Loading...
Invitado


Miercoles 23 de junio de 2021

Portada Principal


Miercoles 23 de junio de 2021
ver hoy
Oruro: Nuevos recuperados por Covid-19 superan casos positivos
Pág 2 
Covid-19
Bolivia se aproxima a los 425 mil contagios
Pág 2 
En Corque
COEM prohíbe las festividades
Pág 3 
En el inicio de la inmunización
Se prevé llegar a vacunar a 300 personas con discapacidad
Pág 3 
Estudiantes de ocho municipios reciben insumos de bioseguridad
Pág 3 
En la zona exMetabol de Oruro
Sin luz ni semáforos, un panorama “de años”
Pág 4 
No hay regulación urbana adecuada en Oruro
Pág 4 
Instalación de casetas enfrenta a vecinos y adjudicatarios
Pág 4 
Por un proyecto de ley
Policía rechaza intromisión política
Pág 5 
NUEVO PROFESIONAL
Pág 5 
BODAS DE ORO
Pág 5 
Aviso Aduana Nacional
Pág 5 
Editorial
Medias verdades y contradicciones
Pág 6 
GRAN ESTIRPE ORUREÑA
Pág 6 
ARTÍCULO EDUCATIVO
LA EDUCACIÓN EN TIEMPOS DE LA PANDEMIA
Pág 6 
Picadas
Pág 6 
Microcuentos contra el racismo
“Yo, Julio Tarqui” y “Aprender a hablar” ganan concurso literario
Pág 7 
Ponen en marcha el plan “Tradición sin contaminación”
Pág 7 
Aviso de Remate - Banco Bisa
Pág 7 
“Mamitay” logra el tercer puesto a nivel nacional
Pág 8 
Editorial y opiniones

Editorial

Medias verdades y contradicciones

23 jun 2021

La prioridad de la sociedad civil es acabar con la pandemia y no probar si hubo o no golpe de Estado en 2019, ya que para quienes apoyan al MAS es evidente que lo hubo, para los que pedían la renuncia del exmandatario lo que hubo fue un fraude electoral y un vacío de poder, con la consiguiente sucesión constitucional; ahora, que el Gobierno de Áñez fue corrupto o hizo una buena gestión ya es otro cuento

Mientras miles de bolivianos están lidiando contra la pandemia del coronavirus, las autoridades tratan de sustentar sus medias verdades o falsedades, que se hacen evidentes al surgir contradicciones en las declaraciones que hacen por diferentes medios, quizás por eso mismo Carlos Mesa se abstuvo de hablar porque la memoria es frágil pero no al punto de negar hechos que tuvo millones de testigos.

Mientras el Ministerio de Justicia lucha por sustentar la versión de que en 2019 hubo un golpe de Estado, las autoridades de entonces, pertenecientes al partido oficialista, Movimiento Al Socialismo, MAS, se contradicen señalando por una parte que hubo un vacío de poder, y por otra que niega tal situación.

La ex primera vicepresidente de Diputados, primero negó que hubiera renunciado, luego afirmó que lo hizo recién el 14 de noviembre, pero los medios de comunicación informaron que ella lo había hecho el 10 de ese mes. También renunció el presidente de Diputados y la presidente de Senadores, y al ver que dejaron un vacío de poder, del cual ahora se culpa a Mesa y a Fernando Camacho, se arrepintió y quiso retomar funciones, pero se lo impidieron los mismos ciudadanos que estaban enojados por la sospecha de un fraude electoral que luego se confirmó con pruebas que la justicia actual se niega a aceptar.

La expresidente de Senadores culpó del “vacío de poder” a Mesa y Camacho, pero la ex primera vicepresidente de Diputados afirmó que no hubo ese vacío.

Un informe de la Comisión Episcopal de Bolivia cuya copia fue remitida al sumo Pontífice, Francisco, demuestra que sí hubo un vacío de poder en 2019 y que el país se hallaba en peligro por la violencia desatada luego de la denuncia de fraude en las elecciones presidenciales de ese año, también aceptaron esa figura en el Parlamento Europeo. No obstante, desde el partido azul, se enviará un reclamo al Papa Francisco por dicho informe.

No se puede tapar el sol con un dedo y para sustentar una mentira hacen falta siete mentiras más, por lo que la justicia debe obrar en base a pruebas fehacientes y no tratar de justificar lo injustificable, pues el mismo exmandatario Evo Morales lo dijo en un video, el MAS debía proteger al Gobierno transitorio para que garantizara las elecciones de 2020, lo que fue interpretado por los abogados de la defensa de la expresidente Jeanine Áñez, como un aval a la legitimidad de su mandato.

Como se afirmó al comenzar la presente nota, la prioridad de la sociedad civil es acabar con la pandemia y no probar si hubo o no golpe de Estado en 2019, ya que para quienes apoyan al MAS es evidente que lo hubo, para los que pedían la renuncia del exmandatario lo que hubo fue un fraude electoral y un vacío de poder, con la consiguiente sucesión constitucional; ahora, que el Gobierno de Áñez fue corrupto o hizo una buena gestión ya es otro cuento

Para tus amigos: