Loading...
Invitado


Viernes 11 de junio de 2021

Portada Principal


Perspectiva Minera

Exportaremos zinc-neto y dejaremos de obsequiar los minerales adheridos

11 jun 2021

Fuente: Medios, Agencias, PM.

*Se espera aprobación de la inversión de 700 millones de dólares para poner en marcha las fundiciones de Oruro y Potosí desde el año 2024. *En ese tráfago de implementar las dos fundiciones, la primera debía ser instalada en los predios de la Empresa Metalúrgica de Vinto en Oruro.

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

El ministro de minería y metalurgia en actual desempeño del cargo, ocupaba tiempo atrás la gerencia general de la Empresa Metalúrgica de Vinto y en tal circunstancia fue el encargado de anticipar la “buena nueva” de entonces, que aseguraba la implementación de la primera fundición de zinc, en Oruro. De tal anuncio no se pasó a la práctica y actualmente aunque en el cargo de ministro del ramo, Ramiro Villavicencio asegura que “el Gobierno pretende implementar las dos plantas” una vez que se consolide la inversión que con alguna variante de la primera oferta ahora provendrá del gobierno chino, con el que ya se habrían adelantado gestiones para obtener los 700 millones de dólares.

El ministro apuntó que se instalarán “las plantas”, en los distritos de Oruro y Potosí, dónde precisamente operan minas productoras de zinc, además se deja entrever que con cierta ventaja de estratégica ubicación se impulsará el montaje de la fundición en Oruro, para lo que seguramente se dispondrá de cierto asesoramiento, reservado ya…desde el anuncio oficial de tiempo atrás y que sólo estaría pendiente de concretar su financiamiento.

Lo pasado será olvidado, en función del financiamiento, pues aparejado al anuncio de instalar las fundiciones el gobierno de entonces aseguraba tener 500 millones de $us, sin ninguna referencia en ese tiempo de la posibilidad de tener un préstamo chino. Sea como fuera, ahora hay que esperar que se muevan todos los resortes administrativos para viabilizar ese apoyo financiero de la China, que tendrá más puertas abiertas para incursionar en otro de los grandes proyectos estratégicos para concretar el central, el más importante que está relacionado con el desarrollo de nuestro país.

Principal objetivo

La autoridad ministerial, al referirse a los proyectos, apunta al principal objetivo que tendrán las dos plantas de fundición y refinación, que será “evitar la fuga de otros minerales que están adheridos al zinc y que son exportados sin ningún beneficio extra para el Estado, aunque los compradores saben que fuera del zinc, aprovechan partes de estaño, plata, antimonio, que son considerados minerales industriales, pero aparte el zinc boliviano también contiene partes de indio, galio, germanio (metales de gran demanda en mercados internacionales pero sobre todo en la industria electrónica y digital), material extra que no tiene ningún reconocimiento añadido al específico precio del cobre. Esos elementos entregados como zinc, son un regalo para los compradores que saben muy bien del valor agregado y la recuperación económica que obtienen al separarlos del zinc que compran en Bolivia.

Esa situación cambiará en adelante (desde el 2024) cuando se prevé que ya funcione por lo menos una, mejor si fueran las dos fundidoras de zinc , cuya instalación deberá comenzar a la brevedad posible según se anticipa.

Consiguientemente, el objetivo del importante proyecto metalúrgico al instalar las fundiciones de zinc y sus respectivas refinadoras, constituye la motivación central de mejorar el comercio del zinc, exportar los derivados por cuenta separada y recuperar un importante ingreso que el país sigue perdiendo mientras estemos obligados a exportar zinc en las actuales condiciones.

Técnicos nacionales y el asesoramiento de expertos permitirá la instalación de la metalurgia del zinc pasando por los procesos de refinación, extracción solvente, hidrometalurgia y electrometalurgia, aspectos que se consideran de aplicación elemental en los futuros procesos industriales, una vez que han sido probados a nivel internacional.

Baja producción

Uno de los aspectos que preocupa en las actuales circunstancias es la baja producción de zinc registrada, aún tratándose de un factor vigente a nivel internacional en el orden de la minería, en el caso nuestro, su repercusión tiene cifras que se espera cambiarlas más adelante. Mientras tanto el registro más cercano sobre la producción de zinc, marca el primer bimestre del año en curso con un total (febrero) de 67.646 toneladas métricas, que fueron comercializadas. Se recuerda que la producción de zinc del año 2019 fue de 528.098.03 toneladas métricas; el año pasado la cifra bajó a 359.694.70 TM, cuando ya el Covid-19 comenzó a causar estragos en las economías mundiales. Se espera que algunos planes de contingencia en la minería nacional, permitan superar los índices productivos no sólo del zinc, sino de la minería en su conjunto.

Fuente: Medios, Agencias, PM.
Para tus amigos: