Loading...
Invitado


Lunes 10 de diciembre de 2018

Portada Principal


Lunes 10 de diciembre de 2018
ver hoy
A la OEA y a la UE
20 expresidentes piden medidas preventivas contra la "ruptura" democrática en Bolivia
Pág 1 
MAS cercará departamentos si anulan habilitación del binomio Evo-Álvaro
Pág 1 
A poco de irse los consejeros
En Coteor aún no se sabe cuándo serán las elecciones
Pág 1 
Vecinos del Distrito 1 se ratifican en el rechazo a la feria navideña
Pág 1 
"RIVER" Campeón de la Copa Libertadores
Pág 1 
Para evitar mayores inundaciones por lluvias
Alcaldía realizará una segunda limpieza profunda de canales y zanjas
Pág 2 
Joven albañil requiere ayuda de la población para salvar su vida
Pág 2 
Fedecomin Oruro analiza su postura para Congreso Político
Pág 2 
Alistan seminario para motivar a una minería menos contaminante
Pág 2 
La mayoría de los menores que viven en "Casa Vida" están por abandono
Pág 2 
De momento se ejecutan obras preventivas
Refacciones en el Cementerio están previstas para 2019
Pág 2 
Fue inaugurado en 2016
Centro municipal textil quiere encaminarse hacia una verdadera empresa productiva
Pág 3 
En Orinoca
59 vivanderas se capacitaron en normas de inocuidad
Pág 3 
Según el Senamhi
Esta semana se volverán a registrar lluvias en Oruro
Pág 3 
Con sorteo de la Makro Cuenta
Banco Mercantil premia a sus clientes con un millón de bolivianos
Pág 3 
Según el director
Descartan que atención en Segip sea deficiente como reclaman en redes sociales
Pág 3 
Buscan recuperar saberes ancestrales mediante la medicina tradicional
Pág 3 
Editorial
De la crítica a la acción
Pág 4 
Picadas
Pág 4 
Libertad de elección o libre albedrío
Pág 4 
Por la vía dura y sin amigos
Pág 4 
La primera ministra del Reino Unido y su dilema
Pág 4 
ALGO MÁS QUE PALABRAS
Bienvenidas las iniciativas globales
Pág 4 
Mujeres Creando echa pintura azul al TSE y lo bautiza como "funeraria de la democracia"
Pág 5 
Colisión de dos minibuses en la carretera a Desaguadero deja 2 muertos y 6 heridos
Pág 5 
Patzi: "Estamos al mando de la voluntad de un dictador"
Pág 5 
Policía arresta a bloqueadores que exigían respeto al voto del 21F en Puerto Paila
Pág 5 
Ministra de Planificación revalida compromiso del Gobierno para potenciar la economía de Tarija
Pág 5 
Monseñor Gualberti: "No caigamos en la tentación de la violencia"
Pág 5 
Gobierno cree que los jerarcas de la Iglesia Católica alientan a la violencia
Pág 5 
Iglesia Católica:
Bolivianos están enfrentados por la "terquedad de unos cuantos"
Pág 6 
Amparo Carvajal: La Apdhb fue testigo de un retroceso de los derechos humanos
Pág 6 
Maduro pide votar en municipales con alta abstención para vencer a golpistas
Pág 6 
Mukwege y Murad reclaman acción contra abusos sexuales en conflictos armados
Pág 6 
Ecos del Alma ofrecen su segundo taller de declamación gratuito del año
Pág 7 
ACFO espera mejor relación con la nueva autoridad edil
Pág 7 
Orquesta de Charangos Thayari apagó su "primera velita"
Pág 7 
"Con los gestos no bastan" para encontrar el amor
Pág 7 
Artistas plásticos preocupados por el cambio de autoridades municipales
Pág 7 
Miles de personas disfrutaron de la primera Feria de Culturas y Turismo en El Alto
Pág 7 
Identifican a autores materiales de la muerte de una mujer en el paro cívico
Pág 8 
Constructores: Remanentes de inversión deben priorizar deudas
Pág 8 
Editorial y opiniones

Por la vía dura y sin amigos

10 dic 2018

Gonzalo Mendieta Romero

A lo mejor soy un ingenuo redomado, crédulo del hado propicio, pero me es imposible compartir la "tuca" y el énfasis de quienes anuncian, maniacodepresivos, que Bolivia será una nueva Cuba o la segunda Venezuela por culpa de esos obsecuentes vocales electorales. Visto sin tanta hipertensión, el MAS porfía en la ruta de negar, atizar y evadir el descontento con su afán reeleccionista.

Si a eso se suma que en el Gobierno nadie está animado a contarle al Presidente qué sería lo más sensato hacer en caso de una derrota, efectivamente esto podría acabar en una vía dura de preservación del poder, como aconteció antes en nuestra historia. Y si así fuera, se puede adivinar de memoria su suerte.

La entrega del poder no es inminente. Y será más o menos compleja o lenta, más o menos ruda o cruenta, pero llegará ineluctable, quiera el MAS o no. Y es probable que, si sucede a la mala, barra por años el sentido común del Gobierno, sus tics, sus arrogancias, sus eslóganes y tópicos, a causa de la senda escarpada que Evo viene eligiendo.

Cuando llegue el momento, ojalá no alcance para desandar lo que el país precisa resolver y comenzó a hacerlo, como los infaustos guetos y castas, como las desigualdades de piel. La decisión del MAS puede arriesgar la perdurabilidad de su propia marca, paradójicamente. Puede irse fundiendo motores, en lugar de retirarse en orden, sufrir la abstinencia del poder y reformarse para tantear y resurgir.

Si se diera, la vía dura sería también consecuencia de la cultura política que se mama en estos lares. La de que solo laburando para el aplauso de la tribuna se lograrán fines comunes; la del culto extendido a que una marcha, una medida abrupta o una revolución trastornarán siglos de apatía por las elementales urgencias del bien común.

La vía dura implicaría pagar precios que el aburrido respeto a las reglas de circulación del poder nos evitaría. Pero, en el bando opositor, muchos de los que reclaman ácidamente o escriben airados, le confiaron al MAS los dos tercios y, más grave, legitimaron su capacidad de hacer y deshacer. Pedirles autocrítica ahora es como exagerar el amor al prójimo. Ha empezado pues el tiempo de solventar ese olvidado amor incondicional de ayer.

Quizá por eso y por razones estéticas e incluso prácticas, valdría la pena atemperar el apetito de estelaridad. Graduar un cachito el stress y sus decibeles en las arengas, controlar el apremio de figuración, de probar quién es el que más testosterona carga en la calle o por escrito, del agárrenme que los pego.

La bronca de las clases medias carece aún de guía política; el paro de esta semana y el emplume son señales del desgaste oficial, pero aún les falta una consigna nueva y un objetivo político definido. El carácter y el costo de la transición que vendrá dependerán más del cacumen, la agilidad y la frialdad del liderazgo efectivo, que de las voces de barítono en la calle.

Y como los personajes de la trama importan, habrá que ponderar igual cuánto pesarán las carencias del príncipe. Evo no lee, su intuición toca límites y no tiene amigos. Carlos Carrasco (testigo de esa época como parlamentario del MNR) cuenta que antes de la reelección de 1964, Paz Estenssoro reunió a sus más insignes militantes. Los intelectuales -René Zavaleta el primero- hicieron barra incontenida por la reelección. "El flaco" Gumucio le espetó, en cambio, que ésa era la peor medida política de su vida. Paz, "el jefe", reaccionó molesto y desoyó a su amigo (aunque yo escuchaba contar de niño que Gumucio repetía: "el jefe" no tiene amigos). Conocemos el desenlace: Víctor Paz salvó la vida en 1964 porque Ovando colaboró en su caída, y en su huida.

¿Quién podrá intentar las veces del "flaco" Gumucio con Evo? Los intelectuales que le quedan andan más ocupados que él en lo que (les) ocurra, en caso de perder el poder. Quién sabe uno como Felipe Cáceres, del grupo que acompaña al Presidente desde su infancia política. Ayudaría que alguien así comprendiera y explicara adentro lo que luce crecientemente obvio.

(*) Abogado

Para tus amigos: