Loading...
Invitado


Jueves 23 de junio de 2022

Portada Principal


Ecológico Kiswara

Sequía, hambruna y muerte: son las consecuencias del cambio climático

23 jun 2022

Fuente: LA PATRIA

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Miles de personas alrededor del mundo sufren enfermedades debido al calor extremo. Incluso, hasta las últimas consecuencias. Así se vive esta crisis alrededor del mundo.

El fenómeno del calor extremo se define como un alza inusual en las temperaturas y la humedad de verano, en comparación con el promedio. Se suele manifestar como ondas de calor, las cuales duran de dos a cuatro días. El promedio de temperaturas varía dependiendo de la región geográfica y época del año, sin embargo, todos los continentes presentan casos de calor extremo con temperaturas gravemente altas y duraciones excesivas.

De acuerdo con Berkeley Earth, Medio Oriente, América del Sur y partes de África son las áreas más afectadas.

“Algunos extremos de calor observados en la última década serían extremadamente improbables de ocurrir sin una influencia humana en el sistema climático”, menciona el sexto informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

ÁFRICA

El 2019 fue uno de los años donde el continente africano sufrió las olas de calor más fuertes e intensas desde 1981. Las ondas de calor se registraron en las zonas donde están las mayores ciudades y hay más población humana. Estos patrones climáticos se relacionaron con un cambio atípico en las estaciones y una temperatura de la superficie del mar superior a la promedio.

Un estudio publicado en octubre del 2021 por el Centro de Estudios Estratégicos de África habla del impacto que tendrán estas olas de calor sobre la población africana. El estudio estima de ocho a diez olas de calor al año y predice que éstas aumentarán alrededor de un 150% si el incremento de la temperatura continúa.

ASIA

África no fue el único continente en sufrir una emergencia de calor extremo en 2019. En Asia, India pasó por una situación similar. Los países del Sur del continente asiático son los más afectados por las olas de calor. India y Pakistán son los que han registrado mayores temperaturas este año y el impacto que significaron en la agricultura fue devastador.

India registró al menos 36 muertes y alcanzó los 51 grados celsius. Sobre el impacto en la población, el departamento meteorológico de India advirtió que las temperaturas significan también “una probabilidad muy elevada de desarrollar hipertermia y golpe de calor a cualquier edad”.

AMÉRICA

Por su geografía, América del Sur es propicia para las formaciones de masas de aire caliente que se transforman posteriormente en olas de calor. Asimismo, es una región que tiene 14 horas de luz solar al día. Estos factores provocan temperaturas muy elevadas, como las que se vieron a principios de este año.

Por otro lado, el Norte del continente también padece. En junio del año pasado, Estados Unidos y Canadá alcanzaron récords históricos. Ese verano, los países registraron temperaturas de 46.6 grados Celsius que fueron superadas en menos de 24 horas cuando el termómetro alcanzó los 47.9 grados. La crisis no sólo es alarmante por los números. Estados Unidos realizó un estudio que muestra un aumento en el número de muertes a causa de las olas de calor.

EUROPA

Europa presentó olas de calor tempranas, con un récord histórico de 46 grados Celsius.

“En algunas partes de Francia y España, las temperaturas son diez grados superiores al promedio para esta época del año,” mencionó el vocero de la Organización Meteorológica Mundial en Ginebra, Clare Nullis.

El calor provocó que ríos y lagos del Norte de Alemania se sequen, mientras que en Holanda el ganado porcino sufrió los estragos, pues cientos de cerdos murieron a causa de este fenómeno.

“Se trata de una ola de calor muy intensa. La semana pasada las temperaturas llegaron a los 47 grados en Grecia y los 46 en Turquía, y ahora está moviéndose hacia el mediterráneo occidental, también con temperaturas altísimas, con más de 48 grados en Sicilia y de 50 en el norte de áfrica”, explicó Gaétan Heymes, meteorólogo de météo-france sobre las temperaturas alcanzadas en agosto del año pasado.

OCEANÍA

En Australia, uno de los fenómenos más evidentes de las olas de calor fueron los incendios forestales que arrasaron con el país a principios del año 2020. Sin embargo, en febrero de este año, se registró el día más caluroso por el que pasó el país, llegando a los 50.7 grados.

Desde hace años, los expertos advirtieron que el calor extremo en Australia irá en aumento, en conjunto con el nivel de las aguas, los riesgos de inundaciones y la acidificación de los océanos.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: