Loading...
Invitado


Sábado 10 de agosto de 2013

Portada Principal


Suplemento Policial

Cómo hablar de las drogas con nuestros hijos

10 ago 2013

Fuente: LA PATRIA

(Curso de Prevención para Padres, Profesores y Estudiantes) • Por: Cap. Jorge O. Saravia Jaldín - Jefe de Comunicaciones Felcn-Oruro

¿Cuáles son las consecuencias del consumo de alcohol en adolescentes?

El alcohol es una droga adictiva para todos y cuando se inicia su consumo antes de los 18 años aumenta cinco veces la probabilidad de que se genere una adicción. Los adolescentes corren un riesgo mayor que los adultos a desarrollar enfermedades como la cirrosis del hígado, pancreatitis, infartos hemorrágicos y algunas formas de cáncer.

Los adolescentes que consumen alcohol están más expuestos a iniciar una actividad sexual temprana, situación que los expone a un mayor riesgo de contagio con el virus del Síndrome de Inmunodeficiencias Adquirida (Sida), las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no deseados. De igual modo, incrementan la probabilidad de verse afectados por la impotencia y la disfunción eréctil.

Los adolescentes que abusan del alcohol son cuatro veces más vulnerables a la depresión severa que aquellos que no. El consumo de alcohol entre adolescentes ha sido asociado con muertes por suicidio y accidentes de tránsito.

El alcohol al ser un depresor del sistema nervioso central, lentifica funciones cognoscitivas (percepción y juicio), motoras (equilibrio y reflejos), y emocionales (sensatez y madurez). El alcohol afecta la absorción de nutrientes en el intestino delgado siendo esto contraproducente para el período de crecimiento en el que se encuentran los adolescentes. El alcohol incrementa la vulnerabilidad de los jóvenes frente al consumo de otras sustancias adictivas, como la marihuana y la cocaína.

Existe una correlación importante entre el consumo de alcohol y la violencia. Como efecto de la embriaguez no se piensa en las consecuencias de los actos o estas dejan de importar y el bloqueo de las funciones frontales del cerebro incrementa la agresividad. Pueden involucrarse en riñas callejeras, en pandillas y en actividades delictivas.

El inicio de consumo de alcohol en la adolescencia incrementa cuatro veces la probabilidad de padecer trastornos de personalidad e incrementa al doble el riesgo de ser alcohólico antes de los 24 años.

“DI, NO A LA BEBIDA Y SÍ A LA VIDA”

DENUNCIAS, INFORMACIONES Y SUGERENCIAS: 25253893 - 72473688

www.felcn.gob.bo

www.facebook.com/felcnoruro

www.twiter.com/jorgesaravia

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: