Loading...
Invitado


Sábado 18 de marzo de 2023

Portada Principal
Revista Tu Espacio

ODONTOLOGÍA

Tratamientos dentales y anticonceptivos orales

18 mar 2023

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Los anticonceptivos orales, son fármacos compuestos generalmente por dos hormonas: estrógenos y progestágenos sintéticos, las cuales impiden que se desarrolle la fase de ovulación y así evitar la fecundación y futura concepción. Tienen una efectividad muy alta que varía entre el 98 a 99%, forma de administración por vía oral muy sencilla y es reversible, basta con suspender su uso para que naturalmente se active nuevamente esa fase de ovulación.

ANTICONCEPTIVOS Y SALUD DENTAL

Incremento significativo en el número de especies bacterianas (hasta 16 veces más altos) sobre todo de prevotella en la microflora gingival, siendo responsable de la notable inflamación.

Las mujeres con condiciones preexistentes de enfermedad gingival o susceptibilidad a enfermedad periodontal pueden experimentar una respuesta exacerbada a la placa bacteriana si usan anticonceptivos orales.

El aumento de la inflamación gingival se relaciona con la duración del tratamiento. Estudios recientes sugieren que el uso prolongado de anticonceptivos orales puede dañar el periodonto. Se pueden llegar a instaurar gingivitis severas.

Cambios en el flujo salival y en los componentes de la saliva, la paciente puede llegar a manifestar aumento o disminución del flujo salival y el cambio de los componentes en la saliva predisponen la aparición de caries.

Osteítis localizada, de 2 a 3 veces mayor después de la extracción de terceros molares inferiores.

Interacciones farmacológicas entre anticonceptivos y otros medicamentos, quizás sea el mayor riesgo que presentan las consumidoras de contraceptivos a la hora de recibir cuidados odontológicos. De especial interés son las interacciones con determinados analgésicos, como las pirazolonas (metamizol conocido como nolotil), fenacetina o fenilbutazona (AINES). También con ciertos antibióticos como la ampicilina, amoxicilina, tetracicilinas, metronidazol o rifampicina. Estos antibióticos, en algunos casos, pueden restar efectividad, a los anticonceptivos, aumentando el riesgo de embarazo, por lo cual es importante recomendar a la paciente el uso de métodos de barrera de manera suplementaria mientras dura el tratamiento antibiótico. Otra de las principales interacciones farmacológicas se establece con los anticoagulantes, así como ciertos anticonvulsivantes (hidantoinas, barbitúricos, carbamacepina) y tranquilizantes (meprobamato). Si consume alguno de estos medicamentos consulte con su ginecólogo.

Para tus amigos: