Loading...
Invitado


Miercoles 06 de agosto de 2014

Portada Principal


Miercoles 06 de agosto de 2014
ver hoy
ÍNDICE
Pág 4 
Así es nuestra Bolivia…
Pág 6 
Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte-Andrade 1783 - 1830
Pág 7 
José Antonio de Sucre y Alcalá 1795-1830
Pág 8 
Independencia de Bolivia
Pág 9 
CHUQUISACA: Libertad… es el grito que se escucha doquier resonar
Pág 11 
Jaime Zudáñez:
El símbolo del primer grito libertario de América
Pág 13 
LA PAZ: Que en este día de julio se engalana
Pág 15 
Pedro Domingo Murillo:
“La tea que dejo encendida nadie la podrá apagar”
Pág 17 
De Bolivia en el suelo fecundo… en la cima del gran POTOSÍ
Pág 19 
Alonso Yáñez:
“Yo plantaré el estandarte de la libertad”
Pág 21 
SANTA CRUZ: Siempre libres… seamos
Pág 23 
Ignacio Warnes:
“Soldados, a vencer o a morir con gloria”
Pág 25 
COCHABAMBA: Brilla el sol de septiembre radiante
Pág 27 
Esteban Arze:
“Ante vuestras macanas tiembla el enemigo”
Pág 29 
ORURO: Todo el mundo de pie te saluda
Pág 31 
Sebastián Pagador:
“No estimemos en nada nuestras vidas, sacrifiquémoslas gustosos por la libertad”
Pág 33 
TARIJA: “...la fama pregona nuestra gloria y heroico valor”
Pág 35 
Eustaquio “Moto” Méndez:
El patriota irreverente
Pág 37 
BENI: Canta victorioso pueblo de leyenda
Pág 39 
Pedro Muiba:
Líder de la rebelión con rostro y sangre indígena
Pág 41 
Litoral: Nació como territorio potosino
Pág 43 
Eduardo Avaroa:
“Rendirme yo cobardes que se rinda su abuela”
Pág 45 
PANDO: El jardín de las flores
Pág 47 
Bruno Racua:
Héroe indígena que luchó con un arco y flecha
Pág 49 
Pabellón tricolor, emblema de paz y de unión
Pág 53 
El Escudo: Símbolo que representa a toda Bolivia
Pág 56 
El Himno Nacional nació por el amor a dos mujeres
Pág 59 
HIMNO NACIONAL
Pág 61 
El rojo, amarillo y verde que adornan las flores nacionales
Pág 62 
Mapa político de Bolivia
Pág 64 
Participación de la mujer en el proceso de independencia de Bolivia
Pág 65 
Embargo... de la minería boliviana (Parte 1)
Pág 68 
Embargo... de la minería boliviana (Parte 2)
Pág 71 
Embargo... de la minería boliviana (Parte 3)
Pág 74 
BIBLIOGRAFÍA
Pág 77 
Separata 6 de Agosto

Embargo... de la minería boliviana (Parte 1)

06 ago 2014

Fuente: LA PATRIA

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

La naturaleza de la TIERRA y los recursos naturales

La tierra o naturaleza, es producto de la materia y energía en permanente y continuo movimiento, que a su vez, vía procesos geológicos y bajo determinadas condiciones físico-químicas, da lugar al origen de especies inorgánicas y orgánicas. La dialéctica de ambas, crea los organismos vivos, como entidades estables autónomas, que acumulan energía del medio externo (naturaleza), en un proceso de adaptación y evolución al medio ambiente.

La naturaleza de siempre es y será fuente de vida para todas las especies. Ella se ofrece como objeto de su actividad. El ser humano igual que cualquier especie, se relaciona con la naturaleza por medio del trabajo. Para todas las especies la naturaleza es objeto de actividad natural, menos para el hombre. Para el hombre es objeto de transformación, y al mismo tiempo, objeto de transformación del propio hombre: orgánicamente y de su pensamiento. Sin naturaleza no hay pensamiento y sin pensamiento no hay hombre, de tal modo, que el valor de la naturaleza está determinado por los intereses sociales. El ser humano es quien ha otorgado un sentido a la naturaleza, y es, apropiarse de ella para satisfacer sus necesidades, pero cuidado, dar sentido no es crear. Las necesidades son cambiantes históricamente, por lo que el sentido otorgado a la naturaleza, es también de carácter histórico. La apropiación de la naturaleza es, por tanto expresión del grado de desarrollo del conocimiento y de la organización de la sociedad. Hoy fruto del desarrollo de las relaciones de producción, la naturaleza como entidad ecológica solo tiene sentido como entidad económica, convirtiendo a ella en recursos naturales.

Sobre el sentido, prevalecen dos enfoques contrapuestos: el tecnocentrismo, que plantea que la naturaleza es un conjunto sin fin de materias primas, que se venden y se compran, que son objetos útiles y no útiles; los daños al medio ambiente, serán solucionados tecnológicamente; el ecocentrismo, tal como se sabe, tiene un planteamiento totalmente contrario.

Ambos planteamientos científicamente no son responsables, ni viables socialmente. Otorgarle esta categoría a la naturaleza es perverso. Si el problema es social, la solución debe ser social, es decir política, por tanto, es posible darle otro sentido a la explotación de nuestros recursos naturales, máxime si estos, van para el aprovechamiento de otros países, como es el caso nuestro.

LA MINERÍA BOLIVIANA PARTE

DE NUESTRO DESARROLLO

La minería es parte del desarrollo social y económico de Bolivia y como tal, está intrínsecamente ligada a las formas de las relaciones de producción, en su permanente interacción con la naturaleza a través del trabajo. La actividad minera en las Culturas Tiahuanacota y del Imperio Inca estuvo presente, su característica esencial fue, que la utilización de algunos minerales útiles estuvo ligada a su desarrollo integrado, simultáneo e equilibrado de diversos sectores productivos, como la fabricación de instrumentos de trabajo, la construcción, alfarería, orfebrería y tejidos; las jerarquías de las necesidades y sus calidades, marcadas por las jerarquías sociales; el arte, diseño, formas y colores en función del grado de refinamiento de los linajes y clases superiores, que a su vez, estaban ligados a la materialización de deidades sobre todo naturales. El trabajo fue comunitario muy disperso territorialmente y articulado a niveles superiores centrales vía tributo.

El paso de una minería integral, por más básica que sea, a un modelo desarticulado, da lugar al surgimiento de un extractivismo ordinario básicamente solo del oro y la plata y esto ocurre con la llegada de los españoles; entonces, lo que ocurrió fue, la destrucción inmediata de un sistema económico y productivo, y lo peor, la liquidación intelectual de técnicos y científicos de la organización social; todas las otras actividades debían servir a este enclave, pero además, orientados a la exportación hacia la Metrópoli española. Esta separación puso el fundamento de la perversa cultura de desarrollo de nuestro país, hasta el presente. No hubo, ni existe una dirigencia política capaz de reorientar nuestra división social del trabajo. El surgimiento del mercado del intercambio, en su fase mercantilista en Europa, sacrificó de esta manera a la cultura productiva de otrora.

El periodo colonial, es el periodo de la expoliación por el poder político español de estos recursos minerales preciosos. La ideología de entonces constituía en creer, que la riqueza está representada por oro y plata amonedados. Su adquisición lo constituye el fin de toda actividad económica. Dinero no siempre significa riqueza. Se confunde riqueza material con bienestar económico, (hoy se sigue con la misma ideología).

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: