Loading...
Invitado


Sábado 13 de octubre de 2012

Portada Principal


Suplemento Policial

No se quedarán con las manos cruzadas

Familiares exigen justicia para sujeto que fue asesinado a “sangre fría” por militares

13 oct 2012

Fuente: LA PATRIA

Llevaron su ataúd hasta la 2da División del Ejército

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Tras recoger de la morgue del Hospital Obrero, el cuerpo de Juan Carlos González, que murió producto de un impacto de bala en la cabeza, aparentemente ejecutado por un efectivo militar, en inmediaciones de la localidad de Toledo, sus familiares lo llevaron en un ataúd hasta la puerta de la 2da División de Ejército, acantonada en la ciudad de Oruro, donde exigieron justicia para conocer quién fue el autor del asesinato a “sangre fría”.

¡Asesinos! ¡Asesinos!, fueron las palabras que más se escucharon en la calle La Paz, donde está ubicada la 2da División de Ejército, en la que se apostaron y atrincheraron varios soldados, con armas de fuego, por la marcha masiva integrada por familiares del difunto y autoridades originarias de la provincia Mejillones que también hicieron conocer su molestia.

ANTECEDENTES

El lunes 8 de octubre, Juan Carlos González, retornaba de la localidad de Cahuana, en su motorizado junto a su esposa y sus sobrinos, tras participar de una actividad social.

Cuando el reloj marcaba las 18:30 horas aproximadamente, en la carretera de tierra, se encontraron con una caravana, aparentemente de vehículos indocumentados, que eran trasladados por efectivos militares que los habrían incautado por esos lugares, y posteriormente los trasladaban hacia un regimiento cercano.

Al intentar pasar la caravana, González tocó bocina e hizo el juego de luces para rebasarlos, pero no fue atendido en su pedido y más al contrario, el vehículo que viajaba por su delante, frenó de golpe y la camioneta en la que viajaba el ahora fallecido, chocó con la parte trasera del “chuto” de donde rápidamente descendieron varios soldados que golpearon el vehículo en el que viajaba Juan Carlos y su familia.

El sobrino molesto, bajó para detener el accionar de los soldados, pero también fue agredido y obligado a volver al motorizado, cuando escucharon que el vidrio lateral del conductor se rompió, todos pensaron que el oficial que se acercó al conductor rompió el vidrio con la culata de su arma, pero no fue así, el uniformado había disparado un proyectil para herir en la cabeza a la víctima que inmediatamente fue trasladado a un centro médico cercano, pero por la gravedad de su lesión tuvo que ser trasladado hasta un centro médico de Oruro.

El hecho pasó y los militares se llevaron los vehículos como si nada hubiera pasado abandonando al herido a su suerte.

CLÍNICA

Cuando González llegó a la clínica particular, estaba muy delicado, por lo que inmediatamente se le practicó una tomografía que afirmaba que un objeto extraño había pasado por su cabeza, lo que le ocasionó serias lesiones e incluso lo dejó con muerte cerebral, lo que permitió al doctor que lo atendió informar a la familia que solo había un 10 por ciento de posibilidad que continúe con vida.

Pasaron los días y González no recuperaba, es más le diagnosticaron estado de coma, por lo que el jueves reciente perdió la vida.

Hoy sus parientes junto a las autoridades de su distrito, exigen justicia para encontrar al autor del asesinato que dejó una viuda y dos niños menores sin su padre.

“Mi hermano fue acribillado sin piedad alguna delante de su esposa y mis sobrinos, quisiéramos llegar hasta las últimas consecuencias, no quisiéramos que ellos (militares) por su uniforme sean defendidos hasta por el Gobierno”, dijo el hermano del occiso.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: