Loading...
Invitado


Sábado 25 de septiembre de 2021

Portada Principal


Sábado 25 de septiembre de 2021
ver hoy
Con 274 recuperados
Los casos activos de Covid-19 en Oruro disminuyen a 253
Pág 2 
Bolivia se acerca al medio millón de casos confirmados de Covid-19
Pág 2 
Potencia “U” gana elecciones de la FUL
Pág 3 
Tras firma de convenio
Estudiantes de la UPAL realizarán pasantías en la Cámara de Comercio
Pág 3 
Con instituciones y juntas vecinales
Coteor firma convenios para consolidar proyectos de expansión y renovación
Pág 3 
Tras reunión interinstitucional
Mineros de Avicaya levantaron anoche el bloqueo de caminos
Pág 4 
Sociedad Orureña de Pediatría renueva directiva para la gestión 2021-2023
Pág 4 
YPFB socializará ventajas de la urea con productores orureños
Pág 4 
Villa Fátima vive “una guerra” por la coca
Pág 5 
Se garantizó trabajo de la prensa
Policía se disculpa con el periodista Quisbert y compromete garantías
Pág 5 
Editorial
¿Será necesario pelear por el Carnaval?
Pág 6 
BUSCANDO LA VERDAD
Santa Cruz es “la otra Bolivia posible”
Pág 6 
Picadas
Pág 6 
Grupo de personas quita la Wiphala de la Plaza 24 de Septiembre
Pág 7 
En 11 municipios
Plan fortalecerá los servicios de atención a poblaciones vulnerables
Pág 7 
Según magisterio rural
Apoyo del Gobierno a la educación no fue suficiente
Pág 7 
Blanca Terrazas presenta el libro “Una Mirada de Ensueño y Leyenda”
Pág 8 
Banco Económico sorprende a sus funcionarios con la Diablada
Pág 8 
Víctima de un infarto
Muere Pablo Ramos, expresidente del BCB, rector de la UMSA y Prefecto de La Paz
Pág 8 
Editorial y opiniones

Editorial

¿Será necesario pelear por el Carnaval?

25 sep 2021

Es un hecho es que hay que identificar bien las danzas bolivianas y darlas a conocer alrededor de todo el planeta y en todos los rincones para que la gente no pueda olvidar e ignorar lo que es de Bolivia, y sabrán reconocer cuál de las dos es la manifestación verdadera, de esa forma, no importará quién ni en qué parte del mundo se baila el folklore boliviano

Perú cada vez busca apropiarse más de danzas que nacieron en el Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, y cada que salen afiches o publicaciones promocionales de la festividad de Puno, los bolivianos no salen a defender lo suyo.

Cómo lo indica el nombramiento que hizo la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, el Carnaval, sus danzas y todo lo que implica, son un Patrimonio de la humanidad, entonces, en todos los rincones del mundo se pueden mostrar las expresiones culturales y folklóricas de Bolivia, sin que nadie se enoje, de todas maneras, al ostentar un título mundial tan importante, la gente sabe que nace de este país para el planeta.

Los peruanos inclusive intentaron un nombramiento similar al del carnaval orureño, pero los bolivianos deben dejar a la Unesco la decisión de sí se lo da o no, pero seguramente, después de presentar sus pruebas, los expertos se darán cuenta del plagio y negarán esa posibilidad al Perú.

A todas luces se nota que es una mala copia o imitación de las danzas bolivianas. En Iquique, Chile, hubo hace unos años un festival del Folklore, donde se presentaron danzas propias del Carnaval de Oruro, y también estaba prevista la presencia de la famosa diablada de la Tirana, cuyos danzarines no se presentaron siquiera al percibir la majestuosidad de la danza orureña, los trajes y la música, que también hacen parte de la Obra Maestra.

Con esa anécdota, podemos darnos cuenta de la situación real en que se encuentran las manifestaciones culturales, de todos modos, las pruebas también pueden demostrarse mediante la fecha de fundación de los propios conjuntos del folklore de Bolivia y los de Puno.

Lo que se debe defender es el origen de las danzas, pues los habitantes de Puno señalan que de manera histórica y ancestral esas danzas fueron creadas en esa región, pero los bolivianos tenemos pruebas documentales de la creación de la fiesta religiosa, por lo tanto, se puede hacer una representación diplomática para que exprese la protesta de los bolivianos sobre el no reconocimiento del origen de las danzas.

Asimismo, otra acción necesaria para defender el origen y la identidad de las danzas del folklore boliviano, es dar a conocer en todo el mundo el Carnaval de Oruro, llevando por todos los rincones las danzas, identificándolas como bolivianas, junto al reconocimiento que hizo la Unesco, para que todos sepan lo que Perú intenta al copiar el folklore boliviano señalando que es propio de Puno.

Ahora, las fraternidades puneñas pueden llamar a sus bailes con nombres como la Diablada de Puno, la Morenada Puneña, Fraternidad Caporales del Perú, y así sucesivamente, porque sus coreografías son diferentes, pues claramente hay variaciones en la vestimenta, los pasos y la música que no coinciden con los de Bolivia, por ejemplo, bailan la morenada saltando como caporales mientras dicen que se trata de una diablada.

Lo que sí es un hecho es que hay que identificar bien las danzas bolivianas y darlas a conocer alrededor de todo el planeta y en todos los rincones para que la gente no pueda olvidar e ignorar lo que es de Bolivia, y sabrán reconocer cuál de las dos es la manifestación verdadera, de esa forma, no importará quién ni en qué parte del mundo se baila el folklore boliviano.

Para tus amigos: