Loading...
Invitado


Domingo 27 de enero de 2013

Portada Principal


Revista Dominical

No sólo de leer se trata

27 ene 2013

Fuente: LA PATRIA

Por: Ximena Miralles Iporre - Periodista

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Cuando somos niños a muchos no nos gusta leer, pese a que en muchos casos las historias que se debe leer por obligación son entretenidas y hasta bonitas, pero al parecer lo que detiene a los infantes es precisamente la palabra “obligatorio”.

Indagando un poco al respecto llegamos a la conclusión que lo que sucede para que se produzca ese rechazo hacia los libros es que en la escuela, tenga ésta una biblioteca o no, se da a los niños solamente lecturas obligatorias.

Además no sólo se trata de leer, pues existen pequeños que al no saber leer de manera correcta, vale decir de corrido y con la entonación adecuada se frustran y pierden el interés por la lectura.

Según un trabajo de investigación y de campo impulsado por el Centro Portales de Cochabamba y realizado por Gaby Vallejo de Bolívar, titulado “Manual del Promotor de Lectura”, para incentivar a los niños a la lectura es necesario realizar otro tipo de dinámicas para hacerles comprender que leer es una aventura maravillosa y no una tediosa práctica que no les llevará a nada positivo.

En ese texto se habla de diferentes experiencias que demuestran que no sólo de leer se trata, como señala el título de la presente nota, sino que hay que ir más allá, a través de juegos, lectura de cuentos, teatralizaciones, con títeres o con apoyo de otras actividades como la realización de manualidades o el hecho de que el personaje mismo de sus cuentos fantásticos sea quien cuente la historia son técnicas valiosas con las que se consigue que los pequeños no sólo se interesen en la lectura sino que lleguen a amar esta práctica y a sus amigos los libros.

Otro aspecto que es importante mencionar y ojalá que los adultos lo tomaran en cuenta, es que el acceso a los libros es complicado y demasiado burocrático, para que los pequeños se interesen en los libros, ellos deben enfrentarse al miedo que les produce el tener que acercarse a un lugar muy serio y en el que los libros no se encuentran a su alcance, por lo que se debe pensar en la posibilidad de crear bibliotecas infantiles.

Para que los estudiantes de colegio tengan acceso a las bibliotecas no basta con tener libros, e invitarlos a visitar esos lugares, sino que éstos deben ser acondicionados de manera que se ponga los textos al alcance de los niños, es decir, con anaqueles pequeños, fácil forma de codificación para facilitar la búsqueda del material bibliográfico para ellos, además de crear un ambiente agradable sino mágico para que éstos se sientan tan a gusto que no quieran irse y al contrario deseen siempre regresar.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: