Loading...
Invitado


Martes 18 de enero de 2022

Portada Principal


Martes 18 de enero de 2022
ver hoy
Oruro: El lunes descienden los nuevos casos por covid-19
Pág 2 
Bolivia: 7.429 pacientes se recuperaron del covid-19 al inicio de la semana
Pág 2 
Al menos 40 trabajadores ediles se contagiaron con covid-19
Pág 3 
Preliminarmente
UTO detecta 83 casos de covid-19 en rastrillaje
Pág 3 
Sube a ocho el número de asambleístas con covid-19
Pág 3 
Por pruebas PCR
Baja el número de camiones que cruzan la frontera con Chile
Pág 4 
Trabajadores de Avance de Obras exigen destitución de la Directora Infraestructura
Pág 4 
Socializan vacunación y los decretos 4640 y 4641
Pág 4 
Principalmente en el nivel inicial
Largas filas en el primer día de inscripción escolar
Pág 5 
Proceso de inscripción es controlado por autoridades educativas de Oruro
Pág 5 
EDITORIAL
Bolivia se queda sin Tiwanaku
Pág 6 
FISURAS EDUCATIVAS
Realidades
Pág 6 
Picadas
Pág 6 
Para evitar el covid-19
Estudiantes de Derecho inician campaña de concienciación sobre medidas de bioseguridad
Pág 7 
Hasta el 31 de enero
“Ayni Bolivia” amplía plazo para emprendimientos jóvenes
Pág 7 
COOPERATIVA DE TELECOMUNICACIONES ORURO R.L.
Pág 7 
Dotan de dos mil “mega” dosis de vitamina “A” a la Policía
Pág 8 
Inician fumigaciones en el transporte público
Pág 8 
Se solidarizan con San Juan Pampa y se les entrega material escolar
Pág 8 
Editorial y opiniones

EDITORIAL

Bolivia se queda sin Tiwanaku

18 ene 2022

Quizás por tratarse de un sitio histórico o en el que se desarrolló parte de la cultura boliviana, las autoridades consideran que no es tan urgente de atender, pero si no se le presta atención el lugar tenderá a deteriorarse y puede desaparecer, así que se debe aprovechar la escasa afluencia de visitantes para solucionar todos esos problemas que se presentaron en Tiwanaku

En el municipio de Tiwanaku viven unas mil personas, y se enfrentan a una crisis económica por la escasa afluencia de turistas, que provocó la pandemia del covid-19, ya que de 200 mil visitantes que se tenía antes de 2020, ahora se reciben aproximadamente 80 a 90 mil, pero la mayoría son turistas nacionales que cancelan Bs. 15 la entrada al sitio arqueológico, frente a los Bs. 100 que pagaban los extranjeros.

El diario Extra entrevistó a guías turísticos y otros funcionarios que trabajan en el sitio arqueológico más importante del país, pero todos prefirieron el anonimato, porque temen las represalias y pérdida de su fuente de empleo, por lo que no denuncian abiertamente esa situación y la padecen en silencio.

Al ser un Patrimonio Cultural, con un título otorgado por el la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, el sitio debe ser preservado por las autoridades de Gobierno, a través del Ministerio de Cultura, la Gobernación de La Paz y el Gobierno Municipal de Tiwanaku, pero las mismas no le prestan atención a esta situación o, es más, la desconocen.

Hace tiempo unos turistas dañaron tres monolitos en Tiwanaku, pero las autoridades no hicieron nada hasta la fecha por sancionar a esas personas y tampoco por restaurar esas obras líricas con miles de años de antigüedad, el sitio está prácticamente abandonado a su suerte.

Es cierto que la pandemia afectó a muchos sectores, pero en lugar de gastar el dinero de los bolivianos en cosas que sólo benefician a un sector o a unos cuantos particulares, deberían prestar atención y ayudar a mantener este sitio tan valioso para todos los nacidos en este país, no sé puede admitir que un patrimonio del valor de Tiwanaku se pierda por la inoperancia y negligencia de autoridades, que son las llamadas por ley para proteger el patrimonio material o intangible de la nación.

También convengamos en que la salud es primero y que se debe invertir recursos en mejoras para este sector, pero tampoco se puede ignorar lo que está sucediendo en Tiwanaku, ya lo dijimos líneas arriba, porque es un patrimonio valioso para todos los bolivianos y también lo es para ciudadanos de otros países.

Asimismo, hay toda una población que depende de los ingresos del sitio turístico y yacimiento arqueológico, porque sus habitantes trabajan como guías de turismo y ahora han visto mermado sus ingresos, porque además de tener poco flujo de visitantes, quienes van a vacacionar a ese lugar cancelan mucho menos que sí llegarán turistas extranjeros.

Pero además de los recursos que puedan generar para sí mismos, los guías están preocupados por el futuro del yacimiento arqueológico más importante de Bolivia, porque por la falta de mantenimiento puede tender a la desaparición del sitio, se convertirían en ruinas de las ruinas.

Quizás por tratarse de un sitio histórico o en el que se desarrolló parte de la cultura boliviana, las autoridades consideran que no es tan urgente de atender, pero si no se le presta atención el lugar tenderá a deteriorarse y puede desaparecer, así que se debe aprovechar la escasa afluencia de visitantes para solucionar todos esos problemas que se presentaron en Tiwanaku.

Para tus amigos: