Loading...
Invitado


Sábado 10 de julio de 2010

Portada Principal


Sábado 10 de julio de 2010
ver hoy
CONTENIDO
Pág 2 
EDITORIAL
Pág 2 
AFRONTAR EL CÁNCER
Pág 3 
El psicólogo responde
Pág 3 
PILDORITAS PARA EL ESPÍRITU
Pág 3 
TIPS
Pág 3 
Lindsay Lohan fue enviada a la cárcel por una juez
Pág 4 
Música de la A a la Z
Pág 4 
Semblanza
El encanto de la mujer boliviana es Surimana
Pág 4 
HORÓSCOPO
Pág 5 
PORTAL DE LA SABIDURÍA
Amor y Sabiduría
Pág 5 
Rincones de Mi Tierra
Sora Sora de San Pedro de Totora
Pág 6 
Anabel Apaza, bella e inteligente
Pág 7 
Interante, insólito, increíble
La discriminaron por sus caderas
Pág 8 
Interante, insólito, increíble
Prueban un nuevo asfalto capaz de absorber la contaminación
Pág 8 
Los fans de música clásica se parecen a los del heavy metal
Pág 8 
Principio del formulario Al mal tiempo buena cara…
Pág 8 
La aparición de los uñeros
Pág 8 
Invitación para Baby Shower
Pág 9 
Consejos y alimentos para adelgazar
Pág 10 
Los Primeros Dientecitos
Pág 10 
Salud y bienestar
La glucosamina no alivia el dolor de espalda
Pág 10 
Sexo
¿Qué es la identidad sexual?
Pág 10 
HUMOR
Pág 11 
Revista Tu Espacio

Sexo

¿Qué es la identidad sexual?

10 jul 2010

Fuente: sexualidad.es

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

La identidad sexual, también llamada identidad de género, se define como el sentimiento de pertenencia a uno u otro sexo, es decir, el convencimiento de ser hombre o mujer.

Esta percepción hace que nos veamos como individuos sexuados en masculino o femenino, lo que desembocará en sentimientos, afectividad y comportamientos o conductas distintas y peculiares dependiendo de que nos identifiquemos con una identidad sexual masculina o femenina.

No hay que confundir la identidad sexual (percepción de uno mismo como hombre o mujer), con la orientación sexual (atracción sexual hacia hombres, mujeres o ambos indistintamente).

Proceso de identificación sexual:

La identidad sexual se define en los primeros años de vida, en la infancia, adquiriendo mayor fuerza en la adolescencia y pubertad.

Sin embargo no se conocen exactamente las causas que definen que el niño adquiera una u otra orientación sexual.

Causas que definen la identidad sexual:

En el debate abierto sobre las causas que definen la identidad sexual en el ser humano se barajan distintas teorías.

Algunas teorías apuntan a que la identidad sexual es innata, aunque la mayoría de estudios y teorías recientes apuntan a la influencia de distintos factores como son: La herencia genética, las experiencias durante la infancia y adolescencia, la relación con los padres, amigos, etc.

Elementos constituyentes de la identidad sexual:

La identidad sexual es realmente un aspecto complejo y multifactorial. Al pensar en identidad sexual, se suele pensar en si una persona se siente o no a gusto, con bienestar y autorrealización, en lo que implica ser hombre o ser mujer.

Los elementos a considerar como constituyentes de la identidad sexual son:

El sexo del sujeto.- Esto tiene que ver con la diferencia física constitutiva natural del hombre y de la mujer, y por lo tanto con los componentes biológicos y anatómicos.

El género.- El género, está determinado por los aspectos psicológicos, sociales y culturales de la feminidad y la masculinidad. Este es uno de los componentes más complejos.

El rol.- El rol del género como hombre o mujer dentro de un determinado marco social-cultural, político y religioso determinado.

Estudios científicos sobre identidad sexual y sobre orientación sexual

Algunos estudios científicos, incluyendo Sexual Behavior in the Human Male (1948) y Sexual Behavior in the Human Female (1953) por el Dr. Alfred Kinsev, constataron que, analizados tanto comportamiento como identidad, la mayor parte de la población parece tener por lo menos alguna tendencia bisexual (atracción hacia personas tanto de uno como de otro sexo), aunque ordinariamente se prefiere un sexo u otro.

Kinsey y sus estudiantes consideraron que sólo una minoría (del 5 al 10%) es completamente heterosexual o completamente homosexual. Y similarmente, sólo una minoría aun más pequeña puede considerarse completamente bisexual.

Estudios ulteriores han querido demostrar que el informe de Kinsey había exagerado la prevalencia de la bisexualidad en la población; pero todavía su idea goza de una gran aceptación.

Algunos pensadores en los estudios de género, siendo el más famoso el filósofo francés Michael Foucault (aunque algunos hayan argumentado que sus ideas en este tema hayan sufrido distorsión) atacan la idea de que identidades sexuales como homosexualidad, heterosexual o bisexual tengan cualquier existencia objetiva. Dicen, en su lugar, que son construcciones sociales. Este punto de vista teórico se llama Teoría Queer. Un argumento frecuente es que la homosexualidad premoderna era diferente de la homosexualidad moderna, siendo estructurada por edad, sexo o clase en vez de igualitaria. Los críticos contestan que, aunque la homosexualidad de épocas distintas haya tenido rasgos distintos, el fenómeno básico ha existido siempre y no es una creación de la sociedad actual.

Una de las últimas teorías propuestas para la homosexualidad se basa en la llamada selección social. Propuesta por la profesora de biología de la Universidad de Stanford Joan Roughgarden en su libro Evolution’s Rainbow (‘El arcoiris de la evolución’), la teoría se enfrenta a la selección sexual de Darwin.

Básicamente niega la reducción de la diversidad sexual a dos sexos, uno masculino y agresivo y otro femenino y cohibido. Con numerosos ejemplos del reino animal y de culturas distintas de la occidental, muestra que la naturaleza y las diferentes sociedades ofrecen soluciones sorprendentes a la sexualidad: peces con varios tipos diferentes de machos o cuyos componentes cambian de sexo en caso de necesidad; mamíferos que tienen a la vez órganos reproductores masculinos y femeninos, etc.

En el caso de la biología humana, afirma que la existencia de homosexuales, transexuales y hermafroditas no es más que una variación natural que se integra perfectamente en la diversidad mostrada por los demás animales. La expresión social de esta diversidad se encontraría en sociedades como la de los indios norteamericanos, con sus dos espíritus, los mahu polinésicos, los hijra indios o los eunucos, que identifica con personas transgénero.

Fuente: sexualidad.es
Para tus amigos: