Loading...
Invitado


Jueves 14 de enero de 2010

Portada Principal


Jueves 14 de enero de 2010
ver hoy
Gobierno propone combo de 15 leyes para el régimen militar y de defensa
Pág 1 
Tras un accidente
Dos policías resultaron heridos al retornar del desbloqueo en Caracollo
Pág 1 
A través de una entrevista con el Miami Herald
Reyes Villa reaparece en Miami y el Gobierno pide a EE.UU. que lo entregue
Pág 1 
Se recurrirá a la solidaridad de todos los ciudadanos
Bolivia prepara ayuda para “cientos de miles” que sufren tragedia en Haiti
Pág 1 
Nuevo Sistema de Inteligencia dependerá directamente de Evo
Pág 1 
Cerca de tres millones de afectados
Haití busca a sobrevivientes del sismo mientras el mundo acude en su ayuda
Pág 1 
ALQUILER
Pág 2 
ANTICRETICO
Pág 2 
EMPLEOS
Pág 2 
TELEFONOS
Pág 2 
CASAS Y LOTES
Pág 2 
VARIOS
Pág 2 
VEHICULOS
Pág 2 
EDITORIAL
La cuestión de leyes cortas
Pág 3 
“No contaban con mi astucia”
Pág 3 
Celdas de lujo para los reos VIP en los penales de Indonesia
Pág 3 
La noticia de perfil
Las Bartolinas se pasaron
Pág 3 
Lecturas para la reflexión
¡Ha llegado su dios al campamento!
Pág 3 
Una reincidente soledad
Pág 3 
Picadas
Pág 3 
Editorial LA PATRIA
Pág 3 
Proyecto “Gota de Leche” requiere más de 3 millones de bolivianos para obras
Pág 4 
Maestros bloquearon calles en demanda del pago de salarios
Pág 4 
Religiosos intensifican preparativos para la procesión del 1 de febrero
Pág 4 
Seduca instalará centros de capacitación técnica en cuarteles
Pág 4 
Vecinos rechazan convocatoria del MAS-IPSP para elección de candidatos
Pág 4 
Con respaldo de Usaid
NAS dona equipos para oficinas de la División de Trata y Tráfico de Personas
Pág 4 
CDEO habilitará 22 puestos de empadronamiento en Oruro
Pág 4 
Vigiñas experimentales permitirán racionar el agua en época de sequía
Pág 5 
Jóvenes voluntarios trabajan por la defensa de los derechos ciudadanos
Pág 5 
En marcha de protesta
Trabajadoras sexuales exigen justicia para niño asesinado
Pág 5 
YPFB habilita oficina para recibir quejas sobre distribución de GLP
Pág 5 
Redacción de estatutos autonómicos puede durar entre 6 meses a un año
Pág 5 
Prefectura presentará el 10 de Febrero borrador del Estatuto Autonómico
Pág 5 
Trató de colgarse con una cuerda
Un niño intenta suicidarse por problemas pasionales
Pág 5 
Marishel retornó a Oruro luego de sus presentaciones en Brasil
Pág 6 
CNE reduce pretensiones y pide desembolso de Bs 92 millones para realizar elecciones
Pág 6 
San Miguel propone Ley “draconiana” para sancionar el tráfico de armas
Pág 6 
Vocero de Manfred Reyes Villa cambia de opinión y le exhorta a volver al país
Pág 6 
National Geographic Traveler recomienda al lago Titicaca como destino turístico de invierno
Pág 6 
Invitación Necrológica
Pág 6 
Invitación Necrológica
Pág 6 
Horóscopo
Pág 7 
SOCIALES
Pág 7 
DEVASTACION Y DOLOR EN HAITI
Pág 8 
Los terremotos más graves ocurridos en el mundo en los últimos 20 años
Pág 8 
Ecuador
Más de 80 explosiones y frecuente emisión de ceniza en el volcán Tungurahua
Pág 8 
Uno de cada cinco inmigrantes estará desempleado en España cuando acabe 2010
Pág 8 
Bolivia pide información en caso de la empresa acusada de falsificar medicinas
Pág 9 
Morales defiende la candidatura Jessica Jordán a gobernadora
Pág 9 
Menores de hogares paceños recibirán bono Juana Azurduy
Pág 9 
Lluvias continuarán en el país hasta marzo, según el Senamhi
Pág 9 
Presidente de Aduana minimiza ataque al COA Oruro por supuesta extorsión
Pág 9 
Evo evalúa rendimiento de los 20 ministerios para tomar decisiones
Pág 9 
Primera evidencia científica de la relación entre el cáncer y el estrés
Pág 10 
Editorial y opiniones

Una reincidente soledad

14 ene 2010

Por: José Carlos García Fajardo

Antes, los preparativos de las Navidades comenzaban dos días antes. Sabíamos que comenzaba un tiempo nuevo, un tiempo de rito y de celebración. No sabíamos que contribuíamos al canto de la vida que supone la fiesta del solsticio de invierno para que no se acabase la luz y volviera a salir el sol después de la noche más larga del año.

“Los ritos son necesarios”, le dice el zorro a su nuevo amigo, el Principito, “un rito es lo que distingue un día de otro, un tiempo de otro similar”. ¿Qué más dará una fecha que otra si el tiempo es usura de la vida? Pero los seres humanos necesitamos la celebración siguiendo el curso de la naturaleza.

Antes, celebraban la siega o la vendimia, los ritos de amor o de paso. O fiestas religiosas que venían a coincidir con ancestrales costumbres relacionadas con los ciclos de la agricultura. Hoy celebramos el permanecer vivos y tratamos de dar sentido a cada momento de nuestra existencia porque se nos escapa el sentido de una vida.

Algo no va bien en el mundo y no nos atrevemos a acometer las causas contentándonos con aliviar algún efecto de esa injusticia estructural, para calmar algo la conciencia, de ahí las limosnas y los aguinaldos. Pero nos lanzamos en la vorágine de un consumismo descabellado.

Nos echamos a la calle a comprar para éste o para el otro, mientras durante el resto del año no somos capaces de encontrar un momento para saber cómo se encuentra, para escucharlo. En estos momentos corremos el riesgo de convertir “al otro” en objeto de nuestra solicitud, cuando el otro siempre es sujeto que sale al encuentro y nos interpela.

Esta es nuestra asignatura pendiente, escuchar y acoger, dejarnos querer sin abrumar con nuestros consejos o con nuestros regalos. Dejar a las personas como están sin intentar cambiarlas. ¿Por qué cuando alguien dice que nos quiere pretende cambiarnos? Pero si tú me has conocido así, como un disparate que contrastaba y complementaba el tuyo, ¿por qué ahora que vamos madurando pretendemos cambiarnos? Deja a las piedras que sean piedras sin intentar transformarlas en pan. Cuando nos conocimos, yo era un abedul y tú una palmera, nos reíamos y nos sabíamos alas de un mismo vuelo, no nos deteníamos a mirarnos uno al otro sino que aprendimos a mirar juntos en la misma dirección.

Aprendimos a compartir el pan y el vino pero sin morder el mismo trozo ni servirnos del mismo vaso. Aquel día, después de una crisis, comprendimos las palabras de Khalil Gibran: Sed como las columnas del templo, todas sostienen la bóveda pero el aire circula entre ellas.

Así nosotros en estos días de algarada tratemos de recuperar la cordura: no es Navidad porque lo digan los grandes almacenes. No es preciso agobiarnos gastando un dineral y perdiendo los papeles. Ni tan siquiera es necesario comer y beber hasta hartarse y perder el gusto por la comida y la bebida. Nos obligamos a reír y a divertirnos y, al final, es eso: nos divertimos, nos apartamos de nosotros mismos y del camino, extraviándonos.

¿No es en estas fiestas cuando nos acomete una extraña soledad, una especie de vacío que llamamos nostalgia y que no es más que hastío? Se diría que tenemos que caer bien a todo el mundo, felicitar hasta a las farolas y empeñarnos en retrasar la hora del sueño como si temiéramos no seguir viviendo.

Esta es la más oculta razón de los ritos en el solsticio de invierno mientras que, en el de verano, por San Juan, tenemos que celebrar con cantos, bailes y hogueras la necesidad de afirmarnos y de perpetuarnos con todo nuestro ser.

Para esto sirven los ritos y las celebraciones, para afirmarnos y aceptarnos, para asumir nuestra maduración y tratar de ser coherentes con las aportaciones de ese tiempo nuevo que vamos haciendo, porque el tiempo no existe. Según lo vamos necesitando lo vamos hilando; por eso hay un tiempo cronos, siempre igual, y un tiempo kairós, un tiempo existencial, de plenitud y de alborozo, de celebración y hasta de exceso. Como aquel tiempo que eternizaba Zorba cuando bailaba el sirtaki en la playa inmensa sin consuelo por la muerte de su único hijo.

Por eso tenemos que aprovechar todos los momentos especiales para hacernos cómplices con la vida, y sostener con Sábato: “Tengo la convicción de que debemos penetrar en la noche y, como centinelas, permanecer en guardia por aquellos que están solos y sufren el horror ocasionado por este sistema que es mundial y perverso. Un grito en la mitad de la noche puede bastar para recordarnos que estamos vivos, y que de ninguna manera pensamos entregarnos”.

Reconocer que nos debemos a nosotros mismos un gesto absoluto de confianza en la vida y de compromiso con el otro. Así lograremos trazar un puente sobre el abismo.

Es una decisión que en este momento nos debe abrasar el alma. Como el auténtico honor, que no es sino un reconocimiento que la persona de bien se hace a sí misma. Y el camino, como sugería Kafka, consiste en ahondar en el propio corazón porque eso significa ahondar en el corazón de todos los seres humanos. Ya que todos nos buscamos sin saberlo.

(*) Profesor Emérito de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Director del Centro de Colaboraciones Solidarias (CCS)

Para tus amigos: