Loading...
Invitado


Viernes 07 de mayo de 2021

Portada Principal


Perspectiva Minera

ENFOQUE

¿Política minera?

07 may 2021

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

La gran interrogante… ¿Tenemos o no una política minera?. La respuesta es obvia, no tenemos política minera. Nadie recuerda sí hubo una o sencillamente no existió ninguna. La prueba es sencilla, dicen los expertos, no hay ningún proyecto conocido que se hubiera implementado para encarar el desarrollo del sector minero nacional, ni siquiera en situaciones extremas cuando este importante sector estratégico del desarrollo, requirió de un impulso financiero que lo coloque en condiciones de alta productividad.

El manejo de nuestros recursos naturales estratégicos, minería y metalurgia, por un lado y los hidrocarburos, petróleo (gas) por el otro, responden a una serie de condiciones más coyunturales y propiciadas por efectos políticos, que a una política delineada y definida en función del desarrollo nacional y por lo mismo bajo alternativas que comprometan responsabilidad gubernamental para priorizar su equilibrada explotación y su racional disposición para el consumo interno y un excedente de alto nivel para la exportación.

En el sector minero, estamos exportando concentrados mineralizados con alto contenido de variados elementos que son separados por los compradores para aumentar su calidad y precio, una tarea que deberíamos realizar en el país, para vender minerales de alta ley a buenos precios. Sólo el estaño comprado y fundido por la metalúrgica de Vinto, es el metal que exportamos con valor agregado y cuyo volumen de ventas a tenido que disminuir en el tiempo actual debido a los problemas financieros de la Fundición y la complicación que afecta a los distritos mineros proveedores de los concentrados de estaño.

El sistema minero metalúrgico nacional, comprometido por razones de estrategia productiva y comercial se complica severamente con problemas que surjan en alguna de las partes, como lo que ocurre actualmente y que no puede solucionarse simplemente con buena voluntad. Se requiere un fuerte sostén financiero y un plan de salvataje y recuperación.

Esos elementos tendrían que ser parte importante de una política minera que necesariamente consigne las situaciones emergentes de variantes externas, en materia de precios, pero también las soluciones a problemas internos que son parte de procesos de producción y comercialización de concentrados y de metales con valor agregado. Si no hay una adecuada política minera, las empresas del sector están a la deriva, con graves perjuicios y riesgos mayores, si no se adoptan medidas de emergencia, empezando por establecer una política transitoria que contenga y solucione los males vigentes. Es lo mínimo exigible, en tanto se elabore una política minera nacional.

Para tus amigos: