Loading...
Invitado


Martes 14 de septiembre de 2021

Portada Principal


Martes 14 de septiembre de 2021
ver hoy
Covid-19 “da un respiro” a Oruro con tres nuevos casos
Pág 2 
Con 837 recuperados
Bolivia tiene 29.773 casos de Covid-19 que continúan activos
Pág 2 
Se conocerá el jueves
Quintos y sextos podrían volver a las aulas en la ciudad de Oruro
Pág 3 
Hoy marcharán
Padres piden bono económico en vez de desayuno escolar
Pág 3 
Desde el 16 de agosto volvieron a las aulas
La vacuna es requisito en institutos para pasar clases semipresenciales
Pág 3 
En Camargo
Incendio y explosión dejan a 12 personas heridas en el campamento del Sedcam
Pág 4 
En la zona Central
Fuerte viento provoca corte del suministro eléctrico
Pág 4 
Gobernación reúne requisitos para delimitación con Potosí
Pág 4 
Se declararon en emergencia
Pobladores de Saucarí piden ayuda por falta de agua
Pág 5 
Con palas y azadones
Comunarios de Saucarí reencausan el río Desaguadero
Pág 5 
Emergencia en el Poopó
Pág 6 
PAREMIOLOCOGI@
Y... ¿NO SERÁ USTED LIBERAL?...
Pág 6 
Picadas
Pág 6 
Con un proyecto de ley
Proponen referendo para contratación de empresas que exploten litio
Pág 7 
Autoridades de Soracachi piden creación de subsedes de la UTO
Pág 7 
Ref. SOLICITUD DE APROBACIÓN DE PLANIMETRÍA MEDIANTE DECRETO MUNICIPAL 175 72020
Pág 7 
Fico s Show Rápidos y Chistosos
Pág 7 
Hoy es su efeméride departamental
La Ciudad Jardín de Bolivia celebra 211 años de libertad
Pág 8 
En el municipio de Oruro
Bibliotecas no abren sus puertas por falta de atención de “Culturas”
Pág 8 
Editorial y opiniones

Emergencia en el Poopó

14 sep 2021

Cualquiera que sea la solución que se dé a esta emergencia, es importante pensar en una forma de generar más humedad, para luego atraparla y convertirla en agua, es decir, que se convierta en un ciclo, de manera que el lago no vuelva a secarse, superando así la emergencia que enfrentan ahora los pobladores que viven de las aguas del Poopó

Nuevamente un gran desastre ambiental puso en emergencia a los pobladores del área circundante al lago Poopó, se trata de la sequía que llegó al humedal perteneciente a la cuenca cerrada del Altiplano boliviano.

La pasada semana, una comisión ministerial y de gobernadores, recorrió el río Desaguadero para detectar el porqué de la falta de agua en el lago, y se llegó a la conclusión de que al menos un 40 por ciento del líquido elemental se desvía para el riego y la actividad minera.

Según las autoridades que hicieron el recorrido por el curso del Desaguadero, el agua es necesaria para el riego, sin embargo, está mal utilizada porque se hace abuso de los recursos hídricos, provocando que se convierta en uno de los factores para la sequía del lago Poopó.

Los uru muratos, quienes vivían de la pesca y la caza de animales del lago, hasta el momento no logran reactivar su economía debido a la sequía, por lo que solicitaron ayuda de la población y de las autoridades, además que pidieron que la gente visite el museo de aves que poseen, para de alguna manera mejorar su penosa situación.

El año pasado, durante la cuarentena obligada por la presencia del coronavirus, el lago se llenó de nuevo con el líquido elemento y se pobló de peces, no obstante, pasó la cuarentena y la ciudadanía volvió a sus prácticas nocivas para el medio ambiente, lo que contribuyó a que la sequía llegara de nuevo al humedal.

Las autoridades gubernamentales y departamentales ya hablan de conseguir financiamiento externo para enfrentar la emergencia del lago, sin embargo, se debe planificar bien las acciones a asumir para dar solución a crisis del humedal, para que no se pierda nuevamente en otras actividades que no tienen nada que ver con la emergencia, como pasó con los recursos del programa Cuenca Poopó.

Desde esta columna y a partir de este medio de información, se propuso ideas para evitar que el lago vuelva a secarse, aprovechando la escasa humedad que aún existía en el lugar, pero a la fecha no fueron tomadas en cuenta. De todas maneras, lo que se debe hacer es mirar las historias de éxito en situaciones similares en que se ganó la batalla a la sequía.

Según investigaciones científicas, los árboles atraen lluvias, por lo que una de las ideas es que se planten y se cuide, regando, aunque de manera artificial, árboles que puedan crear un microclima más húmedo, de manera que las precipitaciones pluviales llenen el lago.

Los componentes de la comisión que fue a inspeccionar el río Desaguadero, ofrecieron como solución el control de los desvíos del agua para el riego, para que durante la temporada de lluvias se deje fluir el agua para llenar el lago y en temporada seca que se use el líquido para regar los sembradíos.

Cualquiera que sea la solución que se dé a esta emergencia, es importante pensar en una forma de generar más humedad, para luego atraparla y convertirla en agua, es decir, que se convierta en un ciclo, de manera que el lago no vuelva a secarse, superando así la emergencia que enfrentan ahora los pobladores que viven de las aguas del Poopó.

Para tus amigos: