Loading...
Invitado


Sábado 13 de marzo de 2021

Portada Principal


Revista Tu Espacio

COACHING

Dando es como se recibe

13 mar 2021

Por: Ximena Miralles Iporre – Exclusivo para Tu espacio

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

En parte de la oración de San Francisco de Asís se puede leer “¡Oh divino maestro!; Que no me empeñe tanto en ser consolado, como en consolar; En ser comprendido, como en comprender; En ser amado como en amar; Pues dando es como se recibe, perdonando se es perdonado; y muriendo se resucita a la vida eterna”.

Esta oración encierra mucha sabiduría y nos enseña el valor que tiene el dar. Muchas veces pensamos que si damos y damos, un día nos vaciaremos y no tendremos nada más para donar. Eso pasa porque estamos pensando únicamente en el plano material, pero se nos olvida, o simplemente no lo sabemos, que somos espíritus y habitamos en un cuerpo, y no al revés.

Con esto te quiero decir que debemos darle más importancia a lo espiritual, a nuestro yo verdadero que a lo material y a lo externo, y cuando se trata del plano espiritual mientras más damos más nos llenamos, más obtenemos.

Aunque está en el plano físico, hay un ejemplo que puede ilustrar perfectamente esta afirmación. Cuando una madre le da el pecho al niño, mientras más succiona el bebé más leche se produce, pero si el pequeño no toma su leche no estimula las glándulas mamarias, por lo que la leche llega a secarse. En el plano espiritual pasa lo mismo, mientras más amor damos, más nos llenamos de lo mismo, por eso es importante poner énfasis en lo que damos y no tanto en lo que recibimos, porque recibiremos en la medida de lo que brindamos.

¿Cómo podemos hacer, entonces, para recibir todo lo bueno? A continuación, algunos tips que pueden ayudarnos a mejorar nuestra vida y alcanzar la plenitud.

1. Dar gracias. Cuando donamos algo a otras personas, debemos dar gracias por estar en el lado de quien tiene la posibilidad de ayudar a otros y no del lado contrario, es decir de quien recibe, porque quien recibe es una persona menos favorecida y por eso necesita la ayuda.

2. Todo vuelve multiplicado. Es ley del universo que todo lo que damos se nos devuelve multiplicado, por lo que mientras más cosas buenas damos, así no sean materiales, más recibimos. Decimos que no siempre se trata de cosas materiales, por ejemplo, podemos donar nuestro tiempo, tanto la persona que recibe aquello tan valioso que estamos brindando, saldremos más beneficiados porque estamos creando momentos que luego quedarán en la mente para alegrar nuestras vidas.

3. Dar tiempo. Cuando damos tiempo, más cuando se trata de personas a las que amamos, debemos olvidarnos del reloj, porque cuando estamos pendientes de la hora y nos impacientamos, no estamos siendo sinceros, sólo es una pose el decir que estamos dando nuestro tiempo. Debemos hacer que la persona a la que le damos tiempo se sienta cómoda y feliz en nuestra compañía.

4. Que no lo sepa tu mano derecha. Jesús enseñó con esta frase a dar sin gritarlo a los cuatro vientos, quiere decir que cuando damos no debemos hacer de ello publicidad, porque sería hipocresía hacerlo, la verdadera caridad se trata de dar sin decírselo a nadie, a veces ni siquiera a quien estamos ayudando.

5. Nos abrimos a lo nuevo. Cuando tenemos algo que no usamos por mucho tiempo, significa que ya no lo necesitamos, pero puede haber otra persona que sí pueda aprovecharlo, por eso es importante vender o regalar lo que no estamos usando hace meses, abrimos el espacio para que adquirir cosas nuevas que sí nos van a servir y de paso le hacemos un bien a quien necesita lo que nosotros estamos desechando.

Cuando damos, nos llenamos de satisfacción y eso nos ayuda a ser más felices, haz la prueba, será una grata experiencia que no podrás olvidar. Y también es importante saber recibir, con amor y gratitud.

Para tus amigos: