Loading...
Invitado


Sábado 01 de agosto de 2015

Portada Principal


Sábado 01 de agosto de 2015
ver hoy
Niños que se convierten en padres
Pág 2 
La psicóloga responde
Pág 2 
Tips
Pág 2 
Editorial
Pág 3 
POEMAS
A mi patria Bolivia
Pág 3 
Tecnología
Descubren vulnerabilidades de Android que afectan a millones de teléfonos
Pág 3 
TOP RANKING
Pág 3 
Mascotas
27 de Julio: Día Internacional del Perro Callejero
Pág 3 
Portal de la Sabiduría
El enigmático número siete
Pág 4 
HOROSCOPO
Pág 4 
PILDORITAS PARA EL ESPÍRITU
Pág 4 
Artista de la semana
Grupo "Fáctico" avanza en el mundo artístico difundiendo el rock pop
Pág 5 
Un mercado acorrala "al corralito" de Villa Montes
Pág 6 
Nataly Yugar Yucra
Pág 7 
ODONTOLOGÍA
Apnea del sueño y odontología
Pág 8 
EST?TICA
¿Pueden atenuarse o desaparecer las cicatrices en la cara?
Pág 8 
SEXO
Una relación amorosa dentro del hogar
Pág 8 
Moda
Miss Bolivia: mucha tela para cortar
Pág 9 
Belleza
Consejos para retrasar el envejecimiento
Pág 9 
Ejercicios
5 ejercicios para piernas y glúteos que puedes hacer en casa
Pág 9 
Humor
Pág 10 
PEDIATRÍA
Enfermedad tiroidea materna y el recién nacido
Pág 11 
SALUD
La lengua es un indicador de que tienes una enfermedad: Estos son los síntomas
Pág 11 
NUTRICI?N
Ciruelas pasas, ideales para construir huesos más fuertes
Pág 11 
Cómo hacer un bolso con tela de jeans viejos
Pág 12 
Revista Tu Espacio

Portal de la Sabiduría

El enigmático número siete

01 ago 2015

El Alquimista

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Todos nosotros alguna vez hemos escuchado hablar del siete como un número mágico, cabalístico, místico, que encierra muchos enigmas. En las escuelas de sabiduría hermética, se filosofa sobre los siete universos paralelos, las siete leyes cósmicas, los siete cosmocratores o genios siderales, las siete iniciaciones, los siete cuerpos existenciales del hombre con sus siete centros magnéticos, las siete palabras secretas del mártir del calvario.

A nivel religioso se habla de los siete Espíritus ante el trono de Dios, los siete Arcángeles, los siete Jinetes del Apocalipsis, las siete Iglesias, los siete Sellos, las siete virtudes conscientes, los siete pecados capitales.

En el ámbito científico se estudia el espectro electromagnético luminoso con sus siete colores, (el arcoíris del prisma solar) y el espectro electromagnético vibratorio con sus siete notas musicales en sus diferentes octavas. Se experimenta con los siete cristales de perfecta vibración molecular, se utilizan los siete metales preciosos de la alquimia medieval, se explora a los siete planetas de la astrología antigua, buscando comprender las siete dimensiones básicas del cosmos.

En la antigua sabiduría oriental se enseñaba sobre los siete rayos de la creación, los siete Mahachoanes o dioses regentes de cada rayo, sobre las siete serpientes ígneas que se levantan en el yogui de perfección, mediante la asimilación de los siete Pranas maravillosos con sus siete atributos que desarrollan los siete Chakras mediante los siete grados del poder del fuego, eliminando los siete vicios del hombre y desarrollando las siete virtudes esenciales.

En fin, donde busquemos encontraremos una constante eterna: la presencia de siete leyes universales, una incesante manifestación de siete principios que desarrollan, organizan, cristalizan y ejecutan la creación realizada por los tres principios creadores. Todas las religiones y escuelas filosóficas de la sabiduría universal, siempre nos han enseñado que en el universo existen estas siete leyes inmutables.

Todo en este universo del cual somos como una pequeña gota en el gran océano, es un trío de Materia, Energía y Espíritu, vibrando como una sola unidad múltiple perfecta, indivisible e indestructible, manifestándose por la eternidad dando nacimiento a infinitas formas y dimensiones.

Desde lo infinitamente pequeño, (partículas subatómicas), pasando por el microcosmos hombre, hasta lo infinitamente grande (galaxias y constelaciones), la constitución es la misma: un primer aspecto denso; la materia, que sirve de vehículo físico, de sostén, para que, a través de ella fluya la energía, que es el segundo aspecto, la manifestación de la vida libre en su movimiento en sus infinitas formas.

El espíritu o conciencia es el tercer aspecto; es el origen, la causa, el principio inteligente y creador que hace que la energía se manifieste y fluya a través de la materia. Es la sabiduría inherente a la vida misma, es el principio modelador. Esta inteligencia creadora e inmortal, que está inmersa en todo lo que existe se manifiesta gracias a la ley del triangulo; la ley del tres: Positivo - Negativo - Neutro. Santo Afirmar - Santo Negar - Santo Conciliar, Padre - Hijo - Espíritu Santo, Brama - Vishnu - Shiva, etc. Sin importar los nombres que se les asignen, representan los tres principios básicos creadores que operan por medio del espíritu modelando toda la creación. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son las tres leyes o principios que crean y los siete rayos de la creación son los que ejecutan esas creaciones.

A estas siete leyes se les han asignado diferentes nombres y atributos. Están representadas por los siete Arcángeles, Cosmocratores o Mahachoanes, que son: Miguel, Gabriel, Rafael, Uriel, Samael, Zacariel y Orifiel, según el cristianismo esotérico, con sus atributos: Poder, Vida, Sabiduría, Amor, Fuerza, Justicia, Transformación, expresándose mediante los siete colores del arco iris y las siete notas musicales, como siete frecuencias vibratorias, que en infinitas octavas modelan la creación, como siete oleadas de fuerzas que fluyen y refluyen a través de los diferentes tipos de energías, cristalizando formas y propiedades en la materia. En el reino mineral construyen los cristales y forman los metales, en el reino vegetal y en el reino animal, organizan la manifestación de las diferentes familias de plantas y animales otorgando los atributos y cualidades a cada uno de ellos. En el reino humano están presentes desarrollando nuestros cuerpos existenciales, nuestros diferentes órganos con sus diferentes funciones, los atributos y cualidades de nuestras almas y espíritus. En los reinos superiores se manifiestan como las leyes que rigen la manifestación espiritualizada de la creación.

Estos siete principios universales están presentes de instante en instante en todo el universo manifestado organizando y cristalizando objetivamente las infinitas creaciones de Dios.

Descubramos estas leyes dentro de nosotros y entremos en común unión con ellas para cristalizar con plena conciencia la resurrección del hijo del hombre dentro de nosotros, cumpliendo, así, con el plan divino del Creador.

Para tus amigos: