrategia en la que no pierda su condición de proveedor y productor, del producto final que serán las baterías de ión litio.

Rescatando la declaración del experto y exministro de minería Dionisio Garzón, al referirse al tema, reveló que Chile y Argentina "tienen parte de componentes que requieren baterías, así como experiencia en el ensamblado de vehículos, lo que constituye una ventaja para ambos frente a Bolivia, que no tiene la cadena completa para emprender una planta".

El conocido experto en minería, añade que hace falta la infraestructura industrial y eso se refiere a la producción de otros componentes, que son más de 20 metales y otros, como cobalto, grafito, badanio, entre otros y no sabemos cuáles producimos y cuántos hay, pues no sólo se necesitan cátodos de ión. Esa es una realidad que debe ser tomada en cuenta en el proceso de industrializar nuestro litio y no enviarlo como materia prima a la China o la India.

Como se puede observar el asunto no es sencillo, Dionisio Garzón respecto al tema, refiere además que Chile en la región es el mayor productor de cobre y ese material se utiliza mucho en la industria automotriz y resulta tan imprescindible como el litio, en tanto que Argentina tiene experiencia en el ensamblado de movilidades y cuenta con los materiales necesarios para ese proceso.

Claramente hay una diferencia que no se puede eludir y menos ocultar, nuestro país no tiene las ventajas de los vecinos, por lo mismo hay que establecer un orden de prioridades para definir el negocio en el que participaremos con nuestra excepcional reserva de litio, venderemos carbonato de litio, haremos baterías, con qué componentes y en todo caso bajo qué garantía tecnológica que asegure un proceso productivo completo.

Hay que ser realistas

En el caso del litio la figura se presentaba muy sencilla, como obtener el litio en las salmueras del salar, poco menos que embolsar ese material, exportarlo y cobrar. El asunto no había sido así y la complejidad del caso, obliga a nuestras autoridades a explicar abiertamente, con sinceridad, sin subterfugios la realidad actual del macro proyecto del litio, considerando todas las alternativas que se han presentado, las posibilidades de avanzar en la dura competencia con los vecinos, las decisiones financieras y las falencias en la tecnología apropiada para llegar al punto concreto de fabricar baterías de litio.

Los entendidos no entran en la materia financiera, aunque las opiniones reconocen que el Gobierno ha realizado importantes inversiones, varias que no se registran en una secuencia de gastos, por lo mismo resulta difícil establecer claramente lo que se gastó en el proyecto del litio, lo que falta por hacer y cuánto significará llegar a industrializar el oro blanco.

Sobre este asunto, altamente sensible, hay muchas opiniones que traslucen inquietudes ciudadanas, por ejemplo cuando se hace referencia a la venta de algún producto (carbonato) que sale como simple materia prima, extraída del subsuelo y vendida a precio irrisorio, como queriendo justificar ciertos gastos en un largo proceso de "pruebas experimentales" en las plantas del salar, donde se espera que industrializar esta riqueza estratégica signifique un proceso completo realizado en el país?

La demanda cívica

Para completar el panorama sobre el proyecto del litio, no se puede soslayar la demanda de Potosí, liderada por su Comité Cívico, denunciando que la explotación del litio "no tiene rumbo" y por lo mismo proponen una "articulación con países exportadores sudamericanos", señalan además que la alianza con las empresas ACI Systems y la mixta conformada con YLB, no es garantía para industrializar el litio, ya que la primera carece de tecnología y experiencia para cumplir la fabricación de baterías. El Comité Cívico de Potosí, asegura que la empresa alemana ACI no tiene tecnología necesaria, mientras el ministro de energía señala lo contrario. En función a esa situación, es necesario que las autoridades de minería y también de energía, aclaren la situación y muestren una definición para el futuro del estratégico macro proyecto minero.

Medios.

Para tus amigos: