Loading...
Invitado


Miercoles 06 de agosto de 2014

Portada Principal


Miercoles 06 de agosto de 2014
ver hoy
ÍNDICE
Pág 4 
Así es nuestra Bolivia…
Pág 6 
Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte-Andrade 1783 - 1830
Pág 7 
José Antonio de Sucre y Alcalá 1795-1830
Pág 8 
Independencia de Bolivia
Pág 9 
CHUQUISACA: Libertad… es el grito que se escucha doquier resonar
Pág 11 
Jaime Zudáñez:
El símbolo del primer grito libertario de América
Pág 13 
LA PAZ: Que en este día de julio se engalana
Pág 15 
Pedro Domingo Murillo:
“La tea que dejo encendida nadie la podrá apagar”
Pág 17 
De Bolivia en el suelo fecundo… en la cima del gran POTOSÍ
Pág 19 
Alonso Yáñez:
“Yo plantaré el estandarte de la libertad”
Pág 21 
SANTA CRUZ: Siempre libres… seamos
Pág 23 
Ignacio Warnes:
“Soldados, a vencer o a morir con gloria”
Pág 25 
COCHABAMBA: Brilla el sol de septiembre radiante
Pág 27 
Esteban Arze:
“Ante vuestras macanas tiembla el enemigo”
Pág 29 
ORURO: Todo el mundo de pie te saluda
Pág 31 
Sebastián Pagador:
“No estimemos en nada nuestras vidas, sacrifiquémoslas gustosos por la libertad”
Pág 33 
TARIJA: “...la fama pregona nuestra gloria y heroico valor”
Pág 35 
Eustaquio “Moto” Méndez:
El patriota irreverente
Pág 37 
BENI: Canta victorioso pueblo de leyenda
Pág 39 
Pedro Muiba:
Líder de la rebelión con rostro y sangre indígena
Pág 41 
Litoral: Nació como territorio potosino
Pág 43 
Eduardo Avaroa:
“Rendirme yo cobardes que se rinda su abuela”
Pág 45 
PANDO: El jardín de las flores
Pág 47 
Bruno Racua:
Héroe indígena que luchó con un arco y flecha
Pág 49 
Pabellón tricolor, emblema de paz y de unión
Pág 53 
El Escudo: Símbolo que representa a toda Bolivia
Pág 56 
El Himno Nacional nació por el amor a dos mujeres
Pág 59 
HIMNO NACIONAL
Pág 61 
El rojo, amarillo y verde que adornan las flores nacionales
Pág 62 
Mapa político de Bolivia
Pág 64 
Participación de la mujer en el proceso de independencia de Bolivia
Pág 65 
Embargo... de la minería boliviana (Parte 1)
Pág 68 
Embargo... de la minería boliviana (Parte 2)
Pág 71 
Embargo... de la minería boliviana (Parte 3)
Pág 74 
BIBLIOGRAFÍA
Pág 77 
Separata 6 de Agosto

El Himno Nacional nació por el amor a dos mujeres

06 ago 2014

Fuente: LA PATRIA

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

La historia del Himno Nacional se remonta hasta antes de la victoria de la Batalla de Ingavi el 18 de noviembre de 1841 por el Ejército de la nueva República fundada el 6 de Agosto de 1825, y para su creación tuvieron que ver mucho dos mujeres potosinas.

Una de ellas era novia del residente Leopoldo Benedetto Vincenti, Justina Daza, hija de don Melchor Daza, diputado por Potosí a la Asamblea Constituyente. La otra era la amiga de Justina, Liberata Sanjinés, hija del insigne político, secretario de la Asamblea Constituyente y poeta, José Ignacio Sanjinés.

Ambas señoritas gozaban de las serenatas que brindaba Benedetto, inspirado en la rica música nacional y melodías extranjeras, cuidadosamente seleccionadas. Se pusieron de acuerdo entre las dos damas para conminar tanto a su novio como a su papá para que compongan el Himno Nacional.

Para ello, Justina amenazó a Benedetto, señalando que si no componía el Himno de su Patria, no se casaría con él, a lo que el italiano contestó: “Qué audaz eres Justina”.

Mientras que el padre de Liberata respondió: “El amor a la Patria me justifica”.

Posteriormente, el poeta con el músico se reunieron para componer el Himno Nacional de Bolivia. Después de un arduo trabajo, una noche de nevada, se desconoce la fecha, ambos tenían bajo el brazo la partitura y la letra de la canción, que se convertiría desde entonces, como el mensaje de amor por una nación que dio todo a sus habitantes.

Con suma maestría, el artista ejecutó la canción que a los presentes les pareció excelente. José Ignacio de Sanjinés quedó conmovido y no aguantó las lágrimas que salían de sus ojos, debido a la emoción de tan bellas melodías y la letra que leyó ante su hija y amigos.

No pasó mucho tiempo, cuando con motivo del aniversario de la Batalla de Ingavi, llegó un mensaje a la casa de Benedetto, para que componga una canción en honor a esa victoria bélica.

El artista consultó a su novia sobre la invitación del gobierno, a lo que Justina le dijo que era la mejor oportunidad para presentar la composición que hicieron junto a Sanjinés, donde se reflejaba las glorias de la Patria.

Fue así que la feliz pareja, más su amiga entrañable Liberata y su padre José, viajaron a la ciudad de La Paz.

Estaba como presidente de la República de Bolivia, el héroe de la Batalla de Ingavi, José Ballivián Segurola, quien puso a disposición de los dos artistas a las bandas de música del Ejército, los batallones Quinto, Sexto y Octavo, quienes al mando de Benedetto Vincenti dieron la primera serenata a Bolivia, la mañana del 18 de Noviembre de 1845, en presencia del Presidente.

La noche de ese mismo día, en el Teatro Municipal de La Paz, se estrenó oficialmente el Himno Nacional de Bolivia, interpretado por una orquesta sinfónica, al canto de un grupo de jóvenes.

El mandatario presenció tan significativo acto, sentado en el palco oficial, junto a sus ministros, autoridades civiles y militares, rodeados del pueblo que ovacionó con gritos y aplausos a los compositores. También se llenaron de la emoción por la magnífica interpretación del Himno, que a partir de esa fecha sería como el oficial de Bolivia, que en un principio fue bautizado como “Canción Patriótica”.

Las dos mujeres que inspiraron a la composición del himno, acompañadas del padre de Justina, don Melchor Daza, estuvieron en un palco oficial adornado con los colores de la Enseña Tricolor.

Después de la ceremonia, el presidente de la República, José Ballivián se subió al escenario para felicitar al autor de la letra, José Ignacio Sanjinés y de la música, Leopoldo Benedetto Vincenti, a quienes les puso una corona de flores de Kantuta, al músico le entregó una batuta de oro.

En medio del aplauso del público, Benedetto convocó a su novia, quien fue presentada ante el dignatario de Estado, en la que le manifestó que ella fue la inspiradora del himno en confabulación con su amiga Liberata, hija del autor de la letra.

Más tarde, Benedetto y Justina se casaron apadrinados por su Excelencia, José Ballivián Segurola y se fueron de luna de miel a Europa. Antes de partir, la pareja recién casada apadrinó el matrimonio de Liberata, quien se quedó en su ciudad natal, Potosí, para someterse a la vida de mujer casada.

JOSÉ IGNACIO SANJINÉS

Nació en Potosí, fue abogado y diputado por su tierra natal en 1825, asistió a la Asamblea Constituyente de ese año, sancionó la Constitución boliviana que lleva su firma, como uno de los 17 representantes de esa ciudad.

Participó de la Constitución de 1831, tres años después fue nombrado Hijo Predilecto de Potosí y senador. Suscribió la tercera Constitución de Bolivia y durante el gobierno de Santa Cruz fue designado como ministro del Interior. El 7 de mayo de 1836, se hace cargo de la Secretaría General del Gobierno. Fue poeta, jurisconsulto y legislador.

En el magisterio, consagró muchos años de su preciosa existencia a instruir a la juventud.

LEOPOLDO BENEDETTO VINCENTI

Nació en Roma - Italia. Su padre fue Antonio Vincenti. Estudió en el Colegio de Jesuitas “San Vital” en Roma. Terminó sus estudios artísticos en París, en el conservatorio de esa ciudad.

Fue contratado por el contraalmirante Du Thouss, para una expedición que fue interrumpida durante tres años, cuando debía tomarse posesión a nombre de Francia, el archipiélago de la Polinesia.

Ese incidente permitió al músico quedarse en Chile, luego pasó a Bolivia y se instaló en la ciudad de Potosí, allí conoció a su novia, Justina Daza y posteriormente fue invitado a componer el Himno Nacional.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: