Loading...
Invitado



Domingo 22 de noviembre de 2020

Portada Principal
Domingo 22 de noviembre de 2020
ver hoy
Artista orureña Jackeline Torrez dedica plegaria a Santa Cecilia en su día
Pág 2 
Los músicos celebran su día con un mensaje de unidad
Pág 2 
Nuevo Profesional
Pág 2 
Convocatoria
Pág 2 
Bernardino Mamani asume las riendas de los trabajadores mineros de Bolívar
Pág 3 
Banco Fortaleza
Pág 3 
Construcción requiere acercamiento con el Gobierno para reactivar su sector
Pág 4 
Banco FIE
Pág 4 
Empresa Comercial
Pág 4 
Covid-19
En el municipio de Oruro diariamente se realizan al menos 30 pruebas PCR
Pág 5 
“Ciencias Agrarias” de la UTO apunta a la agroindustria de quinua y carne de llama
Pág 5 
BBVA PREVISIÓN AFP
Pág 5 
EDITORIAL
Estamos bajando la guardia
Pág 6 
Recuerdos del presente
Gobierno vigilado
Pág 6 
Conmovedora advertencia
Pág 6 
PICADAS
Pág 6 
Preocupación en Soracachi por sequía y heladas que afectan sembradíos
Pág 7 
Expoteco Emprendedor 2020 se inaugura con el reto de reactivar la economía en Oruro
Pág 8 
WBG con grandes ofertas en productos para el hogar
Pág 8 
“La Finca”, ofrece vino azul, violeta y verde
Pág 8 
DETRÁS DE UNA ROPA IMPECABLE ESTÁ UN GRAN DETERGENTE
Pág 8 
Editorial y opiniones

EDITORIAL

Estamos bajando la guardia

22 nov 2020

Si bien existen muchas personas recuperadas, más que fallecidas, aún el virus se mantiene activo en nuestra sociedad, el peligro aún no ha pasado y puede existir un rebrote, entonces no debemos bajar la guardia por ningún motivo, aún es importante el uso del barbijo y desinfectarse siempre que sea necesario, además de mantener lo más posible el distanciamiento social

Se nota cierta dejadez entre las personas de Bolivia, más aún de Oruro, que al parecer olvidaron la peligrosidad de la enfermedad conocida como coronavirus, pues hemos comenzado a bajar la guardia, y esto se nota en el transporte público y entre las personas que andan por las calles, pues más de uno ha percibido que se están dejando de utilizar los barbijos, esenciales para evitar el contagio del virus.

Cuando nos encontrábamos en cuarentena muchas personas estaban desesperadas por salir a trabajar y en cuanto se flexibilizaron las medidas de confinamiento, choferes que sirven en el transporte público prepararon sus carros con los cuidados de bioseguridad aconsejados por las autoridades de salud, pusieron plásticos en sus vehículos para separar al conductor de los pasajeros.

Recordemos algunas de las medidas aconsejadas para volver a la circulación y a brindar el servicio de transporte público. Se debía desinfectar las manos al ingresar, cancelar con monedas previamente desinfectadas con alcohol, ingresar con barbijo y mantener un metro de distancia entre pasajeros.

Una vez que se autorizó a funcionar con el cien por ciento de su capacidad, los choferes volvieron a las viejas prácticas de llenar el vehículo inclusive más allá de su capacidad, se olvidó por completo el distanciamiento social y muchas personas ingresan en los vehículos sin su respectivo cubrebocas, el alcohol en gel para las manos pasó a la historia y ya no se limpian los pies ni se desinfectan las monedas.

Otro tanto ocurre con el público que anda por las calles, no necesariamente en el transporte público, sino a pie, pues muchas personas olvidan colocarse el cubrebocas y los trajes de bioseguridad pasaron de moda. Es posible que el traje de bioseguridad no sea tan necesario, los expertos en salud anunciaron que inclusive su uso era peligroso y aseguraron que al quitarse los mismos podía producirse la infección con el virus del Covid-19, pero el barbijo sí es esencial y además hay que saber utilizarlo.

En algunos países de Europa y de otros continentes, donde se bajó la guardia y se autorizó el funcionamiento de negocios, es decir, se retornó prácticamente a la normalidad, hubo un rebrote del virus y puso en apuros a los médicos, ya que nuevamente los hospitales y centros de salud se vieron colapsados por el número de casos de enfermos con Covid-19 que tienen que atender.

En Bolivia hubo un solo caso de una persona que volvió a contagiarse con el virus y falleció, pero eso no quiere decir que estamos libres de la enfermedad y que el peligro ha pasado, no debemos bajar la guardia porque se prevé que exista también un rebrote que podría poner en apuros a los ciudadanos y colapsar el sistema de salud, que si bien tuvo algunos avances ante la emergencia que vivimos este 2020, pero aún presenta muchas falencias.

Si bien existen muchas personas recuperadas, más que fallecidas, aún el virus se mantiene activo en nuestra sociedad, el peligro aún no ha pasado y puede existir un rebrote, entonces no debemos bajar la guardia por ningún motivo, aún es importante el uso del barbijo y desinfectarse siempre que sea necesario, además de mantener lo más posible el distanciamiento social.

Para tus amigos: