Loading...
Invitado


Domingo 18 de noviembre de 2018

Portada Principal
Cultural El Duende

Dos poetas cochabambinos

18 nov 2018

Juan Capriles. Cochabamba, 1890-1953. Su vida estuvo entregada a la poesía. Poeta en el grado más excelso. De temperamento generoso, vivió echando sus versos a los vientos. Autor de Eventos. Lola Taborga de Requena. Cochabamba, Bolivia, 1890-1950. Poeta. Coronada con la ´Violeta de Oro´ en los Juegos Florales de 1931 y galardonada con Medalla de Oro por la Sociedad Interamericana de Escritores en 1950. Es autora de Espigas y Cuadros incásicos.

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Soledad

¡Oh grande forjadora! Soledad del silencio,

de ideales infinitos en plena floración,

interna en tus influjos, única en tus dominios

que vas entre la vida y la meditación.

Soledad eremita del místico reposo,

tú viste entre las rocas silenciosos martirios,

sepultar los deseos bajo las fieras zarzas

y encender de la fe los fervorosos cirios.

Soledad del hogar con nimbos de recuerdos;

santuario abandonado, fortaleza derruida,

con brazos en cruz taciturna y doliente,

esperas el retorno del amor y la vida.

Señora del desierto con el fragor del simun

y el giboso cansancio del paso camellar;

sobre esos arenales de enardecidas fauces,

tú ves las caravanas solitarias pasar.

Soledad del poeta, custodiando el lucero,

que alumbra su destino por las excelsas cumbres

y ardiendo el pebetero de cada pensamiento

abarca su horizonte y lo circunda en rimas.

Soledad misteriosa con destellos divinos,

sólo tú contemplaste las manos creadoras

y viste el primer astro, llegaste al primer hombre

y tu profunda huella se matizó en auroras.

Soledad de las madres, prosternadas a Dios,

recibiendo del ángel la copa del dolor,

la frente sensitiva con flor de pasionaria

y los labios candentes con la oración de amor.

Soledad soberana, cuando todo concluya;

deshecha la belleza, borrada en armonía,

tú vagarás silente midiendo el infinito.

Y muy lejos de ti, se abrirá un nuevo día

Lola Taborga de Requena

[Avanza el malestar]

Avanza el malestar como una fría

racha de un viento de tormenta;

ninguna luz alumbra la sombría

tristeza que en mi espíritu fermenta.

Del corazón ha huido la alegría

como una mariposa descontenta?

cuando encuentra una flor en agonía,

¿qué mariposa no se ausenta?

Y como mi alma pálida se mustia

con el letal veneno de la angustia

y un eterno descanso necesito

en medio del dolor sólo evidencio

para calmar mi fiebre de infinito

una detonación? y un gran silencio.

Juan Capriles

Acuarela

Con vuelo blanco la paloma

baja a beber al manantial

y la vacada lenta asoma

como en un cuento pastoral.

Las florecillas de la loma

y el árbol viejo y patriarcal,

dan el incienso de su aroma

al pensativo peñascal.

El rosa-lila del celaje

es el ensueño del paisaje

bajo el silencio vesperal

La venus, límpida, fulgura

y se estremece la natura

en la eclosión primaveral.

Juan Capriles

Para tus amigos: