Loading...
Invitado


Viernes 15 de enero de 2021

Portada Principal


Perspectiva Minera

Metalúrgica de Vinto celebró medio siglo de vigencia con herida abierta

15 ene 2021

Fuente: Agencias. PM.

¿Fotos en alta resolución?, cámbiate a Premium...

La Empresa Nacional de Fundiciones (ENAF) en su sigla original, identifica en sus lingotes que produce a la primera metalúrgica estatal que comenzó sus operaciones un 9 de enero del año 1971, bajo la gestión de su impulsor el Presidente de entonces, Alfredo Ovando Candía.

La empresa fue creada bajo el Decreto Supremo 07695 de 15 de julio de 1966 como Empresa Nacional de Fundiciones (ENAF), pero los historiadores recuerdan que fue en enero de 1977 cuando la flamante empresa comenzó su ciclo productivo. En la presente ocasión se conmemoran 50 años de trabajo constante al servicio del país, convirtiendo en metálico los concentrados de estaño de nuestras minas.

El problema de la pandemia, alteró la programación de aniversario, pero se reconoce que durante medio siglo la Enaf, sirve al país exportando su producto de alta calidad (99,99%) y generando un rubro especial de divisas que aprovecha directamente el Estado. Hay un tema pendiente, en la definición del destino de parte de las utilidades que genera la fundición, y es que tratándose de una empresa estrictamente orureña, desde su creación, todo su proceso productivo y la generación de fuentes de empleo, sus regalías no le sirven a la región, pues se utilizan en la Sede de Gobierno, dónde sólo se comercializa el producto.

Millonaria deuda

Aunque no era prudente reflejar la verdadera preocupación de los ejecutivos de la empresa y de los invitados al acto, en mayoría dirigentes mineros y metalurgistas, lo evidente es que también se habló de “oído a oído”, de unos 50 millones de dólares como deuda de la fundición con las empresas mineras proveedoras y otras obligaciones emergentes de un proceso que se prolonga sin visos inmediatos de solución. La suma es alta, su circulación facilitaría algunas soluciones en los distritos mineros y en la misma fundición. La provisión de tales recursos debe manejarse como parte de una estrategia financiera que sea provista por inversionistas afines a la actividad metalúrgica y que estén interesados en impulsar el mayor crecimiento de nuestra fundición.

Por lo que se conoce, aunque con una serie de reservas, es muy difícil que el Estado pueda cubrir la deuda, teniendo a mano otras obligaciones de orden prioritario para sostener el movimiento del país. La deuda que se generó en la Fundición de Vinto, no puede mantenerse por más tiempo, hay necesidad de canalizar recursos que alivien la crisis de las empresas mineras y la propia fundición, que mueven importantes recursos para el Erario Nacional y para cubrir contingentes laborales, dependientes de los salarios, que cada empresa genera para subsistir, pero que en este caso se utilizaron “políticamente”, como lo denunciaron dirigentes del sector minero metalúrgico.

Compromiso solidario

En la celebración de los 50 años de vida de la Fundición, el ejecutivo de la empresa señaló que “los tiempos negativos están pasando y si bien los compromisos económicos aún existen, estos serán atendidos en base a la unidad que debe existir y nunca debió quebrantarse entre empresas que pertenecen a la misma cadena productiva”. Una razonable apreciación que lamentablemente se rompió en alguna instancia aún no explicada.

Es evidente que el asunto debe enfocarse tomando en cuenta el compromiso solidario entre empresas, pero extremando instancias que hagan posible acceder a recursos financieros para evitar la alteración productiva en las minas y en la propia fundición, ese es el problema que debe ser encarado y resuelto por el Supremo Gobierno, en la instancia presente.

Ha quedado como un aspecto de especial tratamiento, la instalación de la fundición de zinc, en predios de la metalúrgica orureña, una promesa incumplida del anterior gobierno y que además, según el anuncio oficial contaba con un soporte mayor a los 300 mil dólares para su implementación.

Otros productos

A propósito de la actividad que cumple Vinto, se entiende que la fundición orureña obtiene otros productos en su proceso metalúrgico, es el caso de sub productos como oro, peltre, plomo y bismuto metálico, todo de alta pureza que tras su comercialización, generan recursos económicos adicionales, que dicho sea de paso, también se quedan en La Paz.

Lo interesante del tema, es que la empresa aplica su propia tecnología como producto de un plan de investigación y desarrollo para recuperar otros minerales de alta pureza que tienen mercado internacional y que podrían multiplicarse, si se aseguran las condiciones financieras que requieren las nuevas iniciativas.

A propósito del tema, rescatamos una declaración del gerente de la Fundición en la gestión del año 2017, Ramiro Villavicencio, cuando anunció oficialmente que la Enaf, recuperó oro, cerca a 22 kilos del metal precioso se encontraban en bóvedas de la empresa y su valor oscilaba al millón de dólares y constituía un respaldo financiero para la economía de la empresa y salvar contingencias de la misma. La pregunta del momento, cuando hay una crisis vigente y compleja, ¿alguien sabe del paradero de esa reserva estratégica de oro en la empresa?. Se trata de subproductos que se supone se obtienen regularmente. Sin embargo, la deuda a Huanuni y Colquiri asciende a varios millones de $us.

Hay necesidad de conocer una serie de detalles sobre el funcionamiento de la metalúrgica orureña, el origen (real) de la millonaria deuda, sabiendo que de manera regular se ha exportado el metálico de Enaf y se ha cobrado por tal operación, lo que hace presumir, una corriente circulación económica en las cuentas de la fundición.

Es importante añadir el dato de autoridades de Comibol, cuando en julio del pasado año, revelaron que la metalúrgica requiere de 18 millones de $us para cumplir una operación mensual de fundición de concentrados, un monto liquido que debe moverse en caja de Vinto, se explicó. Por su parte las empresas mineras necesitan otras sumas mayores para mantener su producción, por lo que el problema, tiene necesidades ineludibles que deben ser resueltas en tiempo mínimo para evitar un colapso del sector. Medios.

Fuente: Agencias. PM.
Para tus amigos: