Loading...
Invitado


Domingo 03 de enero de 2016

Portada Principal


Revista Dominical

Para leer en Año Nuevo:

Increíble: diferentes implicancias con ciertos números en la historia de la Humanidad

03 ene 2016

Por: Aníbal Abel Alarcón Caparroz - Poeta y escritor

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

La numeración es aquella relación en que las unidades de los diversos órdenes son 10 veces mayores: o menores unas que otras. La numeración en la actualidad suele utilizarse para enumerar por ejemplo los capítulos de un libro o sus páginas preliminares; en las esferas de los relojes en la antigüedad era para indicar el número ordinal de los reyes, concilios, congresos, etc., o para señalar las fechas en las inscripciones, y monumentos.

En la actualidad, para ver especialmente la hora ¿qué hora es?, o la fecha de un acontecimiento, efeméride o cumpleaños. Mientras el número es la relación entre una cantidad determinada y otra considerada como unidad. Existen millones de ejemplos en relación al número y a su utilización, por lo que para el autor del presente artículo de aclaración, es importante mencionar en especial sobre la propiedad que tienen las palabras para representar por medio de ciertas formas la idea de unidad o de pluralidad; por lo que hay dos números; es decir, el singular y el plural.

De igual forma existen millones de ejemplos sobre estos dos acápites. Por otra parte, se interrelacionan ciertos números con la suerte y en forma supersticiosa con desgracias o advenimiento de catástrofes y otras consecuencias, pero la realidad nos muestra que nada de ello es verídico ¿no es así?, sino meras supersticiones, pero sí coincidentemente ciertos números (no todos), se asocian con ciertos acontecimientos como se describe a continuación:

En el transcurso del tiempo por ejemplo, el número 33 se ha constituido en un verdadero enigma; para muchos es un número mágico que ha aparecido en algunos acontecimientos más importantes desde tiempos de Jesucristo hasta la época contemporánea.

Según la numerología, el 33, junto con el 11 y el 22, son números maestros, cargados de equilibrio, espiritualidad y del amor en su más pura expresión mediante la entrega, el sacrificio y la compasión; pero, si bien el 33 se relaciona con las aptitudes intelectuales y artísticas de las personas, también se conecta con las ciencias ocultas y los fenómenos paranormales, tal como demuestran los siguientes acontecimientos y datos registrados a lo largo de la historia: El número 33 está registrado en los textos y la tradición de varias religiones del planeta.

La Biblia asegura que el rey David reinó en Jerusalén durante 33 años y que Jesús tenía 33 años cuando murió en la cruz. También se afirma que el hinduismo cuenta con 33 mil dioses y que en el Islam los musulmanes creen que los habitantes del cielo existen eternamente con una edad de 33 años; además, los mismos musulmanes disponen de 33 perlas para la oración.

En el libro "El secreto de los illuminatis", se afirma que "en la numerología espiritual, los números 11, 22 y 33 son los denominados Números Maestros´, siendo el numero 33 el más alto en la escala. Este número representa la edad de la Maestría en la Iniciación de Jesús (su muerte, resurrección y ascensión), aparte de otros detalles esotéricos. El 33 simboliza el grado alto de conciencia espiritual por parte del ser humano". En la masonería el 33 significa el máximo grado masón del Rito Escocés, concebido en 1801 con la creación del Supremo Consejo Supremo en Charleston, Carolina del Sur, situado a 24 kilómetros al sur del paralelo 33, lugar donde también se habrían producido los primeros disparos de la Guerra Civil estadounidense.

Alejandro Magno, el mayor conquistador del mundo antiguo, murió a los 33 años. El Papa Juan Pablo I, murió 33 días después de que fuera nombrado Sumo Pontífice. El poeta Dante Alighieri divide a las tres partes de "La Divina Comedia" (Infierno, Purgatorio y Paraíso), en 33 cantos cada una. El pintor Miguel Ángel habría comenzado a pintar la Capilla Sixtina a los 33 años, y una de las obras más conocidas del arquitecto español Antonio Gaudí es el llamado "cuadrado mágico", donde se observa una variedad de números del 1 al 15 que sumados de cualquier manera, ya sea horizontal, vertical o diagonal siempre dan 33.

En 1963 el presidente John F. Kennedy fue asesinado en la Plaza Dealey en Dallas, Texas cerca del paralelo 33, el 22 de noviembre (22+11 suman 33). Lo curioso es que después de la medianoche del 6 de junio de 1968, el senador Robert F. Kennedy, hermano menor de J.F.K., fue asesinado a tiros en el Hotel Ambassador de los Ángeles, California, en el mismo paralelo 33. De todas maneras resulta ser un enigma esto de algunos números tal como se relaciona con el 33 o el 7 o 77; en fin todo esto es para analizar en forma natural y con criterio formado.

Para tus amigos: