Loading...
Invitado


Viernes 14 de enero de 2022

Portada Principal


Perspectiva Minera

Empresa Nacional de Fundiciones (ENAF) cumplió más de medio siglo de actividad

14 ene 2022

*Aseguran crecimiento de la fundición de Oruro ahora EMV *Autoridades de Estado participaron de su 51 aniversario *Cobijará a la primera fundición de zinc en el país

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

La Empresa Nacional de Fundiciones (ENAF), nominada como Empresa Metalúrgica de Vinto (EMV), cumplió el pasado día 9 del mes en curso, 51 años de existencia en el rubro metalúrgico nacional. Su principal producto son los lingotes de estaño de reconocida calidad internacional y permanente exportación a los más importantes centros industriales de EE.UU. – Europa y Asia, en los que se reconoce la calidad del producto “hecho en Bolivia”.

La breve historia de la fundición orureña, recuerda que su creación se produjo durante el gobierno del Gral. Alfredo Ovado Candía el año 1966 mediante el Decreto Supremo 07695 de 15 de julio marcando la creación de la Empresa Nacional de Fundiciones (Enaf). Sin embargo, se tardó entre 1966 y 1971 en la instalación de los hornos y poner en marcha la nueva empresa que comenzó su funcionamiento el 09 de enero de 1971, con su Fundición de Alta Ley.

El complejo metalúrgico de Oruro, pasó por varias instancias en la definición de su razón social que por diversas posiciones más políticas que técnicas tuvo más de tres designaciones hasta la vigente actualmente como Empresa Metalúrgica de Vinto (EMV), pero postergando su verdadera condición empresarial, como Empresa Nacional de Fundiciones (ENAF), que según se observó se mantiene para fines legales en transacciones administrativas a nivel externo, como lo reconocen administradores de la fundición estatal boliviana.

El hecho es que la fundición estatal boliviana se ubica en la localidad de Vinto al este de la ciudad de Oruro, donde se asentó desde su creación, se mantiene más de medio siglo, se desarrolló en el transcurso de los años y se constituye en el complejo metalúrgico más importante de Bolivia, siendo su producción de lingotes de estaño la principal materia exportable a diversos centros de la gran industria internacional, lo que facilita un fluido comercio que le permite una segura subsistencia productiva que se nutre con el estaño de las minas del occidente y cuya exportación cubre requerimientos de las más grandes metalúrgicas de EE.UU., Europa y Asia, donde los lingotes de estaño con marca fundida de “Enaf”, son de alta demanda y reconocidos por su excelente calidad.

En el reciente aniversario, el Primer Mandatario del país, acompañado de ministros de Estado y altas autoridades gubernamentales, dio brillo al acontecimiento, procediendo a la entrega de una flamante planta de oxígeno y del quinto cristalizador de minerales, elementos técnicos que permitirán mejorar la capacidad de refinación térmica del estaño metálico en la fase final de su producción, lo que permitirá a la metalúrgica incrementar en 24 toneladas diarias su rendimiento actual, lo que significa elevar la calidad y cantidad del producto para fines de exportación, lo que se traducirá en mejores precios y en mayor nivel exportable del producto metálico boliviano.

La Empresa Nacional de Fundiciones (ENAF), actualmente como EMV, constituye el mayor referente de la industria minero metalúrgica del país, rescatando la condición internacional de “país minero metalúrgico” que es característico en los amplios mercados industriales del mundo, en los que el “sello boliviano”, constituye un orgulloso referente de la condición productiva nacional, la más importante por el uso de la materia prima de la minería y su transformación en lingotes metálicos de superior calidad y por lo mismo de alta demanda internacional.

En función de su producción, rentabilidad y beneficios para el presupuesto nacional, está definida su contribución al Estado a través de utilidades y regalías que son administradas desde su oficina central en La Paz, aunque el centro productor, desde la materia prima hasta la presentación de lingotes se produce en su planta asentada desde su creación en la ciudad de Oruro, sin que empero, como lo exponen dirigentes cívicos y sindicales, reciba una contribución directa de tales beneficios para el desarrollo departamental.

La fundición de Oruro ha crecido considerablemente, puede considerarse la industria boliviana de mayor desarrollo y el justificativo de utilizar la materia prima minera y producir los lingotes de estaño, la convierten en el complejo más importante del crecimiento y la futura industrialización nacional, considerando además que ya se adelantó que en los predios de la metalúrgica se instalará la primera fundición de zinc.

Medios. Agencias

Para tus amigos: