Loading...
Invitado


Domingo 24 de octubre de 2021

Portada Principal


Oruro Productivo

Con toda su energía

Llajtaymanta transformó el teatro en un “infierno”

24 oct 2021

Fuente: LA PATRIA

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

Fue el averno que se abrió de la tierra para transformar el Teatro Internacional Oruro, en un verdadero “infierno” de danza, música, emociones encontradas y de alegría desbordante. Fue Llajtaymanta que con una energía inexplicable una vez más alcanzó la gloria, esta vez en el XXVIII Festival de la Canción Boliviana “Aquí... Canta Bolivia”.

El grupo orureño no solo celebraba ser parte de semejante fiesta, sino de ser los promotores para consolidar un proyecto de enorme valía, aporte al desarrollo cultural de su tierra.

Los acordes de la Aromeñita y una seguidilla de morenadas abrieron el telón de su participación, que siguió con un toque romántico y Fabiola, cual bella figura rompía los corazones de los asistentes, quienes se consolaron cantando a voz en cuello.

“Oruro te quiero más” se convirtió en la melodía que convirtió el corazón nostálgico del orureño, quien resumía su vida en la composición de Rudy Flores. Luego hubo una pausa, era como una especie de venganza, en un buen sentido, que el grupo hacía a Yalo Cuéllar, que fue “atacado” en una broma por el tarijeño, un par de horas antes.

Sin embargo, el objetivo era combatir sentimentalmente a Cuéllar, haciéndole desempolvar una composición inspirada en Oruro. Yalo la recitó y delató su enamoramiento por la Alta Tierra de los Urus. El sello de amistad se quedó grabado por siempre en medio de aplausos y vítores.

Tras esa escena que emocionó hasta el alma, vino el infierno con el Chiru Chiru, el averno se abrió y la Ferroviaria invadió con su danza elegante el Festival de la Canción Boliviana, bailaron con el público y emocionaron para decir que Oruro es la Capital del Folklore de Bolivia y su Carnaval, la Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

El corazón parecía que se iba a paralizar de tanta emoción, cuando sonaron las melodías de “Viva Mi Patria Bolivia”, los diablos escondidos en esa figura horriblemente bella, sacaron su espíritu para compartir su danza con el público que no escatimó esfuerzo alguno en seguir sus pasos. Lamentablemente, el tren estaba listo para partir y con ello, devolver a los diablos donde salieron. No había palabras y solo el llanto de los más emotivos se apoderó de sus cuerpos.

Llajtaymanta siguió dando embates con su música, recuerdos, añoranzas, alegrías y desbordante emoción, conquistando por enésima vez a su gente, a su público.

Sin embargo, entre melodías carnavaleras, el final estaba cerca, y Llajtaymanta dejó la puñalada que faltaba, cuando se despidió con la morenada compuesta por el Jach’a Flores dedicada a San José de Oruro. Los símbolos del equipo que descendió hace menos de una semana, salieron de los espectadores, casacas, banderas y llanto. Final emotivo para una noche inolvidable.

Fuente: LA PATRIA
Para tus amigos: