Loading...
Invitado


Sábado 05 de mayo de 2012

Portada Principal


Sábado 05 de mayo de 2012
ver hoy
EDITORIAL
Pág 2 
Poesía
Pág 2 
LA PORTADA
Pág 2 
Lecciones para ser buen periodista
Pág 3 
El psicólogo responde
Pág 3 
Pildoritas para el espitítu
Pág 3 
TIPS
Pág 3 
EL ARTISTA DE LA SEMANA
Doble Vía, la fusión perfecta
Pág 4 
TU LIBRO
CONTABILIDAD INTERMEDIA
Pág 4 
TOP RANKING
Pág 4 
PORTAL DE LA SABIDURÍA
Devoción – Pensamiento Constante en Dios
Pág 5 
HORÓSCOPO
Pág 5 
Pisiga el oasis de los aventureros
Pág 6 
Vanessa Calderón Vidaurre
Pág 7 
Los reflejos o rayitos
Pág 8 
CARAS DE LA TV
Pág 8 
CINE
CABALLO DE GUERRA
Pág 8 
Interesante - Insólito - Increíble
El dingo contribuyó a la desaparición del tigre de Tasmania en Australia
Pág 8 
La participación de las niñas y mujeres bolivianas en el videojuego
Pág 8 
¿Cómo escribir una noticia?
Pág 9 
LÍPIDOS (grasas) (parte I funciones)
Pág 10 
Sexo
HABLAR DE SEXUALIDAD
Pág 10 
Halitosis, ¿qué la produce?
Pág 10 
HUMOR
Pág 11 
Revista Tu Espacio

PORTAL DE LA SABIDURÍA

Devoción – Pensamiento Constante en Dios

05 may 2012

Fuente: La Patria

Por: El Alquimista

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

La devoción es acción dedicada al culto divino, que se expresa como: manifestación de amor a Dios, de piedad, veneración, fiel obediencia a la voluntad divina, fervor religioso y gratitud sincera. Todo mediante una actitud de elevado ánimo y emoción superior de total entrega y sumisión de todas las facultades, de todas las potencias, de todos los valores y de todo cuanto encierra la voluntad humana puesta al servicio del Ser; no por temor o por obligación, sino más bien por amor y fe conscientes, que son el resultado de una convicción real y vivencial de nuestra conexión con lo divino.

La devoción se puede expresar de muchas maneras: mediante la oración, la meditación, la contemplación, la adoración o cualquier acto de piedad o caridad universal, pero la forma en la cual adquiere más belleza es a través de la oración espontánea que brota desde las profundidades de nuestro templo corazón en frases sinceras que expresan el estado de plenitud y voluptuosidad espiritual que estamos experimentando en ese momento de conexión con lo divino. Un ejemplo de estas oraciones devocionales que nos inspiran grandemente, es la oración de San Francisco de Asís, que publicamos en un artículo anterior. A continuación transcribimos otra magnífica oración, inspirada en la devoción profunda de un alma entregada al trabajo espiritual amoroso y dedicado:

Devoción o El Pensamiento Constante en la Divinidad:

“Camino por el sendero que me ha mostrado la vida. Es un sendero que a momentos se hace muy estrecho, pero por encima de su estrechez, mi mente vuela libre y soberana sobre la lluvia y el frío”.

“No soy un caminante común y corriente. Soy el que soy, discípulo del Sublime Nazareno, que me ha enseñado a creer en lo imposible, y es en lo imposible, donde el que se dice discípulo prueba su valor y fe”.

“No me detengo a calcular si ganaré o perderé. Pues si así lo hiciere perdido estaría antes de empezar la batalla. Es una batalla de honor. Peleo contra mis defectos y vicios. Peleo contra mis miedos y deseos imperfectos. Peleo sin darme cuenta que peleo. Y no me motiva el perder o ganar, mas por encima de mi está aquel por quien siempre luché. Es mi Cristo Interno. Es mi lucero imperecedero. Es esa luz de esperanza que hace que lo negro sea transmutado en blanco inmaculado”.

“Es el Cristo de mi océano, inconmensurable en su apogeo. Impredecible en su tiempo sin tiempo. Imponderable en su amor eterno. Y cuando impotente me siento, más siento que él está en mi. Ese sentir es la gloria de esa gracia infinita, que cual fuente eterna de omnipotente manantial sacia mi alma de satisfacción infinita”. (Por Azor)

Sólo desarrollan real devoción las almas que están en un camino espiritual verdadero. Las almas que en esa su búsqueda de la verdad han experimentado la presencia del Espíritu Universal de Vida en toda la creación, las almas que han comprendido que la causa, el origen y la razón misma de nuestro transitar por la vida, de existencia en existencia, es el espíritu divino y eterno que mora en nosotros y que está conectado al Padre Universal mediante un lazo indivisible que va haciéndose cada vez más poderoso a medida que se desarrolla la devoción, que es el medio por el cual se fortalece nuestra conexión con Dios y toda su creación.

Fuente: La Patria
Para tus amigos: