Loading...
Invitado


Sábado 04 de diciembre de 2021

Portada Principal


Revista Tu Espacio

Así es la Alta Tierra de los Urus

El Primer Convite, el rito de la iniciación

04 dic 2021

Por: Dehymar Antezana - Periodista LA PATRIA

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

El Primer Convite tiene una significancia desconocida para las nuevas generaciones, ya que por falta de conocimiento o de interés de su cultura, obvia elementos que son propios del Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad y tiene que ver mucho con la ritualidad.

De acuerdo a las costumbres ancestrales, el Primer Convite se desarrollaba el primer domingo después de la fiesta de Todos Santos, que dentro del Carnaval de Oruro también posee su propio significado y tiene que ver más con el rodeo, que lo veremos en otro capítulo.

El Primer Convite es el rito de iniciación de fe y devoción hacia la Virgen del Socavón, es hacer la promesa para bailar en el mejor Carnaval del mundo, por tres años consecutivos. Antiguamente, no ameritaba preparación previa de la danza y directamente los danzantes se acercaban a los pies de la Mamita Candila, incluso sin saber bailar.

Sin embargo, es solo una parte del ritual, ya que el Convite deviene de la palabra “convidar” y son dos instituciones folklóricas las que aún practican este ritual, como es la Gran Tradicional Auténtica Diablada Oruro y la Morenada Zona Norte.

De la misma manera, en varios conjuntos folklóricos eran los alféreces o los pasantes dedicados a practicar este ritual mediante la invitación de compartir con los danzarines algunas delicias de la culinaria local, matizadas con bebidas alcohólicas en base a chicha o cerveza.

Pero, volvamos al ritual del Convite, luego de la promesa de los diablos, éstos se alejan del escenario central de la Entrada para acomodarse en las calles Linares y Cochabamba, mientras se refrescan y alimentan, esperan el paso de la Morenada Zona Norte.

Cuando los morenos llegan donde ellos, se vive un ambiente de algarabía y confraternidad, cuando son los mismos danzarines que se encargan de compartir con sus homólogos, en un ambiente de felicidad y hermandad.

Tras el paso de La Norte, que se instalan a una cuadra del lugar del Convite, en la Cochabamba y Petot, esperan que los diablos del buzo naranja representados en la Auténtica abandonen el lugar. De la misma manera, cuando pasan por el lugar, se devuelve la retribución de la hermandad, sellando esa acción con un vaso de cerveza o chicha.

Es una de las tradiciones que sobreviven en el tiempo y es parte del Carnaval de Oruro, la Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Para tus amigos: