Loading...
Invitado


Martes 04 de mayo de 2021

Portada Principal


Martes 04 de mayo de 2021
ver hoy
Oruro suma 29 casos positivos de Covid-19
Pág 2 
Bolivia roza los 1.500 casos nuevos de Covid-19
Pág 2 
CNS prevé vacunar en esta jornada a 500 adultos mayores contra el Covid-19
Pág 3 
Campaña masiva de pruebas antígeno nasal continúa en 11 centros de salud
Pág 3 
Aviso de Remate - Crecer IFD
Pág 3 
Asambleísta Román Brito manifestó disconformidad con directiva de la ALDO
Pág 4 
COD se resigna al 2% de incremento salarial
Pág 4 
Rector de la UTO pide que se tome en cuenta dos patentes para ayudar a industrializar litio
Pág 4 
Salud y reactivación económica: empezó el reto del gobernador Johnny Vedia
Pág 4 
Edson Oczachoque: “nos vamos con la satisfacción de haber cumplido”
Pág 5 
El cooperativista minero Edwin Fuentes fue elegido como presidente de la ALDO
Pág 5 
Editorial
Ahora a trabajar
Pág 6 
Génesis de la violencia de género
Pág 6 
Picadas
Pág 6 
Después de un año de exposición
Enrique Suaznábar Ochoa guarda sus fotografías y cámaras
Pág 7 
Alistan Taller de Escritura para que niños y adolescentes desarrollen su creatividad
Pág 7 
Aviso de Remate - BNB
Pág 7 
Adhemar compromete un gobierno vecinal para todos
Pág 8 
Aviso de Remate - BNB
Pág 8 
Editorial y opiniones

Génesis de la violencia de género

04 may 2021

Por: Raúl Pino-Ichazo Terrazas (*)

La mujer es el ser más importante de la creación. Con esta incontrastable sentencia inicio este artículo porque, pese a ello, la violencia de género continúa y es universal debido a que el machismo perpetúa la cultura de ese comportamiento. Lo más negativo para las sociedades es la preservación de estereotipos de género que deberían extinguirse por el simple nacimiento de un ser humano, sin importar el sexo, entonces, la cultura de la igualdad de género sería inherente a la persona, así como su cuerpo es al alma.

Los valores machistas no declarados pero que se manifiestan en incesantes actitudes deplorables para la condición humana continúan y, en ascenso; los uxoricidios (muerte de la mujer en la unión conyugal) los feminicidios), la violencia contra la mujer y las niñas y la violación a sus derechos humanos, sobre cuya génesis u origen descansa la cultura de los pueblos y la reticencia a superar los dogmas de prevalencia del machismo, apoyados en los anacrónicos roles de género que siguen perpetuando las diferencias manifestadas en la desigualdad práctica entre ambos sexos y las relaciones de poder, o mejor, sumisión de ellas a ellos.

Igualmente es execrable la consideración que el hombre sea una constante amenaza a la mujer; que el hombre considere que su propio cuerpo sea suyo, y el de las mujeres también, ¡que extremo de pensar primitivo!, también es degradante para nuestra especie que el cuerpo de las mujeres, según diferentes culturas, puede ser dominio público, como exhibición constante, mejor, una cosa útil sexual o tapada herméticamente, cual fantasma maligno (musulmana).

Si la mujer decide sobre su cuerpo, otra aberración, es porque en este nivel de cultura el hombre así lo quiere y, en esta constante desazón que vivimos en lo tocante a la anhelada igualdad de la mujer, persiste la cultura erótica neoliberal pues la mujer parece ser un objeto de placer de los hombres a la que pueden agredir, comprar, intercambiar y violar hasta matarla. Debemos interiorizarnos en esta barbarie que, en esta misma cultura erótica, muchos hombres se van de parranda divirtiéndose violando a las mujeres, para aquellos es una noche o un día más y las mujeres quedan traumatizadas y marcadas para toda la vida, ¡comprendamos este alcance desgarrador!, además que esta pesadilla humana arriba a su paroxismo cuando en ciertas culturas las mujeres deben demostrar su virginidad para ser dignas de un hombre, sin exigirle lo mismo al hombre.

La imparable violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas en formación, son para la inercia e insensibilidad de los legisladores y autoridades, casos rutinarios, no razonando que esa actitud está desestructurando a la sociedad y cuyas consecuencias pueden ingresar a su propio núcleo familiar.

Todas las mujeres tienen el derecho a pasear o transitar solas en cualquier país o lugar, sin la amenaza de agresión o violación por ningún hombre; vestirse como ellas vean conveniente, sin ser consideradas un objeto público, ni como un fantasma envuelto en una sábana; destacar sus cualidades, disfrutar de su sexualidad en total libertad, sin exigirle demostrar y justificar su goce o vida sexual pasada, a desarrollar sus capacidades sin que la falta de recursos económicos ni las imposiciones culturales o religiosas las obliguen a hacer algo que atente contra sus derechos.

En definitiva, y esto dolerá a los hombres insensibles y machistas que no corrigen su actitud ni forma de pensar: la mujer tiene derecho a hacer su vida sin que la relación con un hombre sea lo más importante de su vida y de su mundo, pues primero está su realización personal e independencia.

(*) Es abogado Corporativo, posgrados en Arbitraje y Conciliación, Filosofía y Ciencia Política (Maestría - CIDES - UMSA), Interculturalidad y Educación Superior, Docencia en Educación Superior, Derecho Aeronáutico; autor del libro “La Mujer”, edit. CIMA, 1ra, edición y Sagacom 2da edición

Para tus amigos: